Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alcalá de Guadaira a un varón de 45 años que tenía un punto de venta de drogas en la localidad sevillana por un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. El individuo se dedicaba a la distribución de marihuana y hachís a pequeña escala en un falso club de fumadores de cannabis propiedad del mismo.

El origen de las investigaciones tuvo lugar el pasado mes de septiembre, cuando agentes de la Policía Nacional fueron informados de que en la Avenida Antonio Mairena existía un local usado como club de fumadores de cannabis que, al parecer, también era un punto de venta de drogas.

Un punto de venda camuflado como club de fumadores

Las intensas investigaciones realizadas por los agentes para comprobar el tipo de actividad que se estaba llevando a cabo en el club determinaron que existían indicios suficientes para corroborar que en dicho local se estaba traficando con sustancias estupefacientes bajo la apariencia legal que les amparaba como asociación de fumadores de cannabis.

Una vez recopilados los datos en virtud de la investigación y obtenida la correspondiente autorización judicial de entrada y registro del local, el pasado 3 de noviembre se procedió al desmantelamiento del punto de venta y a la detención de un individuo, que se encontraba en posesión de 520 gramos de marihuana y 150 gramos de hachís repartidas en pequeñas dosis para su venta, además de 235 porros preparados para su venta y diversos útiles destinados a la preparación y distribución de dichas sustancias.

El detenido, al cual le constan antecedentes previos por los mismos hechos, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario