Portada » Sevilla » El soldado gay Alberto Linero dice que recibió acoso en el Ejército desde que se casó
Sevilla

El soldado gay Alberto Linero dice que recibió acoso en el Ejército desde que se casó

El militar asegura que desde que contrajo matrimonio en septiembre de 2006 ha recibido amenazas y agresiones telefónicas por miembros del ejército. Linero ha expuesto esta mañana en rueda de prensa que ha recibido proposiciones sexuales de altos cargos militares y que va a denunciar porque no le han renovado por estar de baja psicológica debido a que, según le dijeron, “tenía una enfermedad que debía mirarse”.

Miriam Rico. El primer soldado gay casado en España, Alberto Linero, Marchena, se ha asegurado esta mañana en rueda de prensa que ha recibido en el ejército amenazas telefónicas, proposiciones sexuales y acoso, hechos que se produjeron, dice, “desde que me casé en septiembre de 2006”.

Según Linero, un Teniente Coronel y un Capitán de la base militar de Morón le hacían proposiciones sexuales en su despacho, diciéndole “que si era gay no me importaría hacer una felación”.

El soldado asegura haberle confesado el problema a Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, pero que éste le dijo “que no avisara a la prensa porque eso podía ser un escándalo”.

Además, Linero ha anunciado en la sede de la Asociación de Transexuales de Andalucía, en la calle Imagen, que va a denunciar al Ministerio de Defensa porque piensa que el Ejército le ha rescindido su contrato laboral de forma injustificada.

Linero también ha explicado que Defensa asegura que se dio de baja “porque no le gustaba el nuevo destino”, lugar que asegura que aún no conoce. Sin embargo, tal información no ha podido ser contrastada por Defensa en el día de hoy por este diario por encontrarse tal ministerio ocupado por la muerte de los dos guardias civiles en Afganistán.

Por otra parte, según recoge la agencia EFE, fuentes del Ministerio han explicado que al soldado no se le ha renovado el contrato una vez que ha expirado porque las evaluaciones sobre su servicio “han sido desfavorables”.

Este militar ha asegurado que va a denunciar porque le han prolongado “innecesariamente” y durante dos años el expediente médico que le abrieron.

Linero ha explicado que en octubre de 2008 –fecha desde la que lleva sin trabajar- se tuvo que dar de baja debido a un accidente de tráfico que tuvo, “pero cuando me incorporé de nuevo me dijeron que me quitase el uniforme porque me habían abierto un expediente médico por traumatología y psicología”.

El soldado dice que fue desde que se casó está siendo acosado. Si el pecado mío ha sido casarme porque soy gay pues que nos ahorquen o que nos peguen palos como hacen en la India, y si no es así que tomen medidas”, y ha reconocido que “aunque hayamos conseguido muchos derechos yo no los estoy recibiendo en mi trabajo”. Por ello dice que va a pedir responsabilidades “por vía laboral y administrativa”.

Según el soldado, no ha acudido antes a la prensa porque su ex marido no quería utilizar esa vía, aunque dice que ahora lo hace “porque lo he intentado primero por la vía interna y las cosas han seguido igual”.

Linero ha dicho en declaraciones esta mañana que al informar a su superior “una chica joven”, pensó que lo comprenderían, pero asegura que le dijeron “que aguantara porque era un hombre mayor”.

Tal es así que ha explicado que en ocasiones ha tenido que estar almorzando con su ex marido con un teléfono grabando porque “nos insultaban en pleno comedor”, aunque si bien su ex pareja no ha querido denunciar porque dice que “unos abdican y otros no” y que “nadie apoya a nadie por miedo”.

Al ser preguntado por algunos periodistas que por qué tenía un representante artístico, Linero ha respondido que lo hace “porque me llama muchísimo la prensa, incluso un medio colombiano y no puedo atender a todos”. Sin embargo, reconoce que una cadena de televisión “me ha propuesto cámara oculta que aún no sé si aceptaré o no”, declaración que ha causado revuelo entre los periodistas presentes.

Por otra parte, el soldado ha explicado mientras enseñaba un informe médico que en julio del año pasado “después de tanto agobio, de amenazas, agresiones y de llamar a muchas puertas tuve una ingesta de medicamentos, hecho que propició que la UVI me sacara inconsciente.

Linero ha dicho que denunciará laboralmente al Ejército porque le han “expulsado” estando de baja psicológica y asegura que tiene testigos dispuestos a hablar y a confirmar las amenazas que ha recibido.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required