Portada » Sevilla » La madre acusada de fotografiar desnudas a sus hijas niega los hechos
Audiencia Provincial de Sevilla/ SA
Sevilla

La madre acusada de fotografiar desnudas a sus hijas niega los hechos

E.S.T., la mujer que está siendo juzgada en la Audiencia de Sevilla como presunta autora de un delito continuado de corrupción de menores y de abandono del hogar por fotografiar y grabar desnudas a tres de sus hijas, menores de edad en el momento de los hechos, para posteriormente vender esas imágenes en una web de contenido sexual y para quien la Fiscalía solicita ocho años y seis meses de prisión, ha hecho este lunes uso de su derecho a la última palabra para asegurar que “nunca” ha hecho objeto a sus hijas de tráfico de material pornográfico, así como que “nunca” las ha abandonado.

En este juicio, que ha quedado visto para sentencia, también está siendo juzgado J.L.O., para quien el Ministerio Público pide seis meses de prisión por un delito de corrupción de menores al ser uno de los presuntos compradores del material fotográfico. Tras la presentación de los informes finales, la Fiscalía ha mantenido su petición de condena para ambos, pues considera que las imágenes tienen “contenido pornográfico”.

Mientras tanto, las defensas de E.S.T. Y de J.L.O. han pedido la libre absolución para sus clientes “por falta de pruebas”. En concreto, el letrado de la madre de las menores ha expuesto, entre sus argumentos, que las imágenes “no tienen contenido sexual”, pues la hija denunciante, N.G.S., que ahora cuenta con 18 años y que siempre expresó “su deseo de ser modelo”, aparece en bikini o ropa interior.

Además, el abogado de la madre ha señalado que la Convención de los Derechos del Niño recoge que se entiende por pornografía infantil las imágenes de actividad sexual explícita, real o simulada, así como aquellas que muestren partes genitales con fines sexuales.

Los hechos que se juzgan por un tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla tuvieron lugar entre los años 2012 y 2015 en la capital andaluza. En su declaración en la vista oral, N.G.S. indicó que su madre le hacía fotos desnudas a ella y a sus hermanas, cuando eran las tres menores de edad. La denunciada cuenta también con una hija mayor de edad en el momento de los hechos, Lidia, que precisamente ha declarado este lunes.

N.G.S., que fue quien denunció los hechos junto al padre de una de sus hermanas, declaró que la madre le hacía quedar con adultos para “acompañarlos a dar paseos o ir de compras” y éstos después le daban dinero. Precisamente uno de ellos se encuentra acusado en esta causa.

Afirmó que “su madre le hacía fotos desnudas a ella y a sus hermanas porque necesitábamos dinero para vivir, aunque no le gustaba”. También, según comentó, la grabó desnudándose y se hacía pasar por ella para acceder a páginas de contenido pornográfico.

Entre los adultos con los que quedó y que le dieron dinero, uno de ellos le hizo una proposición sexual y “se lo dije a mi madre”. Otro de estos hombres fue J.L.O., quien le dijo que “se fuera a Madrid con sus hermanas a vivir con él y no le faltaría de nada”.

Ha añadido que vio “muchas veces” cómo su madre le enviaba fotos al acusado de ella sin poder concretar “ni cuántas ni de qué tipo”. “Me sentía incómoda y con miedo a lo que pudiera pasar cuando quedaba con J.L.O. para recoger dinero”, ha admitido.

Por su parte, la acusada, durante su interrogatorio en la Sala, negó que hubiera hecho fotos desnudas a sus hijas, aunque “sí” en la ducha y el baño, pero que “no hacía nada con ellas”. E.S.T. reconoció que “ofrecía su cuerpo en una web de contenido sexual”, pero “jamás” las fotos de sus hijas.

Abandono del hogar

Tras ser desahuciada de la vivienda donde vivían en un barrio sevillano, recibieron ayuda de Carmen, que estaba citada como testigo este lunes pero que no ha sido localizada. Con ella se fueron a vivir a otra zona de la capital hasta que las echó de la casa, aunque allí se quedaron N.G.S. y otra de sus hijas, mientras la tercera de las víctimas se fue con la madre.

E.S.T. Insistió en que “no ha expuesto fotos de sus hijas ni ha pedido dinero por ellas”. Precisamente la acusada puso un anuncio en una de esas web de contenido sexual a nombre de su hija N.G.S explicando que tenía “una situación desesperante” y a través de este anuncio el acusado contactó con ella, aunque J.L.O. ha reconocido que lo vio en una conocida web de anuncios no de contenido sexual.

Éste, según la declaración de la madre, les ayudó de forma desinteresada “no a cambio de las fotos”. “Lo único que quería era que yo estuviera bien y que mi hija estudiara”. J.L.O., con quien la madre hablaba por WhatsApp y nunca llegó a ver, era conocido como ‘el ángel de la guarda’.

J.L.O. llegó a darle, en tres o cuatro veces, más de mil euros como ayuda e hizo regalos a las niñas, siendo N.G.S. quien quedaba con él y recogía el dinero cuando éste pasaba por Sevilla.

De otro lado, J.L.O., que este lunes no ha hecho uso de su derecho a la última palabra, negó durante su declaración la pasada semana que diera “dinero a cambio de material pornográfico”. “Nunca solicité fotos desnudas de las menores”, insistió.

También rechazó que pidiera “favores sexuales” a la menor cuando quedaba con ella para hacerle entrega del dinero.

Durante la sesión de este lunes, tras la que el juicio ha quedado visto para sentencia, ha declarado los agentes de la Unidad de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional, que han explicado que ellos sólo analizaron las imágenes no comprobándose se fueron colgados en webs o si se vendieron, y a petición del Grupo de Menores del Cuerpo Nacional de Policía.

Por su parte, la hija mayor de E.S.T., Lidia, ha declarado por videoconferencia y ha afirmado que “nada de la denuncia de sus hermanas es verdad”, señalando que N.G.S. con 15 años ya tenía novio, relacionado con “trapicheo de drogas”, y se quería ir a vivir con él. Además, ha asegurado que ella siempre ha mantenido relación con su madre y con sus hermanas a pesar de vivir en otro domicilio y “nunca le contaron nada” respecto al asunto de las fotografías.

En este sentido, el abogado de la madre se ha cuestionado “a qué responde la denuncia de N.G.S. contra su madre”, apuntando posible rencillas porque se quería a vivir con su novio cuando tenía 15 años.

También ha testificado el padre de la hermana de N.G.S., menor que también fue objeto de fotografías. El varón, que acompañó a N.G.S. a presentar la denuncia, ha ratificado su contenido y ha indicado que lo que se recoge en la misma se lo contó N.G.S.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required
Publicidad
Publicidad