Durante dos días se celebran en Sevilla las Jornadas Internacionales `Agua y Solidaridad Alimentaria´, con el objetivo de desarrollar las medidas necesarias para la cooperación y el desarrollo mundial. Además, en la sesión inaugural se contó con la presencia de la embajadora de Haití en España, Yolette Azor, quien ha hecho un llamamiento a la participación y cooperación internacional para la reconstrucción del país recién demolido tras varios terremotos.

Sevilla Actualidad. La tragedia de Haití sigue consternando a la sociedad internacional y el país de sudamérica no cesa de recibir ayudas de todas partes del planeta. Un ejemplo de esta solidaridad es la mostrada por la capital andaluza, donde se celebró ayer las Jornadas Internacionales `Agua y Solidaridad Alimentaria´, que durante dos días reúne a un gran número de asistentes vinculados con la Cooperación al Desarrollo.

La Diputación de Sevilla, junto con el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (Famsi), han sido los encargados de organizar todas las sesiones en las que, además de celebrarse mesas redondas y ponencias, en el Patio de la Diputación se podrá disfrutar de una treintena de expositores entre los de organizaciones no gubernamentales, seis diputaciones andaluzas, varios municipios sevillanos y de la Universidad hispalense, entre otros, mediante los que informan de sus acciones con respecto a la cooperación.

Las Jornadas fueron inauguradas en el día de ayer, mediante una sesión inaugural a cargo del presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, junto a la Embajadora de Haití en España, Yolette Azor, y otras representaciones del mundo de la cooperación y el desarrollo.

Durante la sesión, se habló sobre la ayuda destinada al país haitiano por parte de la Diputación; una ayuda que consta de más de 100.000 euros enviados para ayuda humanitaria, un equipo de bomberos y la apertura de una cuenta solidaria. Además, se trataron temas referentes a la ayuda humanitaria necesaria en los países pobres y las técnicas que hacen falta para llevar a cabo esa ayuda.

Agua como sinónimo de miedo y vida

Por su parte, La Embajadora de Haití en España, Yolette Azor, ha recalcado en la necesidad, aunque Haití es un país rico en agricultura, de transportar los productos de una región a otra. Para la Embajadora, cada día hay prioridades para el país y ha citado como ejemplos la necesidad de máquinas para sacar los escombros, la falta de tiendas de campaña y casas prefabricadas al haber desaparecido 20 mil viviendas en buen estado que no son precisamente favelas, ha precisado.

Yolette Azor ha hecho un llamamiento a la participación y cooperación internacional para la reconstrucción del país, que será una de las etapas más largas de la historia, según ha expresado.

Además, se ha referido a la tremenda escasez de agua que sufre el país, afirmando que el agua es sinónimo de miedo y de vida. De miedo porque tras el terremoto la población, entre otras cosas, buscaba agua y porque ahora se acercan las lluvias; de vida, porque gracias a la ayuda internacional ha podido llegar el agua en forma de botellas.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad