La lince Granadilla ha dado a luz a una camada de seis linces. El parto múltiple se ha producido en un pajar en una finca de Jaén. La hembra de lince, cien por cien andaluza, ha traído al mundo a seis cachorros en el entorno del río Guarrizas.

La Consejera de Medio Ambiente, Carme Crespo, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno, han celebrado el alumbramiento de estos linces que contribuyen a la supervivencia del lince ibérico en Andalucía.

El lince ibérico (Lynx pardinus) es una especie endémica de la Península Ibérica, y en sus orígenes ocupaba la mayor parte de ésta. A consecuencia de las amenazas a las que se ha tenido que enfrentar, su distribución se redujo de forma drástica, de manera que las poblaciones estables de esta especie con más posibilidades de supervivencia a medio plazo se encontraban localizadas en tan sólo dos núcleos distribuidos casi exclusivamente en Andalucía.

Esta crítica situación en la que se encontraba exigía el desarrollo de un contundente programa de conservación y recuperación que pudo ponerse en marcha gracias a estrategias de trabajo conjuntas en las que han participado los gobiernos de España y Portugal junto con los gobiernos autonómicos de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, basadas en los diferentes programas coordinados por la Consejería y en particular al desarrollo de Proyectos LIFE cofinanciados por la Unión Europea.

En enero de 2011 el Consejo de Gobierno aprobó el Plan de recuperación del lince ibérico (Acuerdo de 18 de enero de 2011, del Consejo de Gobierno), que incluye a esta especie en peligro de extinción según el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas.

El Plan establece una serie de medidas que abordan 8 ámbitos de actuación: mejora poblacional, mejora del hábitat, reducción de la mortalidad no natural, seguimiento sanitario, reforzamiento genético, cría en cautividad, investigación y divulgación y sensibilización.

Estado de conservación


En el siglo XIX y principios del siglo XX, el lince estuvo distribuido por las serranías de casi toda la España mediterránea, considerándose raro o extinto en el norte y Levante. A finales de los 80, se realizó una estudio que estableció la existencia de 48 áreas reproductoras y una estima poblacional total de unos 880-1.150 individuos, excluyendo cachorros. En 2004, el Ministerio de Medio Ambiente anunció la permanencia de dos únicas poblaciones reproductoras de lince ibérico, la de Sierra Morena, con 20 a 22 territorios reproductores, y la de Doñana, con 6 a 8 territorios reproductores. Se estimó que en total, la cantidad de linces de más de un año de edad no superaba los 100 ejemplares en todo el país. En Andalucía, donde más y mejor se conocen las poblaciones, gracias a los Programas de Actuaciones para la conservación del Lince ibérico y a los Programas LIFE

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *