Portada » Sevilla » El TSJA ratifica la condena de cárcel a Marín y Pardo por las facturas falsas del distrito Macarena
juzgados-sevilla
Juzgados de Sevilla/ SA
Sevilla

El TSJA ratifica la condena de cárcel a Marín y Pardo por las facturas falsas del distrito Macarena

Descargue la sentencia

El Alto Tribunal andaluz ha rechazado los recursos presentados por los abogados de los responsables del caso de las facturas falsas, el ex secretario del distrito Macarena, José Marín, y el contratista, José Pardo, al considerar como “evidente” que ambos se beneficiaron del cobro de obras no ejecutadas.

Miriam Rico/ Sevilla Actualidad. El Tribunal Superior de Andalucía (TSJA) ha confirmado las condenas de prisión del ex secretario del distrito Macarena, José Marín, y del contratista, José Pardo García, al considerarlos como responsables de delitos de malversación y falsedad documental.

La sentencia del citado Tribunal ha rechazado los recursos que presentaron los abogados de ambos imputados por lo que se confirman las penas de 3 años y 9 meses de prisión para José Pardo y de 4 años y 3 meses para José Marín, ratificando así el escándalo de facturas falsas detectadas en el distrito Macarena.

Los dos procesados han sido condenados por delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental, al considerar como “evidente” que ambos se beneficiaron del cobro de obras no ejecutadas.

Las defensas solicitaron al TSJA repetir la vista oral y declarar como nulo el juicio con jurado celebrado el pasado mes de febrero, sin embargo, el Alto Tribunal ha rechazado los testimonios de los letrados de ambas partes ya que la sala argumenta que la decisión tomada por el juez del caso, Francisco Gutiérrez, de devolver al jurado popular el veredicto “fue la correcta”.

Por su parte, en lo referente a la queja presentada por los letrados de Marín y Pardo acerca de que el veredicto estaba insuficientemente motivado, la sala expone que la existencia de facturas cobradas por obras o realizadas parcialmente “queda perfectamente motivado con la alusión al reconocimiento por parte de Pardo en su declaración», añadiendo que «lo evidentemente cierto es que se cobró como obra una obra que no se llevó a cabo».

Sobre la cantidad de dinero falseado el TSJA manifiesta que el recurrente obvió que no pasó a la Administración  una factura por gastos sufridos sino por obra realizada, por lo que la cantidad facturada “era indebida”.

De esta forma la Sala de lo Civil y Penal del TSJA desestima íntegramente los recursos presentados por los letrados de ambos procesados y confirman la sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Sevilla, aunque aún pueden recurrir al Tribunal Supremo para evitar el encarcelamiento de los acusados.

¿Qué es lo que realmente ocurrió?

El magistrado que instruye el caso, Francisco Gutiérrez, ha corroborado a través de una sentencia dictada la comisión de hechos delictivos ocurridos entre finales de 2002 y principios de 2003 cuando el distrito Macarena pagó poco antes de las elecciones municipales 28 facturas por unas obras urgentes que, en seis casos, se ha concluido que no se realizaron o se ejecutaron tan sólo de forma parcial.

De esta forma, José Pardo presentó al Ayuntamiento de Sevilla varias facturas “pese a conocer que los trabajos no se habían ejecutado o lo habían sido solo parcialmente». De esta forma Pardo aparentó actuar por cuenta de la empresa Contratas y Obras Sevilla (COS) aunque conocía que la empresa había terminado su actividad a finales de 2002 y que ya no tenía la representación de la misma, según informa EFE.

Por su parte, la sentencia de la Audiencia expone que el ex secretario del distrito Macarena, José Marín, permitió conscientemente que el contratista cobrara por obras no ejecutadas o parcialmente ejecutadas, conociendo Marín tal hecho.

De esta forma el Alto Tribunal muestra que, tras el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular, la sentencia emitida por la Audiencia de Sevilla está “perfectamente motivada”, negando así el argumento de las defensas que alegaban que el jurado estaba influido por “instrucciones parciales o por algún influjo indebido del magistrado».

Por contra, el TSJA entiende que el juez encargado del caso, Francisco Gutiérrez, procedió de forma acertada al devolver un primer veredicto porque el jurado no motivó de manera adecuada el comportamiento de Marín.

De esta forma la Audiencia Provincial de Sevilla entiende que los acusados se beneficiaron de obras no ejecutadas, por lo que la sentencia confirma que los acusados deberán devolver al Ayuntamiento un total de 5.901 euros, condena que además incluye para Marín una multa de 2.400 euros y seis años de inhabilitación por un delito de malversación.

