Portada » Sevilla » “Hay pocos arquitectos en la ciudad que sean más expertos en restauración que yo”
vazquez-consuegra-atarazanas
Sevilla

“Hay pocos arquitectos en la ciudad que sean más expertos en restauración que yo”

Tras presentar Vázquez Consuegra su proyecto en la mañana del jueves a todos los grupos municipales, dedicó la tarde a recibir en su estudio en la calle 2 de mayo a asociaciones civiles como Sevillasemueve, Legado Expo o la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía.

El arquitecto ha iniciado esta semana una ronda de encuentros con agentes locales para defender su intervención en las Atarazanas. “Se trata de una campaña de conocimiento, frente al desconocimiento que otros quieren promover”, refiriéndose a las críticas vertidas por las asociaciones conservacionistas de la ciudad. Tras presentar su proyecto en la mañana del jueves a todos los grupos municipales, dedicó la tarde a recibir en su estudio en la calle 2 de mayo a asociaciones civiles como Sevillasemueve, Legado Expo o la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía.

Vázquez Consuegra ha comparado el proyecto actual con el que presentó hace un lustro para Caixaforum. “Ha habido cambios sustanciales, esta es una intervención más modesta, que ha reducido el presupuesto de 25 a 10 millones.” La entidad bancaria catalana tenía proyectado ubicar el espacio Caixaforum en las Atarazanas, pero tras fusionarse con Cajasol, trasladó este centro cultural a los bajos de la Torre Pelli. El actual proyecto es fruto de la colaboración entre Junta de Andalucía, Fundación Cajasol y Caixabank, que implementarán en el espacio del antiguo astillero “un espacio para el diálogo con América”.

El estudio de arquitectura considera este proyecto mucho “menos intervencionista que al precedente”, puesto que limita las actuaciones en la planta baja a la consolidación del monumento que fundó Alfonso X el Sabio. “Esta es el motivo de que en esta ocasión no sea necesario un Plan Especial y antes sí. Ahora no hay ampliación de superficie mientras que el proyecto anterior contemplaba la construcción de un Auditorio.”, afirma el arquitecto del Pabellón de la Navegación o del Centro de Interpretación de Baelo Claudia.

¿Excavar hasta la cota cero?

Una de las principales críticas de asociaciones conservacionistas como Adepa o la Fundación Atarazanas es que el proyecto de Consuegra no recoge su propuesta de excavar la cota del edificio hasta el nivel que tenía en el siglo XIII. El arquitecto responde a esta consideración afirmando: “No entiendo porque hay que rebajarlo. El espacio ya me conmueve así”.  

El equipo de Consuegra ve en las Atarazanas un edificio que ha tenido una evolución histórica similar al de la ciudad. El arquitecto reconoce que rebajar la solería actual hasta el nivel fundacional es posible, pero advierte de que excavar supondría construir una contención respecto a los edificios vecinos. “El relleno soporta estructuralmente al edificio. Si eliminamos el relleno tenemos que recomponer la estructuralidad del edificio”. Además “rebajar la totalidad de la superficie de las Atarazanas no es posible. La nave más cercana a la calle 2 de mayo no puede excavarse porque hay restos arqueológicos protegidos de la pescadería del siglo XVI.”

El sevillano, sin embargo, no descarta un rebaje parcial. “Soy partidario de hacer una excavación testimonial en el lado más cercano a la muralla”, pero reconoce que el proyecto actual no recoge esa intervención, que encarecería el presupuesto al menos en un millón de euros más. Esta “posible área de excavación” no solo permitiría imaginar la escala original del edificio sino también recuperar una puerta almohade junto al Postigo del aceite.

Una nueva plaza pública para la ciudad

El estudio del arquitecto reserva las intervenciones más profundas para la primera planta del edificio, que se corresponden con la ampliación realizada por Carlos III en el siglo XVIII. La planta baja convertiría las antiguas bóvedas del astillero alfonsino en un espacio público al que se accedería desde las arquerías abiertas de la calle 2 de mayo.

Un sistema de portalones que se rehunden en el suelo permitiría regular los accesos en función a si se acoge uno u otro evento o bien clausurar el espacio por las noches.

En su presentación destacó el valor que supone un espacio urbano de estas dimensiones en pleno centro “esta nueva plaza pública es tres veces mayor que la del Salvador o el doble que la de San Francisco”.

De las galerías superiores, de momento, solo se intervendría en la mitad, consolidando el resto. El presupuesto actual solo permite construir una sala de exposiciones temporales y otros equipamientos museográficos, reservando la cafetería con terraza con vistas a la Catedral y Giralda para eventuales ampliaciones del presupuesto.  El espacio de la primera galería que actualmente se encuentra a la intemperie sería un gran vestíbulo con un lucernario en el que se encontrarían las escaleras mecánicas y los ascensores.

Una intervención “muy respetuosa”

Vázquez Consuegra ha querido responder a los rumores sobre su proyecto defendiendo su carácter “completamente reversible”. El sistema de refuerzo estructural que propone, según sus técnicos, no condicionaría que dentro de unos años se abordara rebajar el nivel del suelo o cualquier otra intervención. “Nuestro trabajo está siendo muy escrupuloso. Hay pocos profesionales en la ciudad que sean más expertos en restauración que yo”

Por último, el arquitecto respondió a las críticas a la falta de transparencia comparando su proyecto con otras obras de restauración: “Santa Catalina se ha restaurado y nadie ha visto un solo plano”.

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required