Rodríguez Zapatero se ha despedido hoy como secretario general en el 38 Congreso Federal/JC Romero

“Se ha dicho que tardé en reconocer la crisis. Es verdad. Pero nadie supo ver la profunda crisis actual. Y no improvisamos”. La situación internacional ha vuelto a marcar un nuevo discurso de José Luis Rodríguez Zapatero. En este caso, el último como secretario general del PSOE, un partido que este sábado elige en Sevilla a su nuevo ‘líder’.

Galería de imágenes del 38 Congreso Federal del PSOE en Sevilla

Con el reconocimiento de la reflexión y el debate, el ex presidente del Gobierno ha presentado ante los delegados el informe de gestión de los últimos cuatro años. Un informe en el que ha cedido prácticamente todo el protagonismo a la crisis mundial que, según ha dado a entender, acabó con el modelo “socialdemócrata” del PSOE en ayuntamientos, comunidades autónomas y, en noviembre de 2011, también en el Gobierno de la nación.

“Hemos analizado la derrota del pasado mes de noviembre, después de haber obtenido dos victorias electorales. Lo hemos debatido. Hemos ejercido la autocrítica necesaria, responsable y serena”, ha dicho.

“El resultado de mayo fue un resultado ante todo derivado no de la situación de cada ayuntamiento o de cada comunidad autónoma, sino de la situación del país y de quién gestionaba y se responsabilizaba de la situación del país. Sentí en lo más profundo que muchos buenos gobiernos perdieran la mayoría. Las derrotas fueron asumidas por los compañeros con entereza y lealtad, dando una lección del carácter de nuestro partido”, añadió.

“En 2008 se desencadena una de las crisis financiera y económica más grave conocidas. Quizá la más grave tras la depresión de los años 30. Si en abril de 2010  un país como Grecia no hubiera tenido la situación que le llevó a no poder hacer frente a sus pagos, ¿hubiéramos tenido que adoptar las medidas que adopté en mayo de 2010? Seguramente no”, se ha mostrado confiado Rodríguez Zapatero.

El ex presidente del Gobierno, que ha reconocido un “apoyo leal de todos y cada uno de los días que he ejercido como secretario general del PSOE”, ha insistido en que, de la situación internacional, se extraen tres lecciones: una global, una europea y otra para España. “La lección que tenemos que aprender todos es que los nuevos tiempos del crecimiento, los futuros momentos del bienestar a los que la sociedad española aspira, no vendrán de la mano de las políticas que hemos vivido en los últimos 25 años, sino de las que antepongan la industria, la tecnología, la innovación, una nueva manera de enfocar la educación y el compromiso con los acuerdos sociales”. “España necesita recuperar ideales colectivos. Hemos llegado a discutir por Don Quijote de la Mancha en este país”, ha insistido.

“¿Son los principios o los valores socialdemócratas los que plantean problemas? No. Los problemas los tiene en el terreno de la conversación, de la comprensión para generar crecimiento y desarrollo. En la dificultad para la conversación política”, dijo.

Oposición “de colaboración y sentido de Estado”

Con todo, Rodríguez Zapatero también se ha referido a la oposición del Partido Popular en sus años de Gobierno. Un balance con el que ha dejado un claro mensaje a su sucesor. “¿En qué campo de juego trabajamos durante este periodo? Una oposición sin concesiones, una situación de minoría parlamentaria y una Europa lenta, que no fue capaz de resolver a la primera y de una vez la crisis griega, y que por no hacerlo permitió que se produjeran otras crisis de deuda soberana”.

“Si cuando estábamos en el gobierno pedíamos colaboración y sentido de Estado, ahora seamos coherentes y demostremos nuestra capacidad de colaboración. Nuestro objetivo no es derrotar al PP, sino a la crisis económica”.

Del mismo modo, el hasta ahora secretario general del partido aprovechó para repasar sus “logros” de la primera legislatura, en la que “no perdimos el tiempo”. Al mismo tiempo, recordó sus compromisos que adquirió ante los delegados hace once años y medio: la limitación de mandatos, la ley de dependencia o el apoyo a la investigación avanzada, por citar algunos.

Finalmente, y sobre el nuevo candidato, dijo: “A quien mañana salga elegido secretario general, espero que le deis el mismo apoyo que a mí me habéis dado. Confío en que vais a saber hacer muchas cosas para que la nueva etapa esté llena de servicio a España”, concluyó.

Como despedida, el auditorio rindió un largo aplauso al último secretario general del PSOE, a un José Luis Rodríguez Zapatero visiblemente emocionado. El último secretario del partido, hasta que el PSOE se decante, mañana, por Chacón o Rubalcaba.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...