grinan-desayuno-informativo-071112

El presidente de la Junta aboga por preservar el sistema nacional de salud “sin romper la cobertura universal y sin reducir derechos”.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha apostado por que las fuerzas políticas parlamentarias alcancen en España un pacto de Estado sobre estabilidad y crecimiento y por que el modelo territorial sea consensuado para avanzar hacia un federalismo con el Senado como cámara de cooperación entre Administración central y comunidades.

En los unos desayunos informativos en Madrid, Griñán ha defendido un pacto de estabilidad y crecimiento que permita al Gobierno negociar ante las instituciones europeas con el respaldo de “47 millones de españoles” y que recoja la actual unanimidad de los partidos en cuanto a que la política de la UE debe ir “más allá de la consolidación fiscal”.

El presidente de la Junta ha advertido de que, cinco años después del inicio de la crisis, la situación económica ha empeorado en todos los países de la zona euro y ha remarcado que se ha “sacralizado la consolidación fiscal”, ahogando con ello “las posibilidades de recuperación económica”.

Griñán ha considerado que “hay que pensar en la crisis como un tránsito” de tal manera que no hay que tener en cuenta solo los objetivos que haya que cumplir, sino también “el mantenimiento de la cohesión social” durante la propia crisis.

“Compartir moneda es también compartir país”, ha dicho el presidente de la Junta, que ha rechazado que no se puede actuar simplemente reduciendo el gasto público con austeridad.  En este sentido, ha señalado que en EEUU la Administración de Barak Obama tiene como principal encomienda la creación de empleo, a pesar de que su déficit y deuda pública son superiores a las tasas actuales de España, y ha añadido: “la Reserva Federal tiene como objetivo el empleo y el BCE tiene como objetivo la inflación”.

Sin embargo, en España y en Europa, “mientras la política sea de reducción del gasto público y solo de reducción del gasto público no vamos a salir de la crisis” y por ello es necesario unir fuerzas para reclamar también ante la UE políticas de estímulo económico.

Rechazo de la recentralización y del soberanismo

Respecto al modelo territorial, el jefe del Ejecutivo andaluz ha señalado que la Constitución “admite enmiendas” siempre que se lleven a cabo con el “mismo consenso” con el que se aprobó la Carta magna, pero ha advertido también de que “la crisis no puede ser ni pretexto ni coartada para modificar el modelo de convivencia”.

Por ello, ha rechazado tanto los planteamientos recentralizadores como los soberanistas, así como los que apuestan por el mantenimiento únicamente de las comunidades llamadas históricas, ya que, ha recalcado, “Andalucía hizo historia y esa historia hay que respetarla”.

Griñán ha valorado que la Conferencia de Presidentes del pasado 2 de octubre demostró que “el Estado de las autonomías es parte de la solución” a los problemas del país y, por ello, ha indicado la necesidad de “actualizarlo” pasando de su fase de “construcción” a una “cooperación activa”.

El presidente de la Junta ha situado el Senado, reformado, como espacio de comunicación entre las comunidades entre sí y entre éstas con el Gobierno y ha abogado además por la eliminación de duplicidades y de contradicciones normativas entre autonomías.

El federalismo cooperativo sería un “desenlace lógico del modelo autonómico”, ha señalado José Antonio Griñán, que ha remarcado: “para salir de la crisis y para actualizar el modelo territorial, mejor hagamos el camino juntos”.

Griñán ha apuntado, además, que el modelo social consagrado en el Título I de la Constitución “ha hecho posible un país de clases medias con principios de seguridad e igualdad de oportunidades”.

Por ello, ha apostado por blindar el sistema de protección social y, muy especialmente, el sistema nacional de salud “sin romper la cobertura universal y sin reducir derechos”, a través de unos pactos similares al de Toledo suscrito en 1995 para garantizar la viabilidad de las pensiones.

En esta línea, el presidente de la Junta ha defendido una especie de “código de circulación político, económico y social para alcanzar la senda de crecimiento” y ha hecho hincapié en la “necesidad de que los costes de la crisis sean compartidos equitativamente”.

Griñán ha puesto como ejemplo los Pactos de la Moncloa del año 1977 y ha dicho que las actuales circunstancias “exigen el mismo nivel de compromiso y de empeño en repartir equitativamente los objetivos de salida de la crisis y en mantener el diálogo social”.

Para José Antonio Griñán, la reforma laboral ha supuesto un “error gravísimo” puesto que ha roto el modelo de negociación colectiva y de diálogo social. En su opinión, el modelo de competitividad de España no puede marcarse con los bajos costes laborales.

Ha defendido, además, a los sindicatos como “sujetos de representación colectiva” cuyo papel está avalado por la Constitución desde su Título Preliminar.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...