Portada » Opinión » Palabras desde Londres » Monarquías: El Rey pijo y la Reina abuela
Palabras desde Londres

Monarquías: El Rey pijo y la Reina abuela

Tanto en Andalucía como en  Reino Unido el Jefe del Estado es un monarca al que nadie ha elegido ni votado y nunca fue por consenso.

Aunque las instituciones de Andalucía no comtemplan la figura real, sí lo hace la Constitución Española la cual devuelve ciertas competencias bajo su paraguas, es decir, reconoce al Pueblo Andaluz y su derecho a autogestionarse y autogobernarse, siempre  supeditado a la estatalidad española. Por lo tanto, no tenemos rey pero estamos obligados a acatarlo.

Reino Unido se ha glorificado bajo su monarquía al estilo Imperio Romano, la Reina es la jefa política y religiosa, es la papisa de la Iglesia de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda, la cual se conoce como anglicana. Ella sí tiene el control directo en lo espiritual y no lo comparte con Roma, quizás la única diferencia sustancial entre las dos anacrónicas jefaturas.

Ambas monarquías se autodenominan parlamentarias y su rol debería ser testimonial, pero la cruda realidad es que las dos tienen mucho poder político, económico y ejercen su autoridad con mano férrea sobre las fuerzas armadas.

En lo politico marcan su ideología con el partido de turno que vaya gobernar y le dictan lo que pueden y no deben hacer o:” It is giving him hell”.

Cada estado juega un papel definido en la política exterior que a su vez es dirigida desde la OTAN, con bastante terquedad, por Estados Unidos de América. Las guerras de Iraq, Libia, Siria y el reconocimiento a Guaidó en Venezuela, el apoyo al golpe blando en Brasil y Honduras son un clarísimo ejemplo sin entrar en más detalles.

La industria armamentística  exige una  cuantiosa cantidad del erario público para su desarrollo y expansión y ellas (monarquías) también adquieren una suma importante para agrandar su ya enorme fortuna (la cual desconocemos y quién sabe donde se guarda).

“It is finger licking good”.

El hecho por el cual la Reina actual llegó a ser monarca británica  viene precedido por la exclusión de su tío, Edward VIII; por la oligarquía dirigente y su sustitución por el padre de la misma, George VI. Por lo tanto, seguiendo sus propias reglas, ella no debería haber sido reina, en principio, pero este tema lo publicaremos más adelante, porque la versión oficial es un cuento chino y una propaganda de entreguerras del s.XX y ya sabemos lo crueles que eran en esa época para todo.

El Rey español es nieto, quizás no de sangre, pero sí sentimental del dictador fascista a quien llamaba carinosamente abuelito. Al igual que su padre, defensor del Movimiento Nacional, en la moneda conmemorativa de 70 años de paz de 200 euros que parafrasea al lema de su abuelito se clarifica, por si hubiera dudas al respecto.

No olvidemos tampoco que su abuelo paterno y candidato a la corona para suceder a Alfonso XIII se alistó en el bando nacional. Después, al ganar la guerra, se mudó a Portugal recibiendo una generosa pensión del Estado Franquista. su hijo de ocho años fue criado por el Caudillo, al que siempre ha defendido y defiende. Si tenéis un poco de curiosidad, buscad la entrevista en youtube en la televisón suiza.  “Paint from the same brush”.

Una jefatura anacrónica protegida por la oligarquía y los mass media a niveles impensables. Todo es de color de rosa en sus vidas y cuando van al retrete solo orinan colonia.

Sin embargo, creemos que la Corona inglesa es víctima del amarillismo de su país, pero craso error, la víctima fue la oveja negra que no atendió a las reglas impuestas, usada como parachoque para acercar al pueblo llano para que crédulo pensara que “ellos son como nosotros”. Cierto miembro pagó muy caro el intentar llevar una vida diferente, pero lujosa y soñar con rehacer su vida. Ingenua si pensaba que el futurible rey de Inglaterra podría tener un hermanastro de padre musulmán. Obviamente son conjeturas, pero indagando en lo sucedido da mucho que pensar y otra vez  la versión oficial es simplemente estúpida.

En lo económico, no perdonan sector donde el cobre suena, van recibiendo por hacer “favores” a la oligarquía que paga, y muy bien, la apertura de negocios usando la red lobbista que han tejido durante tanto tiempo.

Legalmente son inmunes, ilegalmente, toda la familia (el caso de la Infanta, el Rey Emérito, entre otros tantos). En España se denuncia la duplicidad  de las competencias e instituciones del Estado Autonómico, pero nunca se refieren a las instituciones predemocráticas no actualizadas aún existentes como las diputaciones provinciales, las delegaciones del gobierno en las CCAA, herederas de los gobiernos civiles, y menos aún para ellos, los miembros de la Casa Real. El Estado cuenta con dos reyes y dos reinas, cada cual con su alto presupuesto, su cuerpo de seguridad y un largo etc…Particularmente, ¿a quiénes les reporta utilidad? , al Parlamento, ni mijita.

En las Islas Británicas tampoco se escapan a estos asuntos, por citar algunos de ellos, el pago de £20.000 en un billete para ir a Gales desde London,o ser “participle” en las adjudicaciones de las estaciones de trenes de la línea que recorrerá todo London,  aún en construcción. ¿Os suena la letra?

La vida de lujo desproporcionado llevada por sus hermanos hacer rabiar a la más empobrecida, cada vez, sociedad británica. ¿Cuáles son sus funciones?¿Para quiénes trabajan?

Incluso, desde hace un tiempo obligan a la Casa Real a pagar ciertos impuestos, eso no ha menguado su patrimonio. Una dama que controla la politica exterior, que a su vez, tiene bajo  su soberanía una lista de paraísos fiscales, no creo que que tenga problemas. Recordemos el caso de la Andalucia británica, Gibraltar; comparte Jefatura de estado, fuerzas armadas y política exterior, tres en uno.

Cualquier movimiento republicano en cada uno de estos estados es reprimido con dureza. Al principio, el vacio publicitario, luego si haces ruido van contra tí.

Durante las celebraciones del Jubileo, fiesta por las seis décadas de su coronación, vi con mis propios ojos cómo rodearon y ningunearon al movimiento republicano que prostestaba con voluntad de hierro, sin poder acercarse, ni siquiera de lejos, a cada punto donde se desarrollaba el evento.

En Andalucía se ha intentado equiparar república con la izquierda radical (como ellos la llaman), cuando la república es la forma de gobierno más decente que un estado puede alcanzar, no perfecta pero sí en el camino correcto.

 No sé si veré una Andalucia republicana en mi vida, pero sí seguiré apoyándola con mi granito de arena. El camino para acabar con la corrupción es cortándola de raíz, y ahí se empieza con la monarquia.

Por ultimo conmemorar esta semana entrante, el secuestro y asesinato de el Padre de la Patria Andaluza, ahora más que nunca hay que reivindicarlo, ya que los herederos de sus verdugos están atacando nuestros derechos y libertades ferozmente. “We stand up again!

Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Sobre el autor

Fran Pereira

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y tesón, y por ahora, en Londres, surfeando a contracorriente en la ola del Brexit.

Comentario

Escribir un comentario

  • Muy buen artículo Gran, pero debemos recordar que gran parte de esta Monarquía ,ha sido un ejemplo supremo de desarrollo y bien es cierto, que ojalá nuestro «Rey» plasmara los valores y principios que ha podido mantener està Monarquía en Inglaterra, tomando en cuánta puntos esenciales en nuestra idiosincrasia. También quería decir que cuando nombrastes , Honduras y Brasil como un golpe Blando, créeme que Venezuela … Ha sido salvajemente sacudida y ultrajada. Creo que este señor Guaidó , necesita más valor y coraje. Ha perdido mucha credibilidad. No creo que sea tiempo de descansar .. pero es mejor no decaer y ni seguir divagando. Felices dia señores. Una vez más ….!;

El tiempo en Sevilla

Suscríbete a Sevilla Actualidad

* indicates required