Portada » Opinión » Puerta Europa » Amnesiae Virus
Puerta Europa

Amnesiae Virus

En los últimos tiempos han proliferado una nueva clase de virus. Es el Amnesiae Virus, un mal que ocasiona olvidos y pérdidas ocasionales de memoria. Tiene su foco de infección en la clase política y sus síntomas sólo se aprecian cuando los dirigentes se acercan al poder. Sólo entonces se produce un fenómeno que tiene en jaque a toda la ciencia contemporánea: las personas afectadas comienzan a cambiar sus palabras e inician una serie de comportamientos contradictorios. Hasta tal punto que pueden llegar a actuar de forma opuesta a lo dicho con anterioridad e incluso iniciar acciones de las que renegaban semanas o meses atrás.

Recientemente se ha reconocido un nuevo contagio. Es el caso de una persona que dijo lo siguiente: “hay que abrir un nuevo tiempo político y este nuevo tiempo tiene que prescindir de las fuerzas políticas manchadas por la corrupción”. Y esto otro: “el legado de Griñán a Andalucía es el peor Gobierno de la Junta desde el 28 de febrero de 1980”. El autor de estas declaraciones es el dirigente de la formación que mañana apoyará a José Antonio Griñán en el pleno de investidura a la presidencia de la Junta de Andalucía. Valderas se ha contagiado del virus Amnesia.

El diagnóstico ha sido relativamente sencillo. No ha pasado mucho tiempo desde que Valderas solía comportarse de forma coherente a su discurso. Era entonces cuando el líder de Izquierda Unida denunciaba la gestión socialista, el bipartidismo o la corrupción. E incluso solicitaba públicamente la dimisión del presidente de la Junta por el escándalo de los ERES. Pero después de que IU duplicara su número de parlamentarios, el dirigente de izquierdas se contagió y ahora, sus efectos son irremediables.

Mañana Izquierda Unida va a dar un paso que puede ser decisivo en el futuro de su formación. La entrada por primera vez en el gobierno de la Junta es un reto que llega muy tarde para la formación de izquierdas. Y se produce en el peor de los momentos posibles, con un gobierno central conservador, la reducción de la financiación andaluza en más de 2.700 millones y, sobre todo, con una coalición de gobierno donde su socio de gobierno está enfrascado en un proceso judicial por ERES fraudulentos donde aún no se ha dicho la última palabra. Izquierda Unida va a entrar por primera vez en el gobierno autonómico, la máxima aspiración para la formación política. Lo va a hacer de la mano del PSOE, lo que supone que a partir de ahora será víctima de sus decisiones y las de su socio. En contra juega la débil imagen de su aliado socialista, su carácter heterogéneo y su discurso de oposición que ha mantenido durante tantos años y que se puede ver empañado con la toma de decisiones que implica todo gobierno. A favor está el respaldo de sus bases y el ímpetu de un novel gobernante.

Muchas voces, incluso desde dentro, afirman que lo más coherente para Izquierda Unida hubiera sido mantenerse al margen y aceptar un pacto de legislatura. Sólo así se hubiese podido proteger de los salpicones de lodo que se producen en política, mantener su discurso coherente y evitar más contagios del virus. Muy hábil fue el referéndum que permitió implicar a sus bases y hacerles partícipe de las decisiones en un bonito ejemplo de democracia interna casi inédito en el juego político. Pero, cuando comiencen los nubarrones –y las previsiones indican que se aproximan fuertes tormentas- las miradas comenzarán a escalar posiciones. Será entonces cuando muchos se acordarán del virus de amnesia de sus dirigentes y su gran capacidad de contagio.

@lexbabuena

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Avatar

Alejandro Balbuena

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista en Comunicación Estratégica y Publicidad, es miembro de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required