Portada » Opinión » Palabras desde Londres » Cuarentena: Teoría vs Realidad
Palabras desde Londres

Cuarentena: Teoría vs Realidad

En el Reino Unido ha habido, hasta el momento, unos 8.000 muertos por coronavirus. No busquéis en los periódicos o medios generalistas, porque no aparecerá en ninguna parte. Desconozco la razón, pero el paternalismo y la mentira son una constante en las islas, al menos, desde los últimos ocho años.

You might want to sing it note for note. Don’t worry, be happy.

Todos somos incapaces de soportar la realidad y nos la deben maquillar; eso pensarán desde la oficina del Prime Minister, o que los hechos desenmascaran una cruda realidad. Se está haciendo negocio con la salud de las personas y hay que taparlo. Obviamente es lo segundo.

Ahora hay una ola de apoyo al NHS, principalmente a las 20h, mucha gente aplauden durante unos minutos. Algunas familias y vecinos de la gran urbe han colocado en sus ventanas, puertas, balcones…dibujos, banderolas…apoyándolos. Todo esto está muy bien,  pero si es el primer paso. El segundo es exigir financiación. El tercero, profesionalismo y el destierro de esas políticas de nepotismo que siguen muy vigentes. El cuarto es la universalización de la sanidad pública. Sí en cuarto lugar, porque sin los tres primeros de poco o nada sirve.

In every life we have some trouble. When you worry you make it double.

¿En qué situación nos encontramos?

NHS ha recuperado el apoyo social que parecía haberse desvanecido. Se ha mostrado al público su importancia en la sociedad y el error de las políticas aplicadas desde la época de la Dama de Hierro. ¡Cómo te salvaron los fascistas  argentinos! Dame bandera y dime tonto.

Don’t worry, be happy. Don’t worry, be happy.

En fin. Seguimos con las recomendaciones de Boris que ha sido dado de alta, “el pobrecito”, después de una sola semana. Lo repito: ha sido un cuento chino y pura propaganda. Miren los periódicos sensacionalistas y los canales públicos de tv para comprobarlo. Ha girado el foco desde los errores hacia la victimización. ¿Que tuviera síntomas? Quizás. ¿Lo han exagerado, forzado y usado como arma política? Obviamente, como diría el compañero de la película “El Hoyo”.

El resto de los mortales debemos seguir yendo al trabajo. En esto no ha cambiado nada. Por muchas precauciones que se tomen, siempre está ese miedo rondando. Las ayudas sociales para las familias que han perdido ingresos (más de un millón de ciudadanos) han aumentado. Los contratos de cero horas, las empresas que han dejado en el limbo a trabajadores porque no necesitan despedir con el modelo de contrato único, se incrementan por días.

El mundo de  las ONG no se escapa a ello. Organizaciones que cubren el estado social británico, que ya hace aguas en muchos sectores, ven como no pueden desarrollar sus proyectos y su financiación se acaba, con lo cual un gran número de trabajadores pueden verse sin nada.

Tiene pinta que las escuelas no volverán a abrir hasta septiembre, pero nada es seguro, ya que había rumores de reabrirlas para dar una imagen de normalidad, falsa, pero estética.

Ain’t got no place to lay your head. Somebody came and took your bed. Don`t worry, be happy.

Volvemos al paternalismo y a la mentira. Aquí el sector privado se ha impuesto, en el Reino Unido hay muchas escuelas privadas donde se educan los hijos de los magnates, la aristocracia política del planeta y de las enfermizas casas reales, las cuales no van a jugar con la salud de sus familiares y menos de quienes se tienen que convertir en los responsables en el futuro. Por lo tanto, las escuelas permanecerán cerradas para rato, excepto que realmente esté todo controlado, y esto lo dudo.

The landlord say your rent is late, he may have to litigate. Don’t worry, be happy.

¿Cómo se lleva el pseudo-confinamiento?

Legalmente podemos salir a la calle para comprar comida, realizar deporte e ir al trabajo quienes no disponen de la opción telemática. Los supermercados están hasta arriba. El afán por hornear me ha fascinado. Cada vez veo más cestas o carritos repletos de harinas de cualquier tipo. ¡Tiembla Italia!

Otra sorpresa, no he visto tanta gente haciendo deporte desde que vivo aquí, desde niños hasta ancianos, los parques están repletos a  todas horas. Hay mucho movimiento de personas y prácticamente se respetan las distancias. Aunque también podemos ver a los domingueros, al estilo de aquí, lata de cerveza, sandwich con el deal de papas fritas y la lata de refresco; a los románticos con sus cestas de películas y a la policía haciendo la vista gorda, dirán que cada uno hace deporte a su manera. Me conformaría con que esta pseudo-reclusión nos cambie la dieta y el volumen de ejercicio físico. Sería un gran paso para la salud de todos y del planeta.

Here I give you my phone number. When you worry call me, I make you happy

En teoría se intentan realizar muchos planes: dieta, deportes, horas de lecturas, eficacia laboral para optimizar el tiempo trabajado…En realidad, no hemos dejado de pedir comida por take away. Las horas de deporte han aumentado pero también la cantidad de comida  que ingerimos. ¿Equilibrio en ello? Suerte de aquel.

 Leer en un ebook no es lo mismo que leer en papel, y a ello se añade que estás en casa y apetece un poquito menos, ya que una cosa es leer en el transporte público y otra en tu sofá, ahí el tacto del papel es fundamental, pero las bibliotecas están cerradas y no tenemos los libros que se nos antojan, por lo tanto el ebook y nuestra adaptación a él son cruciales, desafortunadamente.

Ain’t got no cash,ain’t got no style. Ain’t got no gal to make you smile but don’t worry,be happy.

En cuanto al trabajo, a aquellos que puedan realizarlo desde casa les aconsejo un paro cada hora de 5 a 10minutos, por la vista al menos. Obviamente,  es difícil que  después de siete horas y medias frente a un ordenador apetezca leer un libro o  coger un ebook, pero una rutina con horarios semi-estrictos, para que seamos capaces de cumplirlos, nos puede ayudar y hacer más llevadera toda esta situación. Al igual que cuando  éramos críos, leed antes de dormir. Háganlo, me lo agradecerán.

‘Cause when you worry your face will frown and that will bring everybody down. So don’t worry, be happy now. Don’t worry,be happy.- Bob McFerrin

Otra semana más encerrado en una casa, que a su vez, está en una isla, a la que quieren aislar aún más a partir del 31 de diciembre. Sed fuertes y felices. Háganse sus rutinas. Disfruten de sus familias y piensen en proyectos futuros. Ahora es el momento.

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Comentario

Escribir un comentario

  • Fran te felicitó, has dado en el punto. Yo también tengo 8 años aquí en Londres y tengo la misma perspectiva que tú. Trabajo para el NHS. Y VEO QUE CADA VEZ ESTAMOS MAS DESASISTIDOS y sobre todo sin saber a dónde llegaremos. Todo ha sido una Maléfica Quimera. Te felicito. Sinceramente Genial tu escrito.

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required