Se estima que los trabajos duren unos 10 meses / SA

Los trabajos se realizarán en dos fases. Una primera desde la calle Ramón y Cajal hasta Miralles y una segunda hasta llegar a la calle Harina.

Emasesa ha iniciado ya las obras de canalizaciones pendientes de la calle Silos, según lo acordado con la gerencia de Servicios Urbanos. Las actuaciones afectan al sector comprendido entre la calle Harina y la calle Ramón y Cajal. Los trabajos se prolongarán durante diez meses y su presupuesto alcanza 1.275.349 euros.

Se trata de la tercera fase de las obras de la calle Silos, continuando así los trabajos de abastecimiento que ya se realizaron en las dos anteriores desde el entorno de la calle Harina hasta el cruce con la Avenida de la Constitución.

La calle Silos es una de las principales arterias de Alcalá de Guadaíra, situada en el sector noroeste y con gran componente comercial. Cuenta con una extensión aproximada de unos 1.000 metros de longitud de los que en las dos fases anteriores se ha reurbanizado la parte más ancha, unos 400 metros, con abastecimiento, saneamiento, pavimento, acerado e iluminación, entre otros trabajos.

Alternativas al tráfico

Dado que la obra de canalización se realizará en dos tramos, desde la calle Ramón y Cajal a Miralles y desde ésta a Harina, el diseño del tráfico se ha gestionado para mantener la fluidez y garantizar el acceso a residentes mientras la obra lo permita.

En este sentido, las actuaciones del primer tramo afectarán al tráfico rodado de la calle Silos desde Ramón y Cajal hasta la calle Miralles, incluyendo también esta vía hasta la calle Zacatín, que quedará en un solo sentido para la entrada de maquinaria relacionada con la obra.

Las calles correspondientes al lateral izquierdo de Silos, tales como Miguel Fleta, Pedro Lavirgen, Marcos Redondo, Pilar Lorengar, José Carreras y Montserrat Caballé, permanecerán sin salida, sólo con acceso por calle Alfredo Krauss.

Asimismo, permanecerán en doble sentido -aunque sin salida- las calles situadas en el lateral derecho de Silos, es decir, la calle Domínguez Gómez y Miralles. Los vehículos de esta zona tendrán salida por las calles Zorrilla y Lepanto, que cambian su sentido a la circulación para facilitar la fluidez del tráfico.

Por último, los vehículos que accedan desde la Avenida de la Constitución por Silos encontrarán salida por calle Zacatín, bien hacia Mar Mediterráneo, bien hacia el centro de la ciudad por Barrio Nuevo.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad