cabecera-opinion

El Graderío de la Catedral

Urnas moradasSevilla Actualidad

Las elecciones en las hermandades son algo indefinidamente patético. Un asunto que anda a caballo entre la fría política y ese amor fraterno que, según la cursilería cofrade, impera en nuestras corporaciones.

El Mirador

EmpatíaManuel Visglerio

Acabo de leer el discurso de agradecimiento que pronunció Meryl Streep, mi admiradísima Meryl Streep, al recibir el galardón honorífico “Cecil B. de Mille”, de los Premios “Globo de Oro”, en reconocimiento a su carrera de actriz.

Marea escorada

‘El mar’ de John BanvillePaco Ramos

Hace unos días leía una entrevista en la que Javier Marías afirmaba que John Banville poseía la mejor narrativa anglosajona de la actualidad. Entre las muchas obras de este autor irlandés, decidí hacer con El mar, una novela publicada en España en 2006 por la editorial Anagrama y que recibió el premio Booker Prize como mejor novela de l [ ... ]

Lo que nos hace humanos

¿No te das cuenta?Eduardo Parody

La historia se encarga continuamente con sus acontecimientos de susurrarnos al oído “¿no te das cuenta?”, y, en algunos momentos, cansada de no ser escuchada, nos pega una leche para confirmar que la estamos oyendo.

Rueda de reconocimiento

Selfgo: La búsqueda de uno mismoFrancis Segura

No había visto cosa igual desde que la aplicación para móviles y tablets Pokémon Go resucitara aquellos horrorosos muñecotes que había que reunir no me acuerdo cómo (de pequeño nunca me interesé en buscarlos).

El patio

Andalucía, más viva que nuncaDaniel Gallardo

Dejadme que os cuente una breve historia sobre nuestra tierