protesta-vecinos-triple-muerte-crivas

El Defensor del Pueblo se interesa por la atención sanitaria dada a la familia de Alcalá

Un sobrino desmiente que la familia buscase comida en la basura

La familia intoxicada “tenía una vida normalizada”

Vecinos de Alcalá de Guadaíra se concentran desde esta mañana a las puertas del Ayuntamiento reclamando más ayudas para evitar muertes como las de la familia intoxicada.

Unos 200 vecinos de Alcalá de Guadaíra se concentran desde las 10:00 horas de la mañana frente al Ayuntamiento de la localidad en protesta por la muerte el domingo de tres miembros de la misma familia tras la ingesta de comida en mal estado. Aunque la concentración ha sido tranquila, ha contado con momentos de tensión, cuando varios de los concentrados intentaron acceder al Ayuntamiento y fueron bloqueados por la Policía, que estuvo a punto de detener a uno de ellos.

Con gritos de “alcalde dimisión”, los presentes han expresado su rechazo por la tragedia al considerar que se podría haber evitado y reclaman más ayudas de los Servicios Sociales. Según la información que ha trascendido hasta el momento, el padre de familia fallecido solicitó ul Salario Social una ayuda que tarda una media de entre seis y nueve meses en ser concedido y de la que aún no era beneficiario. Aunque, según informa el propio Consistorio, la familia percibía la ayuda familiar.

Los vecinos congregados protestan también por el funcionamiento de los Servicios Sociales alcalareños donde “se tienen que esperar horas y horas sólo para que la asistenta conozca tu situación”, según algunos de los presentes. Asimismo, reclaman la apertura de un comedor social en la localidad porque, aseguran que “existen muchas familias en la misma situación” que la fallecida.

El entorno de la familia intoxicada asegura que estaban atravesando momentos de dificultad económica y se veían obligados a recoger cartones y pedir comida a establecimientos, pero desde la familia desmienten que se dedicaran a buscar comidas en contenedores. En la misma línea se ha expresado el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones que, en declaraciones a la Cadena Ser, ha manifestado que, según la investigación “todos los alimentos encontrados de la casa estaban en buen estado”.

La delegada municipal de Asuntos Sociales, Mariló Gutiérrez, ha asegurado a los periodistas que la hija menor de la familia fallecida, de 13 años, ingresada desde el sábado en el Hospital Virgen del Rocío, ha dicho que los alimentos que ingirieron en su casa el viernes por la noche habían sido comprados.

A la espera de que se conozcan los detalles de la autopsia, la hija menor ingresada en la UCI evoluciona favorablemente aunque permanece aislada para evitar que aún conozca la noticia del fallecimiento de su familia.

Los vecinos, con el respaldo de IU y del movimiento 15-M, han convocado para este martes una manifestación a las diez de la mañana que irá desde el barrio de Rabesa, donde vivían los fallecidos, hasta el Ayuntamiento, en demanda de protección social.

Condolencias de la Junta de Andalucía

Por su parte, la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha expresado sus condolencias y su solidaridad con la familia de los vecinos que han fallecido en Alcalá de Guadaíra y se ha sumado al dolor y sentir del municipio, que ha decretado tres días de luto.

Actualmente, los hechos ocurridos se encuentran en investigación judicial por parte del Juzgado de Alcalá de Guadaíra. Por ello, desde la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se ha solicitado mantener la prudencia, ya que aun se desconocen las causas de los fallecimientos y el respeto máximo a la familia, tanto para proteger la intimidad e imagen de las personas fallecidas como de sus allegados en estos duros momentos.

Precisamente, la titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha recordado que un portavoz de la familia también ha pedido prudencia y que no se difundan más falsos rumores como las informaciones que aseguran “que los fallecidos vivían en la indigencia y consumían alimentos de los contenedores de basura”, circunstancias que la familia desmiente rotundamente. Asimismo, la familia ha pedido respeto e intimidad, fundamentalmente porque hay una menor que sigue ingresada.

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se suma a esta petición y solicita que la información que se ofrezca en cada momento sea rigurosa y pertinente a los hechos ocurridos, y que, hasta que no se aclaren las causas de los fallecimientos, no se realicen especulaciones ni suposiciones que pueden dañar a personas cercanas al suceso.

La Consejería reitera que tanto los protocolos sociales, como sanitarios y de salud pública han funcionado y que la situación se encuentra actualmente controlada pendiente de finalizar la determinación de las causas de los fallecimientos en el ámbito judicial.

Según el relato de los hechos aportado por la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, el centro coordinador de Urgencias y Emergencias Sanitarias de Sevilla recibió a las 2.55 horas de la madrugada del viernes una llamada procedente de un domicilio situado en la localidad de Alcalá de Guadaíra, en la que se solicitaba asistencia por un cuadro de náuseas y vómitos. Desde el centro coordinador se envió un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos de Urgencias de Alcalá de Guadaíra, compuesto por un médico, un enfermero y conductor, quienes atendieron a todos los miembros de la familia.

A las 9.09 horas de la mañana, el centro coordinador de urgencias y emergencias de Sevilla atendió una nueva llamada en la que se solicitaba asistencia sanitaria desde el mismo domicilio debido a un agravamiento de los síntomas. Se envió nuevamente un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias que al llegar al lugar encontró a dos adultos en estado grave y a una niña de 14 años en parada cardiorrespiratoria.

Los profesionales de urgencias solicitaron de inmediato un segundo equipo sanitario que se desplazó al lugar, procediendo al traslado de los afectados al Hospital Universitario de Valme (un varón de 61 años y de una mujer de 50 años), que ingresaron en la Unidad de Cuidados Críticos de dicho hospital, así como de una niña de 13 años, que posteriormente fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil del Virgen del Rocío. La mujer de 50 años falleció en el Hospital de Valme a las 17.15 y el hombre de 61 años a las 18.00.

Desde el primer momento, todos los profesionales sanitarios de los dos hospitales implicados, así como el servicio de Salud Pública de la Delegación Territorial, bajo la coordinación de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, han estado trabajando de forma coordinada, atendiendo a la niña de 13 años que está ingresada en el hospital Virgen del Rocío, a la cual también se le está ofreciendo la atención psicológica necesaria.

Igualmente, de forma inmediata, el equipo de Salud Pública de la Delegación Territorial de Sevilla comenzó a realizar la encuesta epidemiológica a la niña de 13 años y la recogida de muestras y análisis del domicilio. Según los indicios de los que se dispone hasta el momento, no se tiene constancia de riesgo para la población, por lo que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales realiza un llamamiento de tranquilidad a los vecinos de Alcalá de Guadaíra.

www.SevillaActualidad.com

Avatar

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista...