Portada » Más » Sexdúcate » Relaciones sexuales en el embarazo
joaquin-ferrera-270417
Sexdúcate

Relaciones sexuales en el embarazo

Muchas mujeres, y hombres, se plantean si pueden tener relaciones sexuales en el embarazo. El embarazo, es una situación donde física y psicológicamente se está en una situación especial. Por tanto, hay que tener en cuenta varios factores al mantener relaciones sexuales en el embarazo.

En general, si se trata de un embarazo normal, se pueden continuar manteniendo relaciones sexuales con total normalidad, hasta poco antes del parto. En ocasiones, tu médico o médica puede aconsejarte en algún momento evitar las relaciones sexuales durante un tiempo. En ocasiones, sobre todo al principio del embarazo, puede existir una amenaza de aborto, y por tanto, aconsejarte no tener sexo hasta que esa amenaza desaparezca.

Lo cierto es que muchas mujeres, y sus parejas, tienen cierta reticencia a mantener relaciones sexuales en el embarazo. Existen miedos, y mitos, que se traducen en una modificación en la actividad sexual.

A continuación, expongo algunos de estos miedos, o preguntas que plantean las mujeres, y sus parejas, durante su estado de gestación.

Uno de los planteamientos que nos suelen hacer es, si el feto sufrirá algún daño durante la relación sexual. La respuesta es que no sufre daño alguno. El cuello del útero (cervix) está sellado por una membrana mucosa que lo protege. Además, el pene no llega más allá del cuello de la vagina, así que no alcanzará al bebé, que está en el útero.

Otro miedo común acerca de las relaciones sexuales en el embarazo, es si durante el orgasmo puede desencadenarse el parto. Pues bien, si la evolución del embarazo es normal, la estimulación sexual o el orgasmo no hacen que se inicie el parto ni tampoco provoca un aborto. Aunque es cierto que durante el orgasmo se producen contracciones uterinas, son temporales y no son dañinas.

¿Voy a sentir lo mismo estando embarazada? En este sentido, hay de todo. Para algunas mujeres, las relaciones sexuales en el embarazo son incluso más placenteras. Sin embargo, en otras ocurre lo contrario durante algunos meses, o incluso durante todo el embarazo.

Lo cierto, es que la zona pélvica tiene más riego sanguíneo durante el embarazo, puede incrementar las sensaciones de placer. Además, se tiene más flujo vaginal, lo que viene a facilitar las relaciones sexuales, y la satisfacción sexual.

Por otro lado, es posible que los pechos de la mujer estén hipersensibles e incluso molesten con el roce, especialmente durante el primer trimestre. Esta sensibilidad generalmente disminuye cuando el embarazo avanza, aunque siguen estando más sensibles de lo normal. A algunas mujeres esta sensación les parece agradable, mientras que otras prefieren que no se los toquen.

Otra pregunta que suele plantearse es si se puede tener sexo oral durante el embarazo. El sexo oral es una práctica segura y no dañina durante el embarazo. Está claro que hay que tener en cuenta varias cuestiones. Si tu pareja tiene un herpes bucal, no es aconsejable que tenga sexo oral con la embarazada. Igualmente si tiene VIH+ pues hay que tomar alguna medida de protección, por si pudiesen existir pequeñas heridas o cortes en la boca, y por tanto, riesgo de contagio.

En definitiva, las relaciones sexuales en el embarazo pueden realizarse con normalidad, siempre teniendo en cuenta el trimestre de embarazo en que se encuentra la mujer, y las propias circunstancias del embarazo.

En el primer trimestre, la mujer puede tener un descenso en el deseo sexual, por la presencia de nauseas, cansancio,.., característico de ese período. Posteriormente, en el último trimestre, por el estado avanzado de gestación, habrá que adoptar posturas que resulten lo más cómodas posibles para ambos, sobre todo para la embarazada.

Como norma general, si algo resulta incómodo es bueno que se lo comuniques a tu pareja. Si tienes deseo sexual, pero sin embargo te incomoda la penetración, plantearos otras opciones, como el sexo oral o la masturbación.

En este período, es importantísimo mantener una buena comunicación, y apoyarse mutuamente durante los cambios que se van produciendo.

Como experto en salud sexual, puedo aseguraros que durante el embarazo ocurren cambios físicos y emocionales que hacen que las relaciones sexuales puedan verse modificadas. Esto no es nada negativo, se trata de adaptarnos a las circunstancias. Hay parejas donde sus relaciones sexuales en el embarazo son tan satisfactorias, o incluso más, que en otros momentos.

Joaquín Ferrera
Psicólogo-Sexólogo
www.joaquinferrerapsicologo.com

Sobre el autor

Avatar

Joaquín Ferrera

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required