Aundiencia Provincial de Sevilla / LVA

La Asociación de Apoyo a la Defensa de Antonio M.B. pide al Ministerio de Justicia y al Consejo Superior del Poder Judicial que admita como prueba de defensa una o varias de las nuevas tecnologías de Verificación Computacional de la Verdad (VCV) conocida como «prueba de la verdad».

Actualmente, Antonio Muñoz Bernaza, de 61 años, cumple ocho años de condena por un delito de abuso sexual sobre su hijastro ocurrido hace 11 años. Los miembros de la asociación, entre los que se encuentran su hermano y su pareja, están convencidos de la «inocencia» de Antonio, que ingresó en prisión en 2014. Según la asociación Antonio recibió «una defensa jurídica mal orientada». Desde su ingreso no ha accedido a beneficios penitenciarios porque «para acceder a ellos se le solicita que se reconozca culpable, a lo que él se niega», sostiene la asociación.

Las mismas fuentes han explicado que «se enfrenta a un segundo juicio el próximo 30 de septiembre por una acusación similar de su propio hijo, en el que se le pide una segunda condena de 13 años». Según la asociación, «a día de hoy, las nuevas tecnologías VCV son ya una realidad y ofrecen cuotas de fiabilidad considerables». Por este motivo, se ha iniciado una recogida de firmas para solicitar al Ministerio de Justicia y al Consejo General del Poder Judicial que estudien y dictaminen «la necesidad, la oportunidad y la conveniencia de admitir los nuevos sistemas VCV como prueba de defensa».

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.