Portada » Más » Sevilla en Bici » Multiplicar el valor de una vida
El doctor José Pérez Bernal junto a una de las primeras transplantadas con éxito en Sevilla / Eloína Calvete
Sevilla en Bici

Multiplicar el valor de una vida

El trasplante de órganos y tejidos es el tratamiento más completo de gran número de enfermedades graves para las que no existe otra solución

Eloína Calvete García. “Las enfermedades terminales no entienden de edades. Con los trasplantes de órganos puedes volver a nacer, puedes volver a vivir, pero sin donantes no se pueden hacer trasplantes”.

Las palabras de José Pérez Bernal, Coordinador Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva, reflejan una realidad cada día más palpable para la sociedad: sólo la donación de órganos permite a los hospitales realizar esos trasplantes que aligeran las listas de espera y que devuelven la calidad de vida y la esperanza a unos enfermos que dependen de la solidaridad de los demás.

En el pasado 2009, España ocupó el primer lugar del mundo en donación de órganos pese a la disminución de accidentes mortales de tráfico (fuente clave para poder disponer de órganos). Se realizaron un total de 4028 trasplantes, gracias a 1605 donantes. Un nuevo récord nacional.

‘Aún muchas familias no autorizan las donaciones basándose en temores, falta de información o supersticiones con falsa base religiosa’

La tasa media de donación en España es de 34,3 donantes por millón de habitantes, y es Cantabria, con 61 donantes por millón, la comunidad autónoma con la cifra más elevada de donaciones. Andalucía se sitúa en una tasa de 36,7 donantes por millón de habitantes, los hospitales públicos andaluces consiguieron las cifras más altas de donaciones de órganos y trasplantes realizados en un año (2009).

Estos trasplantes son una gran conquista de la ciencia al servicio del hombre, pero la ciencia depende de la solidaridad humana y sin donaciones no hay posibilidad de trasplantes. Cada vez son más las personas que piensan que después de su muerte pueden seguir siendo útiles a sus semejantes y, consecuentemente, hacen donación de sus órganos en caso de fallecimiento. Pero las listas de espera continúan estables y hay que continuar aumentando el número de donantes de órganos.

A esta labor se dedican personas como el doctor Pérez Bernal y su equipo. “Aún muchas famlias no autorizan las donaciones basándose en temores, falta de información o supersticiones con falsa base religiosa”. De nuevo las palabras de este médico intensivista sirven para señalar la necesidad de continuar con una tarea informativa, de educación en una sociedad en la que aún perduran creencias que obstaculizan la labor de los profesionales sanitarios.

Cuando el doctor Pérez Bernal asumió el cargo de Coordinador Sectorial de Trasplantes de Sevilla (posteriormente también de Huelva), más de la mitad de las familias de los fallecidos se negaban a la donación.

Era necesario cambiar estas circunstancias y se puso en marcha una intensa labor divulgativa en la que se embarcaron doctores y trasplantados. Por medio de conferencias, charlas y coloquios se acercaron a todos y cada uno de los sectores de la sociedad sevillana en demanda de solidaridad con el enfermo que espera una donación para mejorar su calidad de vida o para seguir viviendo.

“Llevamos desde el año 2002, o sea, casi siete años, unas ochocientas conferencias-coloquios en colegios e institutos, el ochenta por ciento es ahí, en centros formativos. Hay un veinte por ciento que suelen ser asociaciones, hermandades, centros cívicos, incluso en una peña sevillista estuve la semana pasada, en colectivos que nos invitan a hablar de estos temas. Antes no nos invitaban y ahora sí nos invitan. Casi ochocientas conferencias coloquios en siete años… tiene mérito”.

Un bebé dio vida a 3 personas

La constancia de este equipo de trabajo sirve para poner de manifiesto una realidad muchas veces ignorada, una realidad con la que médicos se enfrentan a diario: muchas personas podrían salvar su vida si aumentara el número de donaciones de órganos.

Personas como Eva Pérez, que fue madre después de su trasplante de hígado, o Susana Herrera, cuyo bebé de tres meses salvó la vida de tres personas, tras su fallecimiento, forman parte del grupo de personas que acompañan al Doctor Pérez Bernal para ofrecer su ejemplo, para dar su testimonio.

Informaciones  sensacionalistas,  algunos políticos y sectores de la iglesia dificultan la labor divulgativa

Son muchos los nombres que se pueden añadir a la lista de personas que sobreviven gracias a un trasplante. Iban a morir, tenían sus días contados pero los órganos vitales de un donante les ayudaron en el último momento y por eso ahora dedican parte de su tiempo a esta labor de divulgación que es tan necesaria.

