Los ecologistas de Alwadi-ira han denunciado una situación a la que se ha sumado el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, que ya ha puesto el caso en manos de la delegación provincial de Cultura y de la Guardia Civil.

Sevilla Actualidad. Alwadi-ira presentará denuncias ante las Administraciones competentes por el grave atentado que ha sufrido el dolmen de ‘El Vaquero’, perteneciente a la Necrópolis dolménica de Gandul, Bien de Interés Cultural.

Tras la reciente restauración del dolmen, un primer paso en la recuperación de este maltratado Bien de Interés Cultural, miembros de la Sociedad Ecologista Alwadi-ira han constatado la reciente desaparición de la mayor parte de la  valla perimetral protectora de madera que se había instalado. Esto es para los ecologistas “uno más de la larga lista de atentados que sufre toda la zona”, como el  expolio del patrimonio, incendios, acumulación de basuras, circuitos de cross, cortes de caminos, corta de árboles o urbanizaciones ilegales.

A la vista de de estos hechos, Alwadi-ira urge a las Administraciones competentes para que Gandul y los Alcores sea declarado Zona Patrimonial, con órgano gestor Parque Cultural, como única alternativa para frenar el perjuicio provocado a esta zona.

El Ayuntamiento denuncia ante Cultura y el Seprona

Ante la denuncia de los ecologistas, la delegada de Patrimonio del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Ana Cuesta, ha lamentado el expolio sufrido en un Bien de Interés Cultural del municipio, pero ha enfatizado que ya se han tomado medidas, y que se seguirán con los programas de recuperación arqueológica y puesta en valor de todos los vestigios de la zona.

El expolio ha consistido en la sustracción de gran parte del vallado perimetral del yacimiento, con afección directa sobre la valla cimentada, y remoción de los terrenos en la zona afectada.

En el informe que se ha realizado por parte de la delegación de Patrimonio y la empresa de arqueología con la que trabaja a través del arqueólogo Enrique Luis Domínguez Berenjeno, se aclara, no obstante, que no se aprecian alteraciones significativas de la estructura del enterramiento ni del túmulo, si bien la desaparición del vallado posibilita la accesibilidad total al yacimiento, tanto por peatones como especialmente por vehículos rodados, haciéndose una primera estimación del valor material de lo hurtado de 7.500 euros.

Dicho informe ha sido utilizado para la denuncia, que lleva personalmente el secretario del Ayuntamiento, ante el Seprona y la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía. “Las acciones realizadas en el yacimiento ‘Cueva del Vaquero’ constituyen un claro atentado contra la integridad y conservación del bien inmueble protegido y, por consiguiente contra todos los ciudadanos, sin embargo no va a hacer desanimar las acciones de recuperación, protección y puesta en valor del rico patrimonio alcalareño”, según la delegada.

Ana Cuesta ha explicado en este sentido que, además de la denuncia, se va a pedir al Seprona una mayor protección, y se está viendo la posibilidad de colaborar con el ejército para una mayor implicación en la vigilancia de dichos terrenos que son de su competencia al pertenecer en su gran mayoría al Ministerio de Defensa.

Zona BIC

El área arqueológica de Gandul incluye diversos yacimientos arqueológicos inventariados y legalmente protegidos, entre los cuales destaca el conjunto de enterramientos calcolíticos declarados como monumento histórico artístico en 1931 bajo la denominación genérica de “Necrópolis dolménica de Los Alcores, en Gandul” (Gaceta de Madrid nº 155, de 4 de Junio).

Por ministerio de la disposición adicional 1ª de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, los bienes declarados como monumento histórico artístico en virtud de la legislación previa pasan a tener consideración de Bienes de Interés Cultural, acogiéndose al correspondiente régimen de protección administrativa y en su caso de sanciones penales.

Habrá que esperar cómo prosiguen las investigaciones, puesto que según el Código Penal vigente (Ley Orgánica 10/1995 modificada por LO 15/2003): “Será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses el que cause daños en un archivo, registro, museo, biblioteca, centro docente, gabinete científico, institución análoga o bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, así como en yacimientos arqueológicos”.

En el caso concreto de la “Cueva del Vaquero”, se trata de un enterramiento calcolítico conocido desde finales del s. XIX, compuesto por una galería principal con acceso a dos cámaras funerarias, todo ello cubierto por un túmulo de tierra que genera una forma circular para el yacimiento.

Por su tipología y su conocimiento previo a la declaración queda integrado en la “Necrópolis dolménica de Los Alcores”, correspondiéndole por consiguiente la consideración de Bien de Interés Cultural. Ya en 2005 se procedía a la actualización del Inventario de Yacimientos Arqueológicos del Término Municipal de Alcalá por parte de la delegación provincial de Cultura.

www.sevillaactualidad.com

{linkr:related;keywords:gandul;limit:5;title:Art%C3%ADculos%20relacionados}

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...