Portada » Deportes » Sevilla FC » Mereció un mayor regalo (1-1)
Sevilla FC

Mereció un mayor regalo (1-1)

El Sevilla FC y el Atlético de Madrid firmaron tablas tras un partidazo en este día de Reyes en Nervión. Ben Yedder y Griezmann respondieron a su responsabilidad atacante anotando los dos goles del partido en el cierre de la primera parte

El duelo de aspirantes de LaLiga respondió a las expectativas y demostró que el Sevilla FC está al nivel de los que pelean por las máximas cotas del panorama nacional. Se rompió la racha de victorias consecutivas en casa, dejando el registro en diez triunfos, pero el equipo sevillista aspiró hasta el último momento a recuperar la segunda plaza ante un Atlético que aprovechó la más clara que tuvo para poner las tablas tras una primera parte de dominio local.

En la segunda parte los de Simeone consiguieron llevar un poco más el guión a su terreno, pero los nervionenses tuvieron el segundo en varias acciones peligrosas que no fructificaron. Al final, reparto de puntos para empezar el año que mantiene a dos puntos la segunda plaza.

Se esperaba un partido de intensidad y el Sevilla se encargó de meterla desde el pitido inicial. Espectacular despliegue de presión y juego en campo rival para los de Machín, que obligaban al Atlético a esperar en su mitad del terreno de juego, aunque cuando recuperaban el balón les costaba mucho superar la medular.

El primer acercamiento a la meta de Oblak fue gracias a un centro lateral de Navas en el que se pidió posible penalti sobre André Silva, pero no hubo aviso alguno por parte del VAR. Poco después, casi alcanzado el cuarto de hora de juego, fue Roque Mesa quien la tuvo con un remate potente y demasiado alto tras un nuevo centro de Navas desde la derecha. El Sevilla ya era dominador del partido, aunque lo cierto es que se intercalaban minutos de mayor posesión colchonera aunque sin peligro.

De hecho el primer aviso de Griezmann lo atrapó sin demasiados apuros Vaclík, bien colocado. El Sevilla estaba metido y la afición lo supo leer, motivando una simbiosis que se dejaba notar en el terreno de juego. Navas, que no dejó ninguna pista de las molestias que había venido arrastrando durante la semana, protagonizó un espectacular slalom que acabó en otro peligroso centro y en un remate de Escudero, que demasiado forzado envió alto.

Se mascaba el primero y a punto estuvo de llegar con un zambombazo de André Silva que Oblak tocó milagrosamente para enviar a córner. En la siguiente acción, balón raso que llega a Ben Yedder y el francés no falla de tiro cruzado para echar abajo Nervión. Casi sin solución de continuidad pudo llegar el 2-0, tras un robo de Roque, internada de Silva y centro a Navas, que ante Oblak no elige bien la resolución.

Y cuando todo hacía indicar que el descanso se alcanzaría con ventaja local, peligrosísima falta concedida en la frontal a dos para el descanso y gol inapelable de Griezmann por encima de la barrera. Curiosamente, pese a los dos minutos que el juego estuvo parado sólo en esa acción, Mateu Lahoz optó por mandar a los equipos a la caseta sin añadir nada.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez se notó el descanso y el Sevilla salió con menos revoluciones a la segunda parte. Nada más recomenzar la tuvo Saúl con un tiro cruzado que sacó Vaclík, aunque Sarabia respondió ajustando su tiro al palo ante un atento Oblak. El partido empezaba a tomar cariz colchonero y por lo tanto perdió en vistosidad. El Atlético no se atrevía del todo a ir a por el segundo y lo intentó con un remate de córner de Savic ante el que no tuvo problemas el meta checo.

Simeone optó por Vitolo para refrescar a su equipo y el Sevilla volvió a reaccionar con un remate de Ben Yedder que salió rozando el poste. Se llegaba a los minutos decisivos y fueron los de casa los que más arriesgaron, pero no por ello dejó de correr peligro el punto. Sobre todo por la calidad de Griezmann, que sólo tuvo una más y le sirvió para plantarse ante Vaclík, aunque el checo ganó la partida y despejó el balón.

Los últimos minutos fueron vibrantes y uno de los grandes protagonistas fue Gnagnon, de lo mejor del Sevilla hoy, que a su gran actuación defensiva sumó un zapatazo en la recta final que a punto estuvo de significar el 2-1. Por desgracia, el francés acabó tocado y fue sustituido por Amadou antes de que Bryan Gil disfrutase de su debut en el descuento.

Punto que no permite volver a la segunda plaza pero que confirma la competitividad del equipo, que no cae desde su visita al Camp Nou el pasado 20 de octubre. A partir de ahora tocará afrontar la partida de ajedrez que supone medirse consecutivamente en tres partidos al Athletic Club. En el primero de ellos no estará por sanción Franco Vázquez, mientras que el liguero se lo perderá Carriço, que vio la quinta esta tarde.

 

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla FC

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required