Maíllo y Rodríguez en la última campaña de las andaluzas / AdelanteAND

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

El nuevo proyecto, encabezado por la ex-líder de Adelante Andalucía, fragmenta aún más el voto de la izquierda.

Ayer tuvo lugar la presentación de la iniciativa Andalucía no se rinde en Cádiz y Málaga. Hoy lo hará en Sevilla. El nuevo proyecto de Teresa Rodríguez y sus afines que tiene como objetivo ocupar el espacio del soberanismo andaluz dentro de la izquierda. Tras su expulsión de Adelante Andalucía por las discrepancias con Unidas Podemos, tanto Rodríguez como los suyos no han escatimado en plantear una alternativa que recupere desde la izquierda un papel similar al que ejerció el Partido Andalucista, que pasó a mejor vida a partir de 2008, con su salida del Parlamento de Andalucía, y cuya disolución tuvo lugar en 2015.

Un problema de identidad

La relación de Teresa Rodríguez con Pablo Iglesias ha estado continuamente en entredicho por las aspiraciones soberanistas de la política andaluza y el choque con la organización centralista del partido morado. Adelante Andalucía se fundó en 2018 precisamente para dar voz propia al proyecto de Teresa Rodríguez en compañía del entonces líder de Izquierda Unida por Andalucía, Antonio Maíllo.

El cambio de marca no supuso un revulsivo para Podemos en Andalucía en las elecciones de 2018, en las que perdieron tres diputados de los 20 que habían obtenido (15 Podemos y 5 IU) en las elecciones de 2015, y no pudo evitar la formación de un gobierno de derechas tras el acuerdo de PP y Ciudadanos con el apoyo parlamentario de Vox, poniendo fin así a casi cuatro décadas de gobiernos socialistas en la comunidad.

La perspectiva electoral

El panorama de la izquierda de cara a las próximas elecciones autonómicas, de las que se llegó incluso a plantear un posible adelanto electoral posteriormente descartado por el gobierno de la Junta, se antepone muy fragmentado. Se espera que a la izquierda del PSOE concurran a estas elecciones, por un lado, la marca de Teresa Rodríguez, por otro Podemos y además la alternativa configurada por Más País Andalucía e Iniciativa del Pueblo Andaluz. A esto cabe añadir Andalucía Por Sí, que con un centenar de concejales en varias provincias se enfrenta este mes a su congreso como la formación nacionalista más representativa hasta la fecha.

A esto se le une las fuertes discrepancias de Teresa Rodríguez con el PSOE, y es que en el pasado fue una de las voces que abogaba por que Podemos no entrara en un gobierno de coalición con los socialistas, postura que se vio desestimada por la cúpula morada, pues Iglesias enfatizó en que no podía dejarse actuar por sí solos a los de Sánchez y debían entrar en un gobierno para condicionar la agenda nacional.

Con todo, cabe esperar cuál será el devenir de la izquierda en Andalucía, y si la previsible fragmentación del voto podría igualar lo al que ya se dio en Galicia, por el que la fragmentación del voto impidió entrar en el parlamento gallego a Podemos y Marea Galeguista, que fueron a parar al BNG, mientras que el PSOE no varió su número de escaños.

Los últimos sondeos reflejan que la izquierda no tendría posibilidades de gobernar a día de hoy, y que por el contrario el gobierno encabezado por Juanma Moreno saldría reforzado sobre todo en lo que corresponde a PP y Vox, mientras que Ciudadanos vería menguados sus resultados respecto a las anteriores elecciones. El tiempo corre y no parece jugar a favor de los de Rodríguez y compañía.

Avatar

Álvaro de la Higuera

Periodista. Actualmente cursando máster de Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla.