Portada » Sevilla » Los bares de la Alfalfa defienden su legalidad
policia alfalfa
Sevilla

Los bares de la Alfalfa defienden su legalidad

Los vecinos de la Alfalfa, en pie de guerra por el ruido

El ocio nocturno en Sevilla lleva semanas siendo objeto de la polémica en la capital. Un problema que está enfrentando a vecinos, jóvenes y bares que se encuentran lejos de llegar a un acuerdo.

Hace dos meses que Sevilla Actualidad se hizo eco de las quejas vecinales del barrio de la Alfalfa y del nacimiento de la plataforma ‘Alfalfa Degradada’. 60 días y diez bares precintados después, los dueños de los bares de la Alfalfa y simpatizantes de su causa han dado a luz a la plataforma ‘Protección Bares de la Alfalfa’. Su administrador Ángel David Alen Carrascoso es dueño de dos locales en la zona y explica a este medio que dicha plataforma «nació para defender desde la red a los bares de la zona, que son tachados por los vecinos de casi de ilegales».

El hostelero admite que siempre ha habido problemas con los vecinos pero que el asunto «empeoró hace dos años y los dos últimos meses ya se ha vuelto insostenible con la plataforma Alfalfa Degradada’.

Sobre el incumplimiento de la normativa municipal por parte de los bares, Ángel asegura que han sido «escasas veces» las que se ha podido incumplir y que «nunca» se ha incumplido con los horarios de cierre. «Desde hace dos meses la normativa se cumple a rajatabla».

Durante estos dos meses también se ha percibido un aumento en la presencia policial en la Alfalfa. «Nos parece bueno por una parte pero lo que es intolerable es que aparquen en la puerta de los bares y hasta corten la calle sin dejar pasar a nadie como no sea residente». Los locales deben cerrar a las 02.00 horas entre semana y a las 03.00 horas los fines de semana, aunque algunos locales tienen licencia para cerrar a las 04.00 horas, «algunas veces la policía obliga a cerrar antes pero éstas son las mínimas».

A pesar de esto, vecinos y bares siguen manteniendo enfrentamientos. «Nos reunimos una vez pero para nada, los vecinos siguen con su guerra y lo que quieren es que cierren todos los bares».

Para Ángel el problema del ocio nocturno no recae en los bares o en los vecinos sino en la educación. «Los bares no podemos educar a la gente que vomita, orina y bebe en la calle. Cuando salen del bar, por supuesto, sin bebida ya no son nuestro clientes. Es una verdad como un templo que los vecinos digan que es insoportable el ruido de la calle y los vomitos y orines. Pero se inventan mil mentiras sobre los bares para que lo cierren, porque piensan que quitando los bares va desaparecer el problema».

Y así entramos en la dinámica en la que «la policía precinta algunos locales con denuncias falsas y cuando se demuestra que son falsas pues se abre al mes máximo». «Con esto el unico que gana es el Ayuntamiento con las multas que ponen a los bares. No te puedes imaginar lo que cuesta una licencia para cerrar a las tres de la mañana». Para solucionar esta situación, los bares de la zona ha contratado a un abogado, «en breve constituiremos una asociacion de bares de la Alfalfa», ha señalado.

Sobre el autor

Avatar

Candela Vázquez

Licenciada en Periodismo por la US. Sus primeros pasos fueron como reportera y locutora para los informativos locales. En prensa escrita sus informaciones se han seguido en Estadio Deportivo y en ElDeporteFemenino.com. Y ha pasado por el gabinete de comunicación de la Coordinadora Andaluza de ONG para el desarrollo.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required