Portada » Sevilla » El hijo del sindicalista de la Policía niega que tuviera las respuestas de los exámenes
Comienzo del juicio por el amaño de las oposiciones de la Policía Local de Sevilla /@52municipios
Comienzo del juicio por el amaño de las oposiciones de la Policía Local de Sevilla /@52municipios
Sevilla

El hijo del sindicalista de la Policía niega que tuviera las respuestas de los exámenes

El Juzgado de lo Penal número diez de Sevilla ha acogido este martes una nueva sesión del juicio por la presunta filtración denunciada en las oposiciones promovidas por el Ayuntamiento hispalense para cubrir 103 plazas de la Policía Local, compareciendo como acusados 13 opositores que también han negado que tuviesen acceso previo al contenido de las pruebas o que conociesen personalmente a los miembros del tribunal, entre otros aspectos.

Durante esta nueva sesión del juicio, que gira en torno a la presunta filtración de los exámenes de las dos oposiciones promovidas por el Ayuntamiento para cubrir 47 y 56 plazas de agente de Policía Local, los 13 opositores que han comparecido ante el tribunal como acusados se han negado a responder a las preguntas de la fiscal o de la acusación particular, contestando exclusivamente a sus abogados defensores.

Al respecto, recordemos que la Fiscalía encuadra la presunta filtración de los exámenes en un intento de algunos de los miembros de los tribunales de favorecer a “determinados aspirantes por razones de amistad o vínculos “familiares o sindicales”, toda vez que en este juicio hay 45 acusados entre los que figuran 37 policías locales que lograron una plaza en el cuerpo meced a dichas oposiciones, tratándose uno de ellos del hijo de Manuel Bustelo, presidente del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en Sevilla.

Entre los acusados figuran también personas que formaban parte de los tribunales constituidos para estas dos oposiciones, como el dirigente local del Sppme Manuel Baso y el superintendente de la Policía Local, Juan José García.

En todos los casos, los opositores que han comparecido este martes como acusados han negado que antes de los correspondientes exámenes contasen con el contenido de los mismos o con su plantilla de corrección, que conociesen a alguien que tuviese en su poder dicho documento o que conociesen de modo personal a alguno de los miembros de los tribunales conformados para evaluar las pruebas.

Así lo ha manifestado Pablo Bustelo, hijo del presidente de la sección del Sppme en Sevilla, quien no obstante ha precisado que su progenitor “conocía de vista” a algunos miembros del tribunal al tratarse de “compañeros de trabajo”. Pablo Bustelo, además, ha defendido que antes de aprobar las oposiciones a la Policía Local sometidas a este juicio estuvo “más de diez años” preparándose y concurrió sin éxito a las oposiciones de 2006, celebradas cuando su padre ya dirigía el sindicato y en cuyo tribunal también figuraban agentes de la Policía Local.

Los enfrentamientos de Bustelo con el Gepol

Pablo Bustelo ha aludido además al extinto Grupo Especial (Gepol) de dicho cuerpo, encargado de investigar la presunta filtración de los exámenes de estas oposiciones, exponiendo que como presidente del Sppme en Sevilla, su padre tuvo “sus más y sus menos” con los agentes de dicha unidad a cuenta de las “irregularidades” de dicho grupo y los supuestos pluses y productividades que percibirían sin que les correspondiese, extremo que ya había indicado el superintendente de la Policía Local hispalense, Juan José García, también acusado en este juicio.

Así, el hijo de Manuel Bustelo ha señalado que su padre ha estado “siempre liado con la Gepol”, en relación a los conflictos del sindicato con los miembros de dicha unidad, considerando que de no tratarse del hijo de este dirigente sindical y del conflicto del mismo con la Gepol, él “no estaría sentado” en el banquillo de los acusados. “Encontraron ese nexo”, ha lamentado insistiendo en la citada tesis.

También ha comparecido quien fuese sobrino del superintendente de la Policía Local, negando que a la hora de afrontar las pruebas de la oposición fuese consciente de que Juan José García figuraba en el tribunal, pues entonces ya hacía “años” que su tía se había separado de García y desde entonces no sabía nada de él.

Además, varios de los opositores acusados que han comparecido este martes han expuesto los casos de familiares suyos que, como agentes de la Policía Local, habían tenido “problemas”, conflictos, “encontronazos” o “tiranteces” con los miembros del extinto Gepol. Más en concreto, uno de los acusados ha narrado que uno de estos agentes denunció a su hermano por amenazas después de que ambos concurriesen a una oposición de oficial y este agente de la Gepol no tuviese éxito, mientras otro de los acusados ha relatado que su padre coincidía con ese mismo miembro del Gepol en servicios prestados en el Ayuntamiento, y este hombre habría recelado de su progenitor al servir éste en la “cúpula de Alcaldía” y no lograrlo él.

Además, varios de los acusados han asegurado que después de lograr plaza en las oposiciones investigadas y “desembarcar” en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), otro de los agentes del Gepol preguntó en la sesión inaugural del curso de formación quiénes de los asistentes eran “familia del cuerpo” o tenían nexos con agentes, extremo que según sus relatos ya les extrañó entonces.

Del mismo modo, buena parte de los acusados que han comparecido este martes ha aludido a supuestas “presiones” o “coacciones” cuando les tomó declaración el Gepol, dado que habrían sido convocados como testigos, pero los agentes les habrían preguntado si habían tenido acceso previo a los exámenes de las oposiciones o a las plantillas de corrección de los mismos, sin haberles ofrecido asistencia letrada ni avisarles sobre las posteriores consecuencias de su declaración. Según han narrado, pese al contenido de los interrogatorios, los agentes del Gepol les citaron restando “importancia” al asunto y asegurando que todo se limitaría a “dos o tres preguntas”.

En paralelo, y con relación a los opositores que denunciaron el supuesto amaño de las pruebas tras no lograr plaza en las mismas, varios de los acusados que han comparecido este martes han advertido de que la atmósfera entre muchos de los opositores era “malísima”, con actitudes de “envidia” y la sensación de que había personas capaces de “todo” para frenar la competencia de otros aspirantes.

“Envidia” de los denunciantes

Incluso uno de ellos ha relatado que tuvo un “encuentro” con uno de los denunciantes, en el que éste le habría recriminado directamente el hecho de que fuese familiar de un miembro de la Policía Local. “Yo me lo he currado como el que más”, ha dicho al respecto este acusado, asegurando que su situación de acusado deriva de “la envidia” de aspirantes recelosos de que él obtuviese finalmente una plaza de policía local.

Igualmente, varios de los acusados han corroborado la idea de que en las pruebas era “fácil” copiar dada la proximidad de las mesas de los opositores y la supuestamente escasa vigilancia. “Aquello era un cachondeo”, ha llegado a asegurar uno de los acusados respecto a la prueba del supuesto práctico que afrontó en el marco de estas oposiciones.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required