Son muchos los vertidos que se están depositando en el Río Guadaíra de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra desde hace más de dos meses. En el mes de noviembre se descubría una manta aceitosa en el agua del río y a partir de ese momento asociaciones como Alwadi-ira o el Partido Andalucista del municipio denunciaban su situación. A pesar de las denuncias la situación del río sigue estancada.

Sevilla Actualidad. Para el Ayuntamiento de Alcalá y para Cinta del Castillo, consejera de Medio Ambiente, el proceso de limpieza del río Guadaíra estaba “prácticamente finalizado” en agosto de 2009, pero lo que es verdad es que la salud del Río Guadaíra de Alcalá sigue sufriendo por los continuos vertidos que lleva soportando desde hace más de dos meses. Fue en el mes de noviembre cuando, a causa de las fuertes lluvias, una persona o varias utilizaron el cauce como basurero y depositaron vertidos contaminantes para éste. Por esta razón, la sociedad ecologista Alwadi-ira denunció la situación en la que se encontraba el río y recordó que quedaba mucho por realizar a favor de la salud del medio ambiente alcalareño.

La Plataforma `Salvemos el Guadaíra´ también evidenció la mala situación en la que se encontraba uno de los tramos del río a su paso por la localidad. En este caso se denunciaba la cantidad de basura y escombros que se podía encontrar en la orilla del río. Por ello, la plataforma presentó unos escritos al Ayuntamiento de Alcalá y a la Agencia Andaluza del Agua de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía denunciando la lamentable situación en la que se encontraba el río, tachándola de “lamentable y preocupante”.

El tiempo iba pasando, las denuncias aumentando y la situación del río permanecía como estaba desde un principio. Un nuevo vertido sacudía la vida del cauce alcalareño y sin determinarse aún su procedencia, se sospechaba de una empresa de la localidad de Morón. La espuma se iba adueñando poco a poco de de las azudas de molinos como Benarosa, San Juan o El Algarrobo. Para comprobarlo de cerca el portavoz del grupo popular de Alcalá, Javier Jiménez, y otros concejales del Ayuntamiento se acercaron al río, en concreto a su paso por el Parque de San Francisco. El PP culpaba de la situación al alcalde, Antonio Gutiérrez Limones y reclamaba a Cinta Castillo, consejera de Medio Ambiente, una mayor implicación en el tema.

Hace unos días se encontraba otro tipo de vertido en las aguas del Guadaíra, aunque de menor intensidad que los anteriores, pero con la misma peligrosidad. Hartos de esta situación desde hace meses, miembros de la sociedad Alwadi-ira han convocado una marcha al Parlamento Andaluz para el próximo 28 de febrero con el objetivo de concienciar a políticos y lograr llegar  a una solución para salvar al Guadaíra, al que consideran desde tiempo como “muerto”.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad