villalobos-limones-opaef

El regidor alcalareño no renunciará a la Alcaldía y, hasta que no tome posesión como diputado, no estaría contraviniendo las normas internas del PSOE.

El alcalde de Alcalá de Guadaíra lo seguirá siendo hasta que tome posesión como diputado en el Congreso. Cabe recordar que aparece como número tres en las listas por Sevilla a la cámara baja y que las encuestan otorgan al PSOE, al menos, cinco diputados por Sevilla por lo que, previsiblemente saldrá elegido.

La normativa interna del Partido Socialista impediría a Gutiérrez Limones compatibilizar su puesto como alcalde y diputado, por eso, hasta que no se produzca esa toma de posesión no renunciará a la Alcaldía. El propio alcalde confirmó este viernes que no renunciará por el momento y que está «centrado en la campaña».

Su marcha es una circunstancia más que previsible, pero la incógnita aún reside en quién le relevará. En el acto de este viernes en la Diputación, donde se firmó el convenio por el que el Ayuntamiento cede al Organismo Provincial de Asesoramiento Económico y Fiscal (Opaef) el cobro del IBI y el sello de los vehículos, el alcalde estuvo acompañado con la que tiene más posibilidades de sucederle, la edil Ana Isabel Jiménez, mujer de confianza de Susana Díaz. Aunque no hay que olvidar que el equipo de Limones está intentando situar a Miriam Brugos, número dos del regidor alcalareño, como su heredera.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, aprovechó este acto para despedir veladamente al regidor socialista, señalando el «legado incuestionable» que dejaría Gutiérrez Limones en Alcalá.

Alcalá ya pertenece al Opaef

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, y el alcalde de la localidad, Antonio Gutiérrez Limones, suscribieron este viernes el convenio general que regula la delegación de la gestión, la inspección y la recaudación de tributos de este municipio, vigente a partir de enero y que supondrá unos 25 millones de euros de cargo de la recaudación voluntaria.

Tanto el mandatario provincial como el primer edil alcalareño mostraron su satisfacción por este acuerdo que, según Villalobos, ‘supone la incorporación del segundo municipio de mayor población en la provincia y un ejercicio de solidaridad con los más pequeños, pues la delegación en el OPAEF permite dar respaldo económico a los pueblos de menor población y con menos recursos’.

Villalobos ha valorado la labor desarrollada por Antonio Gutiérrez Limones durante estos años. «Con Alcalá de Guadaíra hoy te tienes que quitar el sombrero, porque es una ciudad moderna y la que alberga el mayor número de industrias de toda Andalucía», señaló.

Con este acuerdo, Alcalá de Guadaíra delega la gestión tributaria y la recaudación del IBI rústica y urbana, con un cargo aproximado de 20 millones de euros; la gestión catastral de ese mismo impuesto; y la gestión, inspección y recaudación del IVTM, con un cargo de alrededor de cinco millones de euros.

 

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario