La Asociación de Panaderos de Alcalá ha conseguido que el pan de Alcalá ya tenga el distintivo de Marca Colectiva, una figura que protege el producto, garantiza su calidad y le da proyección. Fue presentado en la tarde de este miércoles 18 de mayo en la Harinera del Guadaíra con una amplia representación del sector panadero de la localidad, además de empresas y representantes públicos.

Con este distintivo, la Asociación de Panaderos de Alcalá de Guadaíra quiere lanzarse a la conquista de los paladares de toda la corona metropolitana de Sevilla, valiéndose del proceso artesanal y sabor que distinguieron a este alimento en el pasado y que sirvió para distinguir a la ciudad con el sobrenombre de ‘Alcalá de los Panaderos’.

Publicado originalmente en La Voz de Alcalá

Su tramitación se llevó a efecto el pasado 2 de marzo ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El reglamento vigente en esta materia regula los derechos y obligaciones de uso de la marca, estableciendo las características que como mínimo debe tener el producto que se elabora y su proceso de elaboración, así como el compromiso de los productores a elaborar los tipos de panes tradicionales del Pan de Alcalá, para mantenimiento del legado de la tradición panadera.

El presidente de la Asociación de Panaderos, Eulogio González Roldán, ha mostrado su satisfacción por el trabajo y la estrategia de los panaderos de Alcalá fijarnos un horizonte prometedor y posible, llevar nuestro pan, su olor y sabor, al mayor número posible de hogares españoles”.

Pan de Alcalá en el horno de once productores

La marca ‘Pan de Alcalá’ se ha venido cociendo en el horno de once productores locales agrupados en la Asociación de Panaderos de Alcalá, todos ellos concienciados con las técnicas de antaño, transmitidas a través de generaciones, para llevar a la mesa un producto auténtico, saludable, con textura y sabor únicos. Esta alianza empresarial se marca como objetivo promocionar y defender la producción y comercialización del Pan de Alcalá, al objeto de garantizar la continuidad del producto y de sus valores históricos y gastronómicos.

Uno de los grandes desafíos de la marca ‘Pan de Alcalá’ es introducirlo en las redes de suministro a restaurantes y supermercados de Sevilla y su provincia, con incidencia en las ciudades que conforman su corona metropolitana, manteniendo intactas las cualidades del producto en los procesos de producción y conservación necesarios para su consumo.

Bajo la premisa principal de que la calidad hay que ponerla sobre la mesa, Pan de Alcalá acometerá previamente un plan de comercialización que pasará por los principales fogones para, a medio plazo, reclutar más prescriptores del pan alcalareño entre los más reconocidos restaurantes de España.

La previsión inicial es expandirse de Alcalá a toda el área metropolitana para ganar clientes al pan prefabricado en contraste con el pan de ingredientes y receta antigua que lo hacen más sano y natural. Para ello, se espera incrementar la producción actual de las panaderías asociadas.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.