Tres adolescentes saltaron desde la Torre del Pilurico, en Almería. Una vez en el agua la fuerza del mar les impidió ponerse a salvo.

Los tres jóvenes tuvieron que ser rescatados y fueron trasladados sanos y salvos al hospital. Esta imprudencia que se repite continuamente todos los veranos por la costa española.

En el Rincón de la Victoria, en Málaga, la Policía Local ha comenzado a vigilar la zona de acantilados de El Cantal, desde donde se tiran los jóvenes. Además, el consistorio está preparando una normativa para poder sancionar a los bañistas imprudentes.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario