Portada » Provincia » Bajas sin cubrir y obras en horario de consulta en el centro médico de Castilblanco de los Arroyos
Dos doctores prestan sus servicios en el Centro de Salud de Castilblanco donde no se han cubierto las bajas de otros dos profesionales / Juan C. Romero
Provincia

Bajas sin cubrir y obras en horario de consulta en el centro médico de Castilblanco de los Arroyos

Cuando la población se triplica en Castilblanco de los Arroyos, sólo dos médicos de familia atienden este verano a sus pacientes, y a los usuarios de otros dos profesionales (un médico de familia y un pediatra) cuyas vacaciones no han sido cubiertas en el Consultorio. Los doctores se ven obligados a atender también los avisos y urgencias mientras las salas de espera se saturan. Las obras de derrumbe de tabiquerías para la instalación de un ascensor en el mismo centro durante el horario de consultas provocó hoy la desesperación del personal sanitario y de los pacientes.

Juan C. Romero. Desde las 8:15 de la mañana el ruido ha sido ensordecedor en el consultorio, mientras el personal sanitario prestaba sus servicios y los doctores atendían a los pacientes en pleno horario de consultas. Se estaban realizando obras de derribo de tabiques y apertura de un hueco para la instalación de un ascensor para conectar la primera planta con el sótano en el Centro de Salud de Castilblanco de los Arroyos.

La situación a lo largo de la mañana ha ido provocando la desesperación de los usuarios y también del propio personal del centro médico ante la imposibilidad de pasar consulta con normalidad debido a los ensordecedores ruidos y porrazos en algunas salas del consultorio, y al bullicio general en las salas de espera, motivado por la necesidad de alzar la voz para mantener cualquier conversación. 

En este ambiente, lejos del silencio propio de un centro de salud, son dos los doctores que se han visto obligados a pasar consulta. Debido a la falta de presupuestos que alega el Distrito Sanitario Norte, este verano no se han cubierto las vacaciones de un médico de familia y del doctor responsable del área de pediatría.

Dos médicos para todo el verano

De esta forma, en un municipio de 5.000 habitantes donde la población se llega a triplicar en los meses de verano por la ocupación de las urbanizaciones del término municipal, sobre los doctores Francisco Miralles y Francisco Valseca recae la atención de sus propias consultas, además de la atención de la consulta de un médico de familia que durante la primera quincena de agosto ha tomado sus vacaciones, y del área de pediatría.

Los doctores, junto a la secretaria del centro,  manifestaron a la nueva directora de zona del Distrito Sanitario Sierra Norte, Blanca González, su impotencia ante la situación en la que han venido desarrollando su trabajo. En horario de consultas, que en Castilblanco tienen lugar por la mañana, los dos doctores deben atender también los avisos y urgencias, viéndose obligados cuando esto ocurre a desatender sus consultas, ya de por sí saturadas, debido a que asumen el trabajo de dos profesionales a los que no se les han cubierto sus vacaciones.

La directora de zona manifestó al personal sanitario que había propuesto al alcalde, Segundo Benítez (PSOE),  la inmediata paralización de las obras en horario de consultas en la mañana de hoy. Benítez asistió a lo largo de la mañana al centro donde según los pacientes que esperaban turno, abrió sin avisar la consulta de uno de los doctores mientras atendía a una paciente, actitud ésta que fue reprendida por el médico, quien desaprobó la forma en la que el edil hizo acto de presencia en su consulta sin atender a la privacidad de los usuarios.

Sin embargo, no fue hasta las pasadas las doce y media, apunto ya de finalizar el horario de consultas, cuando tras la insistencia del personal y ante la desesperación de los pacientes y sus familiares, cesaron los ruidos de las obras de derrumbe de parte de la tabiquería de algunas salas del centro médico donde se instalará el ascensor.

No es la primera vez que se producen situaciones parecidas. En septiembre del año pasado una treintena de pacientes del Consultorio de Castilblanco elevó al director gerente del Distrito Sanitario Norte, Álvaro Reinoso, un escrito denunciando la carencia de materiales «imprescindibles» para un ambulatorio como son las gasas, algodón, esparadrapos, alcohol, termómetros, jeringuillas, básculas, recursos para realizar las curas… e incluso jerginguillas para las inyecciones.

www.SevillaActualidad.com

Sobre el autor

Juan Carlos Romero

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required