boceto-sillas-plazuela

Desde el PP aseguran que ni los contratos, ni el dinero que costarán las nuevas sillas para Semana Santa, aparecen por ningún lado. El PA lamenta la «falta de escrúpulos políticos y el desmesurado populismo» de Limones.

El Partido Popular de Alcalá de Guadaíra ha asegurado este viernes que, «ni los contratos ni la los costes que supondrán la instalación de las sillas para la Semana Santa, aparecen por ningún lado.

El grupo municipal ‘popular’, tras el anuncio a los medios de comunicación de la instalación de sillas entre La Plazuela y Plaza Cervantes, ha pedido información sobre su organización y sobre su repercusión económica, «cosa que hasta la fecha el Equipo del alcalde no ha facilitado de forma oficial, tan sólo lo publicitado en los medios».

De momento, el PP no tiene constancia de que se hayan llevado a cabo licitaciones públicas sobre las contrataciones necesarias para desarrollar «la nueva genialidad del alcalde de cara a las próximas elecciones». «Es decir», indican, «todo se ha llevado en el secretismo más absoluto y ni sabemos lo que va a costar ni a quién se le han adjudicado los trabajos».

En relación a «la aparente falta de procedimiento del Equipo del alcalde para efectuar el coste de las contrataciones», los ‘populares’ advierten de que «vigilaran cualquier reconocimiento extrajudicial de crédito que soliciten a la Administración municipal».

Respecto a la necesidad o no de las sillas para la Semana Santa alcalareña de este año, la presidenta del PP alcalareño, María del Carmen Rodríguez Hornillo, ha afirmado que es una cuestión que se viene planteando desde hace unos años y que «si las Hermandades de la ciudad lo han visto bien y algunos ciudadanos afortunados se van a beneficiar de ellas, poco más hay que alegar salvo el evidente oportunismo de Gutiérrez Limones al organizarlo este año, a escasos días de las elecciones municipales», «un hecho más que demuestra que todo lo que hace el Alcalde es por puro interés electoral».

En este sentido, Rodríguez Hornillo lamenta que a Gutiérrez Limones, de los cuatro años de un mandato, «tan sólo le importan los seis meses previos a las elecciones» y que «el resto del tiempo tan siquiera se le puede ver por el Ayuntamiento o por la ciudad».

Según los ‘populares’, «los ciudadanos ya conocen perfectamente el modus operandi del alcalde, por lo que este tipo de despliegues y alardes no les preocupa salvo por el hecho del dinero público que se invierte en ellos».

De hecho, añaden, «son ya varios los inventos que desde el Gobierno se están llevando a cabo tirando del cheque en blanco de los ciudadanos» y afirman que «estamos convencidos de que nos esperan algunos más». Por este motivo, Rodríguez Hornillo le vuelve a pedir a Gutiérrez Limones que «no use el dinero público para su campaña».

Indeterminación y populismo, según el PA

Por su parte, para el Partido Andalucista de Alcalá, las normas de uso de las sillas que se instalarán durante la Semana Santa de Alcalá y que conformarán una carrera oficial están “plagadas de populismo y demagogia” además de carecer “de dato concreto alguno”.

En dichas normas de uso, en ningún caso se ofrecen cifras concretas, ni  porcentaje de reparto alguno de las mismas. Tampoco se señalan cuál es la cuota libre ni las plazas previamente adjudicadas o reservadas. De igual manera no se mencionan los criterios objetivos, ni mucho menos las vías de obtención de los pases para las localidades que no queden a disposición en la Casa de la Cultura.

A juicio de los andalucistas, “no procede incluir en unas normas de uso público frases populistas como que ninguna persona con movilidad reducida se quedará sin silla”. Esto es, para los andalucistas, “más que unas normas de uso una oda al desmesurado populismo electoral de Limones a las puertas de las municipales, su verdadera y única motivación”.

Igualmente desde el PA se considera una falta de respeto “usar como justificación a mayores y personas con movilidad reducida y ni siquiera haberse reunido con todos los colectivos afectados antes de decidir las características y formas de la medida”.

Los andalucistas recuerdan que la propuesta de una carrera oficial parte del Programa de Gobierno del PA, y piden ante todo “respeto para las hermandades de Alcalá y a nuestras tradiciones”.

“Estamos convencidos de que una carrera oficial puede suponer un atractivo de nuestra Semana Santa pero debe hacerse con serenidad, diálogo  y sobre todo con transparencia. Hay que ser riguroso con cualquier medida que venga a modificar una tradición tan popular como la Semana Santa, que no puede quedar a vaivén de intereses electorales de Limones”.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad