grinan-valderas-diaz-pleno-parlamento-140612

Abordará la trama de presuntas irregularidades en los expedientes de regulación de empleo firmados por la Junta desde 2001 y hasta 2010.

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy por unanimidad la creación de una Comisión de Investigación sobre los EREs y ayudas otorgadas por la Administración de la Junta de Andalucía durante el período comprendido entre los ejercicios 2001 y 2010, ambos inclusive, a solicitud de los Grupos Socialista e IULV-CA, mientras que se ha rechazado otra iniciativa en términos similares del Grupo Popular. 

El funcionamiento de esta Comisión de Investigación se regirá, además de por lo contemplado en el Reglamento de la Cámara, por la Resolución de la Presidencia del Parlamento que ha sido conocida tras el Pleno por la Junta de Portavoces. La Comisión de Investigación se constituirá el próximo miércoles.

Asimismo, la Junta de Andalucía aumentará, finalmente, hasta el 7,5% la rebaja del sueldo a los altos cargos. De esta forma, y según ha trascendido esta mañana tras la sesión plenaria celebrada en el antiguo hospital de las Cinco Llagas, tanto el presidente como el vicepresidente, los consejeros, viceconsejeros y directores generales cobrarán, en nómina, un 7,5% menos

Es una de las novedades que se introducirán en el decreto que todavía se sigue perfilando desde el Gobierno andaluz y que se prevé sea aprobado en las próximas semanas en Consejo de Gobierno.

Con esta rebaja, el sueldo del presidente y de los altos cargos de la Junta de Andalucía habrá descendido un 22,5% desde 2010.

Griñán reclama un Pacto de Estado

Todo ello en un día en el que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha asegurado en el Parlamento andaluz que el rescate financiero a la banca española ha puesto en evidencia el «fracaso de todas las reformas» que se han acometido, y ha reclamado de nuevo un pacto de Estado con todas las fuerzas políticas y las comunidades autónomas para fortalecer el valor España y lograr la financiación necesaria para sacar adelante al país, todo ello evitando que el rescate de la banca depare menos gasto social y nuevos recortes.

En la sesión de control al Gobierno, Griñán ha vaticinado que «la socialización de las pérdidas de los bancos» puede traducirse en un menor gasto social y nuevos recortes sociales. El rescate, sostiene el presidente de la Junta, «no puede significar reducir las prestaciones por desempleo, la sanidad o la educación públicas porque si ocurre esto, se agrandarán las desigualdades sociales».

Griñán ha exigido «transparencia y compromiso» a los bancos que se acojan a las ayudas europeas, que den a conocer su situación real y el modo en que afrontarán su saneamiento, pero todo ello con una advertencia: «Que por dar dinero a los bancos no vayamos a tener que recortar bienes sociales fundamentales ni que las pérdidas de los bancos no las deban asumir las clases medias«.

Asimismo, ha confiado en que esta inyección a la banca con problemas permita de una vez que fluya el crédito a las familias y empresas, algo a su juicio imprescindible para reactivar la economía en un momento de recesión y depresión.

En paralelo, Griñán ha reclamado la «unidad» de todas las fuerzas políticas para fortalecer su valor como país y así conseguir la financiación que necesita con urgencia para salir de la situación crítica en que se encuentra, con la prima de riesgo en 550 puntos y «prácticamente al borde de la intervención». «En el fortalecimiento del valor de España debemos todos estar unidos», ha recalcado.

En este contexto, el presidente ha criticado con firmeza la actuación del Banco Central Europeo (BCE), «más preocupado por lo que le pasa a los bancos, en especial los alemanes, que por lo que le pasa a los países», cuando, ha enfatizado, «España, Francia e Italia forman un bloque que vale más que todos los bancos alemanes«.

«Necesitamos”, ha subrayado, “un BCE que emita eurobonos y que de verdad practique una política europea común y compartida» y no puede seguir siendo, como hasta ahora, «una mera figura decorativa», ha sostenido Griñán, que se ha preguntado cómo es posible que haya inyectado en los últimos seis meses un billón de euros en ayudas a las entidades financieras y, sin embargo, en los últimos tres meses «no ha librado un solo euro a socorrer a la deuda soberana».

