Portada » Sevilla » Sevilla se resiste al exilio de la Inmaculada de Los Venerables
La asociación 'Velázquez por Sevilla' ha sido la última en sumarse a la petición de que la Inmaculada de Los Venerables se quede en Sevilla. / Sevilla Actualidad
Sevilla

Sevilla se resiste al exilio de la Inmaculada de Los Venerables

‘Velázquez por Sevilla’ reclama que la Inmaculada de Murillo para los Venerables se quede en la capital hispalense, de donde fue expoliada por el mariscal Soult hace 200 años, sumándose así a las peticiones similares de la Diputación, el PA y ‘Sevillasemueve’ que han ido realizando en los últimos meses.

Desde el 9 de octubre de 2012, los sevillanos han podido disfrutar de la exposición ‘Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad’ en el Hospital de los Venerables gracias a la Fundación Focus-Abengoa y su colaboración con el Museo Nacional del Prado y la Dulwich Picture Gallery de Londres.

Según datos de la fundación, más de 35.000 personas han visitado la colección de 16 obras de Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682), fruto de su relación con  Justino de Neve, canónigo de la Catedral de Sevilla e importante mecenas y amigo personal del artista. Y de todas esas obras, una ha levantado más expectación: la Inmaculada de los Venerables.

Y ello se debe a que ha vuelto a su lugar de origen, ya que fue expoliada en 1813 por las tropas napoleónicas residentes en la Sevilla de entonces, lideradas por el mariscal Soult durante la Guerra de la Independencia. Con la huída de las tropas, numerosas obras de arte fueron llevadas de la capital hispalense a Francia. En este caso, la Inmaculada tuvó como hogar de adopción el Museo del Louvre (París) hasta que en 1940, previo paso por la residencia personal de Soult. Gracias a un acuerdo entre los gobiernos de Franco y Vichí, en la Francia ocupada por los nazis, fue intercambiada por dos lienzos repetidos de Velázquez.

Sin embargo, la pintura se quedó dentro del catálogo del Museo del Prado de Madrid. Lugar donde se supone que volverá tras esta exposición que acaba el 20 de enero y pase por la anteriormente mencionada Dulwich Picture Gallery de Londres.

Movimiento popular por la Inmaculada

Pero hay voces que se han levantado y piden que la obra de arte se quede de manera permanente en la ciudad y en el edificio para la que fue creada. Entre ellas, la Asociación ‘Velázquez por Sevilla’ que ha elevado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de la nación un llamamiento a la «justicia y comprensión por las obras expoliadas».

Su presidente Guillermo Caballero, ha señalado que la Inmaculada de Los Venerables fue arrebatada a Sevilla de manera ilegítima y se lamenta que «es paradójico que, ni cuando regresó a España, ni durante las últimas décadas, haya habido el más mínimo debate cultural acerca de la ubicación de este lienzo». Comparándolo con el caso de otra obra de importante valor, la Dama de Elche, Caballero considera que la ciudad de Sevilla está preparada para acoger la pintura.

La asociación critica lo que llama ‘tibieza’ a la hora de afrontar este asunto por parte del Ayuntamiento de Sevilla e insta a la Corporación Municipal a «capitanear» unos posibles acuerdos con el Gobierno del Estado; a la vez que apoya a las otras voces críticas que se han ido sumando en los últimos meses a esta causa.

Ya en su sesión plenaria del 28 de noviembre, la Diputación de Sevilla aprobó por unanimidad una mocion presentada por el Partido Andalucista (PA) para que la obra de Murillo se quedara en la ciudad tras la exposición ratificando así lo aprobado en 2009 a raíz de una propuesta de los andalucistas en la que se reclamaba el regreso de las obras expoliadas a la ciudad durante la ocupación francesa del Mariscal Soult.

Desde su llegada esta formación política ha iniciado una relación epistotar con responsables directos del lienzo. En primer lugar con el propio ministro de Cultura, José Ignacio Wert, quien respondió a los andalucistas que serían los titulares del Patronato del Museo del Prado, a los que debería planteársele la reclamación, en lugar de al ministerio.

Así las cosas, el secretario provincial del PA y su homóloga en la capital, Manuel Visglerio y Lola Dávila han decidido continuar la relación por carta, esta vez al presidente del Patronato, al director del Museo y a todos aquellos miembros de la pinacoteca madrileña con relación con Sevilla o Andalucía. El objetivo de los andalucistas es que se genere así mayor sintonía política e institucional para el regreso del cuadro a la ciudad.

Por otro lado, la asociación ‘Sevillasemueve’ también ha sido muy activa a la hora de pedir a los responsables políticos de Sevilla y Andalucía que soliciten la propiedad de la Inmaculada al Estado. Para José María Bascarán, presidente de la asociación, esta obra supone “un emblema de la pintura de Murillo, pero también una obra vital para interpretar la historia de la ciudad de Sevilla, máxime si su contexto original ha permanecido intacto hasta nuestros días”. Desde su web, han iniciado una recogida de firmas para que todos los interesados luchen en común por el patrimonio artístico de la ciudad.

Este domingo, la Inmaculada iniciará otra peregrinación hasta la capital del Reino Unido. Desde allí, tanto la obra en sí, como aquellos que la contemplen, no sabrán que otro viaje le espera: de nuevo a los muros del espléndido edificio de la calle Ruiz de Alarcón junto a otras grandes pinturas de la historia del Arte; o la otra opción que tantos desean en a capital andaluza: que regrese a su lugar de nacimiento en el barroco del Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Alejandro Copete

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required