Siluro / Dieter Florian (tauchshop-florian.de) https://bit.ly/3a4FwB1
Siluro / Dieter Florian (tauchshop-florian.de) https://bit.ly/3a4FwB1

Un ejemplar de siluro de casi 100 kilos y dos metros de longitud ha despertado de nuevo la alerta por la invasión de esta especie en la cuenca del Guadalquivir. El animal, pescado en aguas cercanas a la presa de Alcalá del Río, está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras desde 2013. 

Esta reciente alerta por la invasión del siluro en la cuenca del Guadalquivir ha surgido a raíz de una información difundida por Ecologistas en Acción Andalucía. La entidad ecologista asegura haber recibido noticia «de la captura de un ejemplar de siluro de casi dos metros y cerca de 100 kilos de peso».

Origen del problema

La presencia de siluros fue detectada por primera vez en el Guadalquivir entre 2010 y 2011, en el embalse cordobés de Iznájar. Durante los últimos años se han llevado a cabo algunos planes de actuación para vigilar y tratar de contener la evolución de esta especie. Esta tarea resulta realmente compleja, como se ha podido comprobar en el caso de los embalses del Segre y el Ebro en los últimos años.

La proliferación del siluro en aguas mediterráneas está provocada, en muchas ocasiones, por pescadores deportivos. Su presencia causa importantes impactos negativos en las especies autóctonas y los hábitats fluviales en general.

Una amenaza real

Debido a su potencial colonizador, el siluro supone una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas. Su introducción en el medio natural, posesión, , transporte, tráfico y comercio está prohibido. Además, constituye un grave delito.

El siluro forma parte ahora de una larga lista de peces exóticos introducidos ilegalmente en el río andaluz. «La única medida preventiva que sirve para evitar su propagación es que la Administración ponga en marcha medidas de control drásticas. «Evitar el acceso y pesca deportiva, puede frenar su colonización y la amenaza que supone para el resto de todas las especies», concluyen desde Ecologistas en Acción Andalucía.

El alcalde de Coria del Río, Modesto González, pide que se destine parte de los fondos NextGeneration al Plan de choque de Recuperación Ambiental del Estuario del Guadalquivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *