Sevilla en bici: Ruta rociera

Viernes, 26 Abril 2013 11:21

Ismael Martínez

donana-vado-del-quema-sevilla

'Sevilla en bici' te propone este fin de semana partir a Mairena del Aljarafe para emprender el camino del Rocío que realizan muchas de las hermandades de la provincia sevillana.


El grado de dificultad del recorrido depende del estado de los bancos de arenas (suelta o compacta) en las zonas del Vado del Quema y en los Pinos de Aznalcázar. Realizamos una ruta de ida y vuelta por el mismo camino, en total, 52 kilómetros de distancia. Comenzamos el recorrido en el antiguo recinto ferial de Mairena del Aljarafe donde justo tenemos el camino ya señalizado 'Camino de Bollullos'.

Durante los primeros trece kilómetros aproximadamente, el camino discurre entre cultivos y huertos. Podremos ver durante ese tramo avionetas, parapentes, paracaidistas y ver aterrizar a más de un avión ya que nos encontraremos con el aeródromo de La Juliana. Un kilómetro después, nos encontraremos con el famoso cortijo de La Juliana, donde cada año hacen su parada miles de peregrinos acompañando a sus respectivas hermandades.

A partir de ese momento tras contemplar a avionetas que sobrevuelan tu cabeza, comienza uno de los recorridos con mejores paisajes de nuestra provincia. Entramos en los pinares de Aznalcázar, un recorrido de siete kilómetros que pondrá en alerta todos tus sentidos, con aromas de pino, junto a matorral mediterráneo, que se entremezclan con los de jara, romero, brezo y los olores de una amplia vegetación pre- marismeña.

Nos adentramos en el bosque. Un consejo: hay que estar alerta para no perder la orientación. Aunque si la pierdes no hay que preocuparse en exceso puesto que por la zona no paran de cruzar ciclistas, caballos y senderistas. Hay que destacar la cantidad de aves que puedes ver por esta ruta, cigüeñas blancas -donde tienen la mayor colonia de Europa-, flamencos, limícolas y un largo etcétera de especies.

Tras pasear por los pinares nos encontramos con el camping Dehesa Nueva de Aznalcázar. A partir de ahí, seguiremos un tramo de un un kilómetro a través de la carretera SE-667, generalmente muy tranquila y de poco tráfico. A nuestra derecha encontraremos muchos merenderos y señalización para discurrir otros cuatro kilómetros hasta llegar al Vado del Quema. Hoy día es uno de los acontecimientos más importantes de la Romería del Rocío, ya que es paso obligado de la mayoría de hermandades y es vivido en un ambiente rociero, en el que se ofrece una de las estampas más bellas de esta popular romería.

El acto, declarado Fiesta de Interés Turístico de Andalucía, consiste en el cruce del río Guadiamar. La celebración del paso de la carreta del Simpecado y el bautizo como “romero” de los que por primera vez hacen el camino son algunos de los momentos más emblemáticos. ¡Pero que no se nos olvide! Tras llegar, nos queda el camino de vuelta, que se realiza deshaciendo la ruta anteriormente descrita.

www.SevillaActualidad.com

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar