Portada » Provincia » Condenado a 12 años por intentar asesinar a un conocido
Provincia

Condenado a 12 años por intentar asesinar a un conocido

La víctima logró revolverse y hacer frente al condenado y, pese a sus heridas, entregó en persona al agresor en una sede policial.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 12 años de cárcel a un hombre acusado de intentar asesinar en 2012 a un conocido al que debía dinero en una vivienda de Mairena del Alcor. La víctima logró encarar a su agresor y entregarlo a las autoridades. 

En un auto consultado por agencias, la Sala de lo Penal del Supremo rechaza el recurso interpuesto por el acusado contra la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla que lo condenó a 12 años de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa y al pago de una indemnización de 7.431,66 euros a favor de la víctima.

Los hechos tuvieron lugar el 29 de marzo de 2012, cuando el imputado citó en una vivienda de su propiedad a la víctima con la «excusa» de que le abonaría «el dinero que le debía como consecuencia de las relaciones mercantiles que existía entre ellos».

Según la sentencia, el agresor tenía «un plan preconcebido» para «no abonar su deuda y acabar con la vida de su acreedor». El condenado, merced a dicho plan, «desplegó en el suelo del vestíbulo de la vivienda un plástico de unos cuatro por cuatro por metros cubriendo el mismo, colocándose unos guantes y cogiendo un cuchillo».

Finalmente, y según el relato judicial de los hechos, el condenado le habría asegurado que el dinero estaba en la cocina, invitándole a ir hacia esa estancia de la vivienda. En ese momento, al dirigirse el herido a la cocina y seguirle detrás el procesado, éste último aprovechó que estaba situado a la espalda de su invitado y «de forma sorpresiva e inesperada, poco antes de entrar en la cocina, le asestó varias cuchilladas con dicho cuchillo de unos diez centímetros de hoja, con intención de acabar con su vida».

Pero la víctima logró revolverse y «comenzó un forcejeo con el procesado, recibiendo éste un golpe en la frente» y resultando roto el cuchillo como consecuencia del enfrentamiento. La víctima de la agresión, de hecho, logró hacerse con «otro cuchillo» y con él conminó al imputado a que le llevase a un hospital porque «se estaba desangrando», según relata agencias.

El Supremo señala que la declaración de la víctima «fue clara, concisa y persistente en el tiempo, sin fisuras ni contradicciones», mientras que tanto un testigo como la pericial biológicas descartan la participación de un tercero en los hechos, tal y como sostuvo el acusado, que aseguró que «fue un tercero quien entró en el inmueble y atacó por la espalda al denunciante».

Además, tampoco ha quedado acreditado «elemento alguno que permita aceptar que el acusado haya actuado para reparar el daño producido o haya auxiliado a la víctima tras los hechos, sino todo lo contrario, la propia víctima tuvo que amenazarle con un cuchillo para que le acompañara en el vehículo, que él mismo, a pesar de su deterioro físico, condujo hasta dependencias policiales para impedir su huida».

A juicio del Supremo, «la pena impuesta es proporcionada y ajustada a las pautas dosimétricas legales y jurisprudenciales», ya que «se halla dentro de los márgenes establecidos en nuestro texto punitivo penal y resulta adecuada a la gravedad» de los hechos descritos.

Sobre el autor

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required