El falso ‘padre Ángel’ lleva varias semanas encargándose de la limpieza de las oficinas de la Agencia de Recaudación, pese a la paralización que sufre el servicio por el despido de una veintena de trabajadores.

La relación entre el falso cura que estuvo ejerciendo siete años sin tener habilitación para ello en una iglesia de Sevilla, Ángel Luis Orellana, y el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, sigue ‘in crescendo’. Pese a los 20 despidos producidos en CGI, la empresa que gestiona los impuestos en la Agencia de Recaudación Municipal, ARCA, el ‘padre Ángel’ ha encontrado empleo en esta misma agencia. Según ha informado la Sección Sindical de CCOO en el Ayuntamiento, el falso cura lleva un par de semanas ocupándose de las tareas de limpieza en las oficinas de ARCA, en sustitución de la anterior trabajadora.

Actualmente, ARCA se encuentra en una situación fáctica de “paralización”, después del despido de una veintena de trabajadores que ha obligado al Ayuntamiento a trasvasar personal municipal a la Agencia. No obstante, según ha podido conocer Sevilla Actualidad, la limpieza de las oficinas de la Agencia, depende de una empresa privada subcontratada, ‘Las Nieves Occidental S.L’, de la que forma parte el falso cura. Esta redacción se ha puesto en contacto con la empresa pero no ha sido posible obtener declaraciones de sus representates.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcalá rehúsa hacer declaraciones aduciendo que no existe ninguna ilegalidad en este hecho ya que el ‘padre Ángel’ trabaja para una empresa privada e insta a CCOO a actuar en caso de encontrar algún tipo de irregularidad. El delegado de la Sección Sindical de CCOO, José Luis García, denuncia la predilección del Consistorio por el falso cura, que ya ejerció del Cartero Real en las pasadas Navidades -a petición del responsable de Protocolo del Ayuntamiento- e incluso de dejó fotografiar con el alcalde de la localidad, Antonio Gutiérrez Limones.

García ha señalado que el descubrimiento del falso cura se produce en el marco de una inspección de trabajo realizada en ARCA donde se ha comprobado que “los extintores estaban caducados” y “había puertas de emergencias cerradas” y en la que se ha requerido al Ayuntamiento a presentar en los próximos días documentación sobre la situación laboral de los trabajadores del servicio.

Asimismo, ironiza que con la contratación del ‘falso cura’ la situación de ARCA “empieza a resolverse”, toda vez que los 20 trabajadores despedidos de ARCA continúan con las actuaciones jurídicas y movilizándose para exigir el cumplimiento de la sentencia no firme que condena al Ayuntamiento por “cesión ilegal de trabajadores” y les reconoce la condición de trabajadores indefinidos no fijos de la administración.

www.SevillaActualidad.com

Avatar

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista...