Policía Nacional / Imagen de Archivo

Un agente de la Policía Nacional ha evitado este pasado miércoles lo que podría haber sido una tragedia en Alcalá de Guadaíra, al agarrar en el último momento a un hombre que se precipitaba al vacío desde una ventana.

El hombre, con problemas de depresión y abuso de sustancias, tiene antecedentes de denuncias por violencia de género y delitos contra la seguridad vial, según ha informado ABC de Sevilla. Tras una discusión con su madre, se atrincheró en una habitación de cuya ventana, a siete metros de altura, llegó a saltar, siendo en el último momento agarrado por el agente. Solo la rapidez y habilidad de este impidió que ambos acabasen cayendo.

Los cuatro agentes que intervinieron en el suceso, tras ser infructuosa la negociación verbal, redujeron por la fuerza al individuo, que se resistió, y fue finalmente trasladado al Valme.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad Más de Sevilla Actualidad

Deja un comentario