En la sentencia publicada el pasado 5 de marzo, el magistrado del caso comienza su fallo absolviendo al ex colaborador del distrito Manuel Portela del delito de malversación de caudales públicos en calidad de cómplice, después de que el juez decidiera retirar la acusación antes del veredicto del jurado al no ver «ninguna prueba», ya que su silencio ante actividades delictivas «no puede identificarse con colaboración, sino con desconocimiento».

Del mismo modo, condenó a José Pardo a 2 años de cárcel y a 4 de inhabilitación absoluta por un delito de malversación, en calidad de cooperador necesario, y a 1 año y 9 meses de prisión, así como al pago de una multa de 2.160 euros por delito continuado de falsedad en documento oficial.

La sentencia se dio a conocer una semana después de que un jurado popular declarase a los dos acusados culpables de los delitos expuestos, ya que, a su entender, Pardo presentó facturas para cobrar varias obras previstas en el Distrito Macarena, a pesar de que tales trabajos no se habían llevado a cabo en su totalidad.

Además, el tribunal popular estimó que la culpabilidad de Marín radicaba en que permitió que el contratista Pardo cobrara «indebidamente» obras que no llegaron a realizarse como fue la no demolición de dos módulos de la barriada de San Diego, así como otras cuatro obras menores en distintas calles de La Macarena que sólo fueron parcialmente ejecutadas.

Así pues, el TSJA considera “correcta” la condena de Marín por un delito de falsedad en documento oficial ya que permitió que los cheques del Ayuntamiento se extendieses a nombre del contratista –Pardo- junto al de la empresa COS, una “alteración esencial” para permitir que este segundo imputado pudiese cobrarlos.

Según recoge la sentencia, los citados cheques «no podrían ser cobrados por ventanilla por el señor Pardo tal y como venían firmados por el concejal», pero sí «gracias a un indebido y falsario añadido por parte del señor Marín».

Las obras que no se ejecutaron corresponden a la demolición de una capilla en San Diego, mientras que las que se ejecutaron parcialmente eran las instalaciones de pivotes y solería en varias calles del distrito, en las cuales no fueron colocados algunos pivotes cobrados.

En este caso, el jurado reconoció que el personal y la maquinaria de la empresa de Pardo se presentaron en dos ocasiones en la citada barriada para derribar los módulos en cuestión, pero que no pudieron realizarlo “por circunstancias ajenas a su voluntad”.

A ello se acogieron los abogados de los acusados para intentar que se redujeran las penas, considerando además que el desplazamiento de maquinaria y trabajadores conllevaba un gasto, por lo que a juicio del letrado el supuesto beneficio de los acusados no hubiera superado los 4.000 euros.

De tal forma, José María del Nido, abogado de José Marín y Presidente del Sevilla F.C, solicitó para su cliente la pena mínima posible para los delitos de malversación y falsedad documental, es decir, seis meses de prisión para cada uno de los supuestos.

PA: “Monteseirín debe dimitir si tiene dignidad y vergüenza”

El Partido Andalucista en Sevilla ha solicitado al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín que dimita “si tiene dignidad y un poco de vergüenza” al confirmarse la sentencia que condena a los responsables del Caso Macarena, José Marín y José Pardo.

Según Alfonso Caballero, secretario local de Sevilla, “Monteseirín preside un gobierno manchado por la corrupción”, alegando que con la ratificación del caso de las facturas falsas se depuran las responsabilidades judiciales, pero que “aún quedan las responsabilidades políticas y debe ser Monteseirín el que dimita como responsable máximo de su gobierno”.

Asimismo, Caballero ha anunciado que el PA continuará e intensificará el control de las actuaciones – ya que fue tal partido quien denunció y descubrió la trama- de los responsables de los diversos distritos de Sevilla, ya que “es muy probable que no sea una cuestión aislada, sino un procedimiento habitual”.

El secretario local del Partido Andalucista también se refirió al Partido Popular en Sevilla al exponer que “los andalucistas llegarán hasta el final para que los ciudadanos conozcan la verdad, no como Zoido y el PP que cuando pasan las elecciones y recogen los votos se retiran de los procesos judiciales iniciados para no gastar el tiempo y el dinero en aclarar la verdad”.
 

{linkr:related;keywords:psoe;limit:5;title:Art%C3%83%C2%ADculos+relacionados}

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required