limones-28mayo-pleno

Existen otras dos grabaciones sonoras donde el contable de la empresa pública junto al responsable comercial hablan abiertamente de manipulaciones en la facturación de ACM. Ambos reconocen que parte del equipo de Limones conocía estas prácticas, según publica El Mundo.

El caso del presunto desvío de fondos públicos a manos particulares en el seno de la empresa pública de comunicación de Alcalá de Guadaíra, ACM, cuenta con un nuevo capítulo. Según recoge este lunes el diario El Mundo, existen otras dos grabaciones sonoras grabadas a empleados de ACM -entre ellos, el contable, Javier Luque- en las que admiten manipulaciones en la contabilidad de la sociedad. Estas se sumarían a la primera, donde el contable explicaba irregularidades en ACM y que dio origen a la investigación del caso por parte de la Fiscalía.

En dichas cintas, tanto Luque como el responsable comercial de la entidad, Rafael Blanco, relatan cómo se falsificaron las cuentas para disfrazar un presunto desvío de fondos públicos con los que se habrían financiado gastos particulares del alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones así como un periódico de difusión gratuita desde el que se hacía propaganda del gobierno municipal.

Según estas informaciones, estas nuevas grabaciones estarían grabadas en la misma época que la primera, y en ellas se recoge cómo desde la empresa pública se adquirió una tableta para fines particulares y cuya factura, según señala Blanco en una de las nuevas cintas, se quemó para no dejar rastro.

Asimismo, también exponen cómo parte del equipo de Gobierno de Gutiérrez Limones estaba al tanto de las presuntas irregularidades en ACM y cómo, cuando eran advertidos, hacían oídos sordos y ordenaban seguir adelante. Cabe recordar que Luque ya implicó directamente en estas operaciones a la actual portavoz del Gobierno, Miriam Burgos así como al ex director de Comunicación del Ayuntamiento, José Luis Díaz.

Precisamente Díaz, según este diario, aparece en un documento oficial del Ministerio Público, como «implicado» en este caso, junto a otros tres trabajadores de ACM, Rafael Blanco, el responsable comercial, el contable Javier Luque y Manuel Costillo, que actuaba al parecer como mano derecha del director gerente.

Las cintas, según confirmaron fuentes próximas al caso, van a ser remitidas en los próximos días a la Fiscalía del Tribunal Supremo para que pueda incorporarlas al resto de pruebas que recopiló la Fiscalía de área de Dos Hermanas antes de remitir el caso a Madrid por la condición de aforado de Gutiérrez Limones, al ser senador.

Del mismo modo, según este diario, la Fiscalía asegura que existen indicios de delito en la gestión de la empresa pública de comunicación de Alcalá y señala que el alcalde y senador socialista podría verse salpicado. Uno de los argumentos que esgrime el Ministerio Público es que, si no se hubiesen visto elementos que apuntasen a Gutiérrez Limones no se habría enviado el caso al Tribunal Supremo, que ahora tendrá que determinar qué pasos seguir y que podría decidir asumir por completo la investigación de los hechos denunciados por los concejales de la oposición o desgajar la parte que se refiere al portavoz adjunto socialista en la Cámara Alta y devolver el resto a la Fiscalía de Dos Hermanas.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad