La Junta ha adjudicado por más de 23 millones de euros (23.289.809) las obras de sistemas ferroviarios del tranvía de Alcalá. Estos trabajos, unidos a los contratos de electrificación y estaciones, supondrían la culminación de la obra civil del tranvía de cara a su puesta en servicio.

Además de este contrato, se ha afrontado la compra de seis trenes, que se están fabricando en la factoría de CAF en Linares, las obras de electrificación y estaciones, que se encuentran próximos a su adjudicación; y la construcción del edificio de talleres y cocheras, que también está en un avanzado estado de tramitación.

La infraestructura y la superestructura (plataforma y vía) del tranvía están ejecutadas, conformando un trazado de 12,5 kilómetros entre las estaciones de Pablo de Olavide, con conexión con la Línea 1 de Metro de Sevilla, y Montecarmelo, en el casco urbano de Alcalá. Una vez completada la reparación de los daños sufridos por los expolios, robos y vandalismo durante los años de abandono de la infraestructura, cifrada en 4,3 millones de euros, ha sido el momento de impulsar el resto de los trabajos pendientes, como el de los sistemas ferroviarios.

Este lote, que se ha adjudicado a la UTE formada por Magtel Operaciones, Sineox Rail y Enyse, se centra en el conjunto de elementos integrantes de la línea ferroviaria, como el suministro e instalación de la señalización, la regulación semafórica en los cruces o las señales laterales luminosas y accionamientos eléctricos para garantizar la seguridad al paso del tranvía, entre otros aspectos.

Igualmente, se instalará un sistema de ayuda a la explotación (SAE) que procese toda la información obtenida de los trenes. También se establecerán las comunicaciones fijas y de red de fibra de toda la infraestructura; así como las comunicaciones móviles (radio) asociadas a la circulación de los trenes y su mantenimiento. Este lote abarca también los sistemas de control y seguridad, que van desde la videovigilancia con circuito cerrado de televisión (CCTV) hasta el control de accesos y antiintrusión, o el sistema de información al viajero y billetaje, que incluye megafonía, teleindicadores, control de peaje y máquinas expendedoras.

Por último, con este contrato también se pondrá en marcha el Puesto de Control Central, que es la sala de máquinas donde se concentra la supervisión y vigilancia de todas las instalaciones, la gestión de operación, el tráfico ferroviario, el telemando de energía, las comunicaciones y la seguridad de las estaciones y dependencias.