La familia intoxicada de Alcalá vivía una difícil situación económica

El 15-M convoca una concentración de protesta

Tres días de luto oficial

El Ayuntamiento de Alcalá ha reiterado este domingo que era una familia con una “vida normalizada” y que “no era usuaria habitual de los servicios sociales de la ciudad”.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha reiterado este domingo que los tres miembros fallecidos de una misma familia intoxicada tenían una “vida normalizada” y que “no era usuaria habitual de los servicios sociales de la ciudad”, ya que lo único que consta es que el padre había solicitado el salario social el pasado mes de octubre.

El Ayuntamiento contradice los testimonios de familiares y vecinos, que han asegurado que el matrimonio aceptaba donaciones de establecimientos comerciales que les proporcionaban alimentos caducados o a punto de caducar, según Efe.

El Consistorio, en un comunicado pide respeto hacia esos familiares y prudencia para que la justicia pueda seguir su cauce habitual y sea la que clarifique la verdad de los hechos. “Se insiste en que no se hagan especulaciones levantando falsos rumores para que sea la justicia la que tenga la última palabra”, señala el comunicado.

Desde el Ayuntamiento se asegura que se está haciendo todo lo posible por acelerar los trámites para que puedan recibir sepultura.

La joven, evoluciona favorablemente

La joven de 13 años de edad que este sábado ingresó en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil del Virgen del Rocío a cuenta de una intoxicación alimentaria que acabó con la vida de sus padres -de 50 y 61 años de edad- y de su hermana de 14 años, “evoluciona favorablemente”.

Según han indicado desde el centro sanitario sevillano, la menor permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) si bien “previsiblemente” pasará a planta.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad