A finales del pasado año el río Guadaíra sufrió varios vertidos contaminantes para sus aguas/SA.

Varios técnicos de la Delegación Provincial de Medio Ambiente en Sevilla, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, han estado controlando durante las pasadas semanas un vertido de fuel-oil procedente de una antigua industria dedicada a la madera en la ciudad.

 

Sevilla Actualidad. La Delegación Provincial de Medio Ambiente en Sevilla, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, lleva semanas controlando el vertido de fuel-oil que se ha detectado en el cauce del arroyo Junco. Al parecer dicha sustancia procede de las instalaciones de una antigua industria que se dedicaba a la madera en Alcalá.

En concreto, fue el pasado 10 de febrero cuando la Delegación de Medio Ambiente tuvo conocimiento de la difusión de un combustible generado por el corte de unas conducciones de unos tanques de fuel-oil abandonados. Es entonces cuando el personal del Ayuntamiento de la ciudad controla al vertido a través de la construcción de unas barreras y se realizó el traslado de lo suelos contaminados.

Después de averiguar la procedencia del vertido Medio Ambiente ha abierto un expediente sancionador a los gestores de esta industria y ha recordado a los propietarios de estas instalaciones de la obligación legal  que tienen de poner a disposición de una empresa autorizada la gestión de los residuos depositados y por lo tanto, de descontaminar los suelos perjudicados.

La Delegación Provincial de Medio Ambiente ha enviado toda la documentación pertinenete tanto a la Fiscalía como al Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para esclarecer las responsabilidades en el vertido de fuel-oil al arroyo del Junco en Alcalá.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad