Portada » Deportes » Sevilla FC » Victoria y liderato para el Sevilla
Sevilla FC

Victoria y liderato para el Sevilla

La jornada se lo puso en bandeja y el Sevilla FC no desperdició la ocasión de volver a ponerse en la primera posición. Un gol de André Silva abrió la lata y el equipo las tuvo de todos los colores para certificar el triunfo, pero el 1-0 mantuvo en el partido al Valladolid, que asustó hasta el final y obligó a Vaclík a trabajar a fondo.

Líder después de 13 jornadas. El Sevilla FC no dejó pasar la oportunidad de una jornada tan propicia y  consigue ponerse al frente de la clasificación de LaLiga después de un nuevo triunfo de brega hasta el minuto 94. Queda claro que para estar ahí, esta temporada, va a tocar pelear con todo frente a todos y el Real Valladolid no fue una excepción. Aunque el dominio fue claramente sevillista y el marcador debió evitar apreturas mucho antes, la falta de acierto hizo que decidiera el golazo de André Silva de cabeza. El Valladolid hizo hasta dos goles justamente anulados y obligó a Vaclík a ser determinante, pero cualquier sufrimiento se da por bueno con un premio así.

No fue un inicio de partido cómodo, con muchas imprecisiones en cada entrega y un Real Valladolid dispuesto a asumir la posesión y discutírsela al Sevilla. De hecho, costó ver algún acercamiento nervionense en esos inicios del encuentro en los que Ben Yedder apenas si conseguía entrar en contacto con el balón. Ya en el minuto 12 de juego, primer acercamiento leve para los de Machín, con un centro desde la izquierda de Sarabia que Kjaer consiguió contactar de cabeza, pero su remate forzado y hacia el centro fue objetivo sencillo para el meta vallisoletano Masip. Eso fue quizás el punto de inflexión para empezar a ver un Sevilla más vertical e incisivo, con balones que empezaban a llegar sobre todo a la banda derecha de Aleix Vidal. El catalán también fue cogiendo temperatura y complicando a la zaga visitante en busca del primer gol.

Cerca ya de la media hora de encuentro volvía a probar Sarabia tras un balón suelto en el borde del área, pero el madrileño no encontró portería en su intento pese a que estaba rodeado de hasta tres compañeros en buena posición de tiro. Por suerte no tardó en redimirse el madrileño, que asistió en el minuto 30 desde la derecha para que André Silva la picase de cabeza imposible para Masip. Tras pegar en el poste, el balón se metió convirtiéndose en el 1-0. Justo antes había tenido la primera clara el Valladolid, pero el balón rechazado que cazó Óscar Plano no creó problemas a Vaclík. De ahí al descanso el partido fue más abierto, pero la vocación sevillista fue sin duda la de buscar el segundo para vivir una segunda parte plácida.Lo pudo lograr el propio André con un tiro lejano, pero Masip estuvo atento para evitarlo.

Esas ansias de sentenciar pronto se vieron aún más claras cuando comenzó la segunda parte, en la que el Sevilla se plantaba relativamente fácil en el área castellano-leonesa, pero siempre se caía alguna conexión cuando de rematar la acción se trataba. En el diez de la reanudación la tuvo Aleix Vidal, con un buen remate cruzado pero que adivinó Masip para atrapar. Un minuto más tarde era Banega el que elegía mal y lanzaba con todo a favor a los guantes del meta catalán. El Sevilla perdonaba y eso en la competición de élite es sinónimo de complicaciones. Dicho y hecho, pues cumplida la hora de juego llegaba la igualada del recién salido Unal en remate acrobático. Eso sí, el colegiado decretó fuera de juego de Toni, que no intervino pero molestó a Vaclík, suficiente para tomar una decisión que ratificó el VAR. Justo después la volvía a tener Ben Yedder, pero el centro de Aleix no llegaba a tocarlo el francés cuando ya se cantaba el segundo.

Ocasión también para Sarabia mediado el segundo tiempo, que le pegó a la escuadra y obligó a Masip a volar para enviar a córner. Tocaba mover el banquillo y Machín le dio frescura al centro del campo con la salida de Franco Vázquez por un Banega que terminó tocado. Aún así el partido ya estaba mucho más equilibrado y aunque los dos llegaban, lo hacían prácticamente por igual. En una de ellas volvió a marcar Unal, pero esta vez la infracción de fuera de juego fue aún más clara para el juez de línea. Un aviso más en un partido que se había complicado. Por ello, el técnico sevillista prefirió no arriesgar en los minutos finales y dio entrada a Amadou por André Silva. Los minutos finales llevaron el lógico guión de un partido abierto en el que el Valladolid arriesgó. Y lo cierto es que tuvo el empate en una volea de Unal que sacó con muchos reflejos Vaclík. Con Promes en el césped fue algo más fácil dejar pasar los cuatro minutos finales y saborear un liderato de lo más trabajado.

Vuelta del parón con una gigante sonrisa que hace al equipo líder a sólo seis jornadas para el cierre de la primera vuelta. Pero esto, por desgracia, no se queda aquí y el jueves espera un renacido Standard de Lieja para intentar dejar sentenciado en Bélgica el pase a los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. Aún quedan horas para eso y es momento de mirar la clasificación y disfrutar del trabajo bien hecho.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required