presentacion-informe-economico-unicaja-primavera-2011

Según el estudio trimestral de Unicaja, el desempleo seguirá creciendo durante 2011, aunque su ritmo de avance irá desacelerándose. La tasa podría alcanzar el 28,8%.

La sociedad de estudios del Grupo Unicaja, Analistas Económicos de Andalucía, ha presentado esta mañana el último número de su publicación trimestral ‘Previsiones Económicas de Andalucía’, correspondiente a la Primavera de 2011.

Según se relata en el informe, y en cuanto al entorno económico, el Grupo Unicaja sostiene que el PIB regional andaluz ha descendido por segundo año consecutivo en 2010, aunque a lo largo del año se produjo una suave recuperación, algo más intensa en el primer semestre, debido a que algunas medidas transitorias –como la subida del IVA o las ayudas a la adquisición de vehículos- provocaron un adelanto en las decisiones de compra que afectaron al perfil del gasto.

Concretamente, en el último trimestre del año, el PIB ha mostrado un incremento de una décima respecto al trimestre anterior, lo que ha dejado la variación interanual también en el 0,1%, en tanto que en el conjunto de 2010 el PIB ha experimentado un descenso del 0,6%.

El desánimo de la demanda regional es el principal factor explicativo de este nuevo retroceso de la producción, destaca el informe, ya que, aunque en menor medida que en 2009, ha supuesto por tercer año consecutivo una detracción al PIB (-1,7 puntos porcentuales), pese a que el gasto en consumo de los hogares ha experimentado un avance del 1%.

La actividad turística, pese a sufrir los efectos de la crisis, podría haber mostrado en 2010 un mejor comportamiento que el conjunto de la economía, tras haber experimentado en 2009 el peor registro de toda la década. De hecho, el Indicador Sintético de Actividad Turística de Analistas Económicos de Andalucía arrojaba un descenso en 2009 del 4%, más intenso que la caída mostrada por el conjunto de la economía (-3,6%). Por el contrario, en 2010 la actividad turística habría crecido en torno a un 1%, frente al descenso del PIB regional del 0,6%, y las perspectivas para 2011 son también positivas, aunque el Indicador Sintético arroja una tasa de crecimiento algo inferior a la de 2010 (0,6%), en línea con el crecimiento previsto para el conjunto de la economía.

En concreto, la región andaluza recibió en 2010 casi 21,5 millones de turistas, un 2,4% menos que en el año anterior, creciendo la demanda hotelera un 1,3%, y la extrahotelera un 3,3%, dado el aumento en los apartamentos. Andalucía es la cuarta Comunidad Autónoma por número de turistas internacionales, casi 7,5 millones en 2010, aunque éste ha descendido un 0,3% (incremento medio nacional del 1%), un descenso que también se ha observado a principios de año, si bien hay que recordar el fuerte incremento que se produjo a principios de 2010. Por su parte, ha sido la demanda interior (2,2% de crecimiento en 2010) la que ha impedido que el número de pernoctaciones se redujera en el último año, aunque a principios de 2011 se ha producido una mejora, en especial de la demanda extranjera.

En lo referente al mercado laboral, la cifra de ocupados ha crecido en el último trimestre de 2010 en 22.000 personas respecto al tercer trimestre del año, si bien este incremento obedece más bien a causas estacionales, ya que la agricultura, coincidiendo con la campaña de recogida de aceituna, ha contado con casi 70.000 ocupados más que entre Julio y Septiembre, a lo que se ha unido un ligero incremento del empleo industrial. No obstante, pese a la desaceleración en el ritmo de descenso de la ocupación, el empleo sigue mostrando variaciones interanuales negativas tanto en Andalucía como en España, en torno al -1,5%.

El empleo ha crecido únicamente entre los asalariados del sector privado, que han aumentado en casi 40.000 con respecto al tercer trimestre, destacando el crecimiento del empleo a tiempo parcial, responsable del 70% del crecimiento del empleo en el cuarto trimestre. No obstante, la mayor parte del empleo creado sigue siendo temporal, concretamente el 63% de los nuevos asalariados, como no podía ser de otro modo dado que ha sido el sector agrícola el que ha concentrado el grueso del incremento de la ocupación en el último trimestre del año.

Pese a que el empleo ha crecido en el último trimestre del año, la cifra de parados sólo se ha reducido en unas 2.000 personas en relación al trimestre tercero de 2010, dado que la creación de empleo se ha mostrado insuficiente para absorber las nuevas incorporaciones al mercado laboral, en especial de personas dedicadas anteriormente a labores del hogar. Este aumento de los activos ha sido especialmente evidente en el sector agrario, que en términos interanuales es el único sector que experimenta un crecimiento de los activos, mientras que sobre todo construcción sigue perdiendo población activa. Esto ha posibilitado que la tasa de paro se mantenga prácticamente estable respecto al tercer trimestre (28,4%), aunque sigue siendo superior en construcción (33,9%) y agricultura (31,9%), pese al descenso de casi 13 puntos en este último caso con respecto al tercer trimestre.

La economía andaluza registra en el promedio de 2010 un descenso de la ocupación del 2,2%, y un aumento en la cifra de parados de casi el 12%, hasta alcanzar el desempleo en la región a 1,13 millones de personas a finales de año. En este sentido, es preciso indicar que la incorporación de activos al mercado laboral no ha cesado ni en tiempos de crisis, sin duda, influenciada por la pirámide de población andaluza menos envejecida que la nacional.

Respecto a las perspectivas del mercado laboral para este año 2011, es previsible que persista la destrucción de empleo, que podría cesar hacia finales de año, si bien ya en el tercer trimestre la cifra de ocupados sería superior a la estimada en el tercer trimestre de 2010. Así, la economía andaluza podría finalizar 2011 con alrededor de 2,87 millones de ocupados, unos 19.400 más que en el último trimestre del pasado año, aunque en el promedio de 2011 la cifra de ocupados resultaría ligeramente inferior a la de 2010 (-0,4%), observándose una trayectoria similar a la del conjunto nacional. Casi un 75% del empleo se concentraría en los servicios, uno de los dos sectores, junto a la agricultura, que experimentará un avance del empleo en este año, del 0,5%, frente a los descensos previstos en construcción (-6,9%) e industria (-2%).

La cifra de parados, por su parte, seguirá creciendo, consecuencia tanto del leve descenso del empleo, como de la incorporación de nuevos trabajadores al mercado laboral, pudiendo crecer el número de activos en el promedio de 2011 un 0,8%, medio punto más que a nivel nacional. De este modo, el paro afectaría a unos 1,15 millones de personas a finales de año, unas 25.000 más que en el último trimestre de 2010.  A lo largo de 2011, seguirá desacelerándose el ritmo de avance del número de parados, que se prevé del 4% en el promedio del año. La tasa de paro podría estabilizarse hacia finales de año, situándose en el 28,8% en el promedio del año, 8 décimas por encima de la de 2010.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...