pleno-junio-16

Jiménez convoca pleno para su aprobación inicial el martes y apela al PP para «contar con unas cuentas que respondan a las demandas actuales» al estar prorrogadas desde 2014. Andalucistas piden «una revisión seria» tras detectar «frases calcadas» de 2009.

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, la socialista Ana Isabel Jiménez, ha firmado la convocatoria del pleno extraordinario en el que se debatirá y someterá a aprobación el proyecto de Presupuestos Municipales para 2017 para el próximo martes 7 de marzo a las 12:00 horas.

El proyecto de presupuesto para 2017 es, según afirma el gobierno en una nota, «fruto del trabajo constructivo y dialogante del conjunto de fuerzas políticas municipales, con el que afrontar los nuevos retos que la ciudad viene demandando. Una vez emitidos los informes de la Intervención y del Consejo Económico y Social y dictaminado el proyecto por la comisión, corresponde ahora al conjunto de los grupos municipales en pleno pronunciarse sobre el documento económico que sustentará la gestión municipal en el presente ejercicio.

Eso sí, Jiménez, apela “a la responsabilidad de los todos grupos municipales para que el presupuesto de 2017 sea aprobado en el pleno”, especialmente a la responsabilidad del grupo mayoritario de la oposición, el Partido Popular, que como partido de gobierno es consciente de la importancia de contar con unas cuentas anuales que respondan a las demandas actuales de la ciudad».

Según el propio gobierno alcalareño, Jiménez mantuvo conversación en estos términos con la portavoz de los populares, Carmen Rodríguez Hornillo, antes de la firma de la convocatoria. Asimismo, aseguran que «se ha mantenido un diálogo constante con el resto de grupos en los últimos días para hacer posible que el Ayuntamiento disponga de un documento económico ampliamente consensuado».

Hay que señalar también que el consistorio alcalareño cuenta con los presupuestos prorrogados desde 2014, por lo que en el proyecto que el gobierno confía en aprobar la próxima semana incluyen «mejor dotación de servicios públicos municipales, la mejora del mantenimiento urbano, en especial en las nuevas zonas de la ciudad, las actuaciones e inversiones en materia educativa y deportiva, y el incremento de las políticas sociales» y «recoge propuestas de todos los grupos de la oposición, con los que se viene trabajando desde el pasado mes de noviembre».

El PP «con predisposición» de que salga adelante

Por su parte, los populares alcalareños señalan en una nota que su objetivo «es que la ciudad cuente con unos nuevos presupuestos que den respuesta a las verdaderas necesidades de los alcalareños». Apuntan que acudirán a la cita con predisposición para que salgan adelante «siempre y cuando el gobierno acepte una serie de enmiendas» que los populares consideran necesarias.

Ya en el proceso de elaboración del proyecto, desde el PP se aportaron una serie de propuestas que «muchas de ellas han sido reflejadas en el documento que se va a debatir, no obstante, y con el propósito de que los presupuestos den respuesta a las verdaderas necesidades de los alcalareños», los populares presentarán también enmiendas que cumplan con este objetivo».

«Con espíritu constructivo» y con el propósito de que la ciudad pueda contar con unos nuevos presupuestos, es como aseguran desde el PP que abordaran la próxima semana el tema de los presupuestos para 2017, de ahí que esperan del gobierno que acepten las «mejoras en educación, empleo, turismo, políticas sociales y deportes», siendo éstas las materias principales que los populares consideran que se deben mejorar en el documento.

Memoria «calcada» de Limones

Por su parte Andalucistas de Alcalá han criticado hoy que la memoria de Alcaldía del proyecto de presupuestos 2017 expone «repite párrafos completos de la memoria de 2009, pese a que les distancian 35 millones y casi una década». Según los ediles andalucistas, los presupuestos que el gobierno socialista quiere aprobar el próximo martes «cuentan con alguna que otra muestra de que lejos del tiempo nuevo, el calificativo más apropiado sería de día de la marmota».

En una nota enviada por los andalucistas, señalan que esa ha sido su sensación «al detectar ideas y frases literalmente calcadas”. Apuntan que en el «breve pero explicativo texto, se argumentan y explican los objetivos y metas concretas que sustentan la planificación económica anual que se propone aprobar”. Según este grupo político, la mencionada memoria de Alcaldía de los presupuestos 2017 -los primeros de Ana Isabel Jiménez como alcaldesa- y el mismo documento de 2009 de su antecesor en el cargo, Antonio Gutiérrez Limones, “presentan verdaderas similitudes en sus principios, y en sus resultados, pese a que son dos décadas distintas, y dos situaciones sociales y económicas diferentes”.

Comparación de dos extractos de las memorias de 2009 y 2017

Señalan que «las mismas palabras que en el año 2009 sirvieron a Gutiérrez Limones para dar sustento a unas cuentas de 111 millones de euros con 50 de ellos destinados a inversiones, le sirven en 2017 a Jiménez para un presupuesto de 75 de los que sólo se destina a inversión unos testimoniales 4 millones de euros».

«Si se analizan los ingresos que en 2009 Limones mencionaba en su memoria, 35 millones procedían de tasas y otros ingresos, 22 de impuestos directos y 18 de transferencias, entre otros. Por contra, en 2017, Jiménez prevé sólo 9,8 de tasas y otros ingresos, casi 39 millones por impuestos directos, y poco más de 355.000 euros de transferencias de capital». “Con esta memoria, la alcaldesa actual interpreta que la situación de bienestar, progreso social y sostenibilidad ha debido cambiar tan poco como lo han hecho los párrafos de la memoria de 2009”, señalan los andalucistas.

Por todo ello, solicitan “una revisión seria de las cuentas para el próximo año, y un trabajo sosegado, contando con las opiniones de los técnicos municipales y con el resto de una sociedad que, aunque no lo sepa, ha cambiado y mucho desde 2009 hasta hoy”.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario