Plantación intervenida en el Polígono San Nicolás

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas en el marco de una operación contra el tráfico de drogas en la localidad de Alcalá de Guadaíra. Poseían una plantación en interior de marihuana con un total de 1053 plantas en el Polígono San Nicolás. En la nave donde ocultaban la plantación de marihuana presentaba una gran especialización tanto en el montaje eléctrico empleado como en el cultivo, conservación y recolección de las plantas. A los detenidos se les imputan sendos delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Operación Laos

Los hechos tuvieron su inicio en la información facilitada por los radio patrullas de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de Policía Nacional de la localidad alcalareña, sobre la existencia de una posible nave industrial situada en el Polígono San Nicolás de dicha localidad y destinada al tráfico de cultivo de plantas indoor de marihuana.

Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Alcalá de Guadaíra, a pesar de las medidas de seguridad dispuestas por los investigados, para no ser descubiertos por la policía y evitar posibles vuelcos de otros narcotraficantes, pudieron ubicar correctamente la nave objeto de la investigación e identificar a los principales responsables en el cuidado y recolección de las plantas y sus cogollos.

Una nave sofisticada destinada al cultivo de la marihuana indoor

Una vez realizadas todas las indagaciones, se procedió a la entrada y registro de la nave, en colaboración de operarios de la compañía de eléctrica suministradora perjudicada, localizándose en su interior varias dependencias totalmente herméticas y estancas que garantizaban su ocultación. Se pudo comprobar el nivel de especialización en el montaje, tanto eléctrico como del resto del material utilizado, sólo al alcance de profesionales. Se hallaron en sus estancias 1053 plantas de marihuana en su fase inicial de cultivo, así como útiles para el cultivo, conservación y recolección.

También se intervinieron más de 40 lámparas alógenas y reactancias, que junto con aires acondicionados industriales de gran potencia, suministraban la luz y condiciones precisas para el crecimiento de las plantas para su posterior recolección y puesta a la venta en el mercado ilícito.

La sustancia intervenida habría alcanzado un valor aproximado de 80.000 euros en el mercado ilícito, estimándose una defraudación de fluido eléctrico según la compañía eléctrica en torno a los 40 000 euros

La investigación continúa abierta, no descartándose posteriores detenciones. A los dos detenidos les figuraban antecedentes policiales por hechos similares, siendo puestos a disposición judicial por los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.