Entre ellos se incluye el teatro Gutiérrez de Alba, los distritos, el Museo, la Casa de la Cultura o la biblioteca Lara.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha aprobado de forma inicial una ordenanza sobre el uso de los edificios, locales e instalaciones municipales con el objetivo de regular el uso temporal o esporádico que pudieran hacer de éstos los alcalareños de forma particular o a través de asociaciones.

En la ordenanza se especifican los lugares susceptibles de ser cedidos, un total de 47 salas con capacidades que abarcan desde la decena de personas a los ochocientos participantes en 13 edificios públicos.

Éstos son el Distrito Norte, el Centro Cívico Medina de Haro, el Centro Cívico Silos-Zacatín, el Distrito Sur, la Casa de la Cultura, las dependencias de la Universidad Popular, el Museo, el Teatro Gutiérrez de Alba, el Centro Luis Velázquez Peña, la biblioteca municipal Editor José Manuel Lara, el Museo, el Centro de Servicios Sociales Comunitarios, y el pabellón multiusos del recinto ferial.

En estas dependencias se encuentran desde aulas y salones multiusos con aforo comprendido entre las 20 y las 150 personas, a salas y espacios diáfanos cubiertos y al aire libre para 300 y 400 individuos.

“El Consistorio pretende con esto favorecer los criterios del uso público y del interés general frente a los privados, y evitar cualquier controversia en la cesión, uso o deterioro de los bienes públicos”, según ha explicado el delegado de Participación Ciudadana, José Antonio Montero.

Se podrá solicitar cualquiera de estas dependencias, con un plazo mínimo de diez días de antelación, en los registros municipales por personas o entidades sociales siempre que en ningún momento exista ánimo de lucro.

La ordenanza también indica que las cesiones se realizan con una finalidad concreta, y que queda totalmente prohibido realizar cualquier otra función distinta así como, lógicamente, toda iniciativa que vulnere la legalidad, o incite a la violencia, el racismo, la discriminación, etc.

El texto contempla también los deberes de los usuarios, como el cuidado del inmueble y los enseres, la limpieza, o el respeto a horarios y aforo, así como la necesidad de autorización expresa para el uso de los recursos del edificio (teléfono, fotocopiadora, audiovisuales…).

El Ayuntamiento podrá realizar cuantas comprobaciones se consideren oportunas para observar el cumplimiento de las obligaciones y emitir, si es necesario, un informe sobre uso inadecuado, daños y perjuicios. Éstos pueden derivar en infracciones leves, graves o muy graves que conllevan las sanciones que establece la Ley de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía.

La información y solicitudes estarán disponibles en la web municipal www.ciudadalcala.org.

Según José Antonio Montero, “esta ordenanza se publicará próximamente en el Boletín Oficial de la Provincia y tendrá un plazo de exposición pública de 30 días en el tablón de anuncios del Ayuntamiento para la presentación de posibles sugerencias por parte de la ciudadanía. Su aprobación”, ha explicado, “permitirá una mejor organización de los espacios públicos para ayudar a los alcalareños en sus reuniones, exposiciones y actos sociales y culturales con una garantía de equidad”.

“Esta propuesta es un paso más en el trabajo que realiza el Equipo de Gobierno alcalareño para potenciar la participación ciudadana, y propiciar las mejores condiciones para apoyar el asociacionismo y el movimiento vecinal”, ha puntualizado.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...