Andalucía cumplirá con España, aunque disienta

Por lo demás, Griñán ha vuelto a criticar el perjuicio que está causando el fiar la solución de la crisis a una política de contención del déficit público. «Una política de austeridad convertida en ley como la que tenemos sólo está trayendo más depresión y menos bienestar«, ha expresado, para apostillar que «recortando el gasto público sólo conseguiremos un menor crecimiento económico y terminar aumentando el divisor del déficit».

Así con todo, el mandatario andaluz ha reiterado que «Andalucía cumplirá con los objetivos marcados por el Gobierno central porque por ley estamos obligados», si bien ha matizado que «estamos en desacuerdo con varios puntos»: el déficit cero, una especie de «fundamentalismo económico que no responde a razón de peso alguna»; el plazo de consolidación fiscal, «imposible de cumplir en 2013», la distribución del déficit entre Estado y comunidades autónomas y el reparto de dicho déficit en función del PIB y no por la población a la que cada comunidad autónoma presta servicio.

El “recortazo” y la “confrontación” como “única acción”

carlos-rojas-pleno-parlamento-140612

Mientras tanto, y desde la bancada popular, su portavoz parlamentario, Carlos Rojas,  reprochó a Griñán no ejecutar «ni una sola medida de calado, ni una sola reforma, ni una sola decisión para sacar a los andaluces de la crisis», al tiempo que criticó que la «única acción» del Gobierno bipartito es «el recortazo y la confrontación«.

Rojas preguntó al presidente de la Junta cuántas decisiones ha tomado su Gobierno durante la presente legislatura o cuántas reformas ha puesto en marcha, reprochándole que lo que único que han hecho ha sido «nombramientos y más nombramientos». En este sentido, criticó que «la anunciada reducción de altos cargos se queda en un ridículo 7 por ciento», es decir, «de 171 a 159, apenas una docena de altos cargos«, puntualizó.

Respecto a las consecuencias del Gobierno de coalición PSOE e IU en Andalucía, el líder popular incidió en que el bipartito sólo ha generado «tensiones mayores, burocracia más pesada, toma de decisiones más lenta y los altos cargos los mismos pero, eso sí, más cercanos y familiares», criticó.

Frente a la política que esta llevando a cabo el Gobierno de Griñán, Rojas abogó por realizar medidas «urgentes» como la reforma de la Administración, del sector público, de política presupuestaria y de la educación, toda vez que volvió a «tender la mano» al Ejecutivo andaluz «para afrontar juntos los duros momentos que nos están tocando vivir» y «extender también a la política nacional los grandes consensos al servicio del interés general de los andaluces, que pasa por la recuperación de Andalucía y de España», añadió.

De igual modo, y con respecto al «saqueo de las arcas públicas que se ha producido con los ERE«, Carlos Rojas destacó los «serios problemas» que altos cargos del Gobierno andaluz tienen con la Justicia, que «está apuntando muy alto», añadió. «Griñán, la Justicia, la Cámara de Cuentas, la Intervención General y la investigación de la Guardia Civil le ponen a usted y a su antecesor –refiriéndose al expresidente Manuel Chaves- en el ojo del huracán del escándalo de los ERES», afirmó el portavoz del GPP, quien preguntó al presidente de la Junta de Andalucía si dará «un paso adelante y va a decir todo lo que sabe sobre los ERES» y «va a asumir las consecuencias políticas de todo este fraude a Andalucía».

En este sentido, señaló a Griñán como «el responsable que estaba al mando de la nave», por lo que le exigió que «de la cara ante los andaluces y ponga fin a los ataques de su Gobierno a la Justicia».

«Le recuerdo que las primeras palabras de su flamante consejero de Justicia no fueron para preocuparse por los 600.000 asuntos judiciales pendientes sino para poner en cuestión la investigación independiente de una juez», censuró el dirigente popular, quien instó al presidente de la Junta a que ponga «fin a los intentos de desprestigiar la investigación por parte de su Gobierno», porque «no son un rollo como ha dicho su consejero esta mañana».

Por último, consideró necesario que el Parlamento de Andalucía celebre una comisión de investigación de los ERE y «no un paripé», toda que vez que reiteró «la necesidad de recuperar» el dinero de los parados andaluces.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...