También cabe señalar la buena acogida del mensaje solidario lanzado por este equipo. Hermandades, equipos de fútbol locales, escuelas e institutos han abierto sus puertas y escuchado sus palabras.

Esta enorme tarea está recogiendo sus frutos, y hoy el porcentaje de familias que se niegan a la donación es mucho menor, en torno a un 16%. A pesar de estos datos, las listas de los pacientes que esperan diferentes tipos de trasplantes no disminuyen. Esto se debe al incremento del número de personas a las que los especialistas indican un trasplante, gracias a la experiencia acumulada, y al avance de los distintos tratamientos farmacológicos contra el rechazo que determinan una mayor posibilidad de éxito en las intervenciones.

El doctor Pérez Bernal y su equipo son un ejemplo del trabajo que se realiza en Andalucía para concienciar a la sociedad de la necesidad de las donaciones de órganos. En 1991, año de la creación de la Coordinación Autonómica de trasplantes, se realizaron 288, en 2009 se ha alcanzado la cifra de 667 trasplantes. Esto supone un notable incremento en el número de donaciones. Pero hay que seguir trabajando para incrementar la disponibilidad de órganos y evitar que los pacientes fallezcan en lista de espera.

Los resultados positivos animan a este grupo de personas, sanitarios y colaboradores, a continuar con su trabajo. Quieren que disminuya aún más la tasa de negaciones en Sevilla y Huelva. Esperan que la cifra de donantes en Andalucía pronto se pueda equiparar con las de otras autonomías.

Las comunidades que tienen un menor porcentaje de rechazo familiar a la donación son: Navarra (11,1%), País Vasco (11,5%) y Baleares (13,2%). Por el contrario, las comunidades con mayor tanto por ciento de negativas familiares fueron Galicia (30,8%), Castilla-La Mancha (30,4%).

El trabajo de divulgación que se viene realizando en Andalucía se ve dificultado por informaciones sensacionalistas, por algunos políticos y por sectores de la iglesia que carecen de autoridad científica para debatir:

“No estamos en la Edad Media, estamos en el siglo XXI y la mentalidad de la gente tiene que evolucionar. Nosotros hacemos cosas dentro de las leyes, intentamos salvar a un niño, muchas de las personas que trasplantamos tienen una tara genética. Antes se nos morían ahora pueden seguir viviendo con un trasplante. Entonces esas personas no quieren tener hijos que se vayan a morir. Lo podemos hacer aquí gratuitamente y no tienen que irse a Estados Unidos. Es algo que no pueden decir que es ilegal porque está dentro de la ley y algunos sectores religiosos, que a mí no me representan para nada, dijeron barbaridades de estos temas. Yo soy valiente y saco estas cuestiones en todos los ámbitos, en todos los encuentros, y la gente me aplaude. Sin embargo, sirvió para que los periodistas tuvieran carnaza, cada uno sacó la versión que quiso”.

El doctor Pérez Bernal hace referencia a los últimos casos de trasplantes que han ocupado numerosas portadas de periódicos y minutos en los informativos, el primer trasplante de cara y el nacimiento de un bebé cuya donación de parte de su médula ósea ha salvado la vida de su hermano. Señala lo inconveniente de rodear de morbo estas actuaciones médicas que son tan necesarias olvidando el sufrimiento de enfermos y familiares.

La generosidad abre las puertas a la esperanza

En la provincia de Sevilla, y en el resto de Andalucía, las campañas de concienciación e información ciudadana, relacionadas con las donaciones y trasplantes de órganos y tejidos, se seguirán realizando. Entre los profesionales de la Coordinación de Trasplantes y los miembros de las Asociaciones de Trasplantados están consiguiendo que la mentalidad de la sociedad andaluza cambie.

La ciencia progresa a pasos de gigante, hoy todo parece posible. Pero es la generosidad humana la que abre las puertas a la esperanza. Son esas personas, casi siempre anónimas, las que saben lo que significa multiplicar el valor de una vida y, con su donación, hacen el mejor regalo.

En Sevilla, delante de la entrada principal del Hospital Virgen del Rocío, un pequeño monumento da las gracias a los donantes de órganos. Un gesto simbólico para aquellos que entendieron que la solidaridad está por encima de miedos, creencias religiosas y mitos trasnochados.

Un momnumento en reconocimiento y honor a los donantes de órganos preside una de las entradas al Hospital Universitario Virgen del Rocío
Un momnumento en reconocimiento y honor a los donantes de órganos preside una de las entradas al Hospital Universitario Virgen del Rocío

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Juan Carlos Romero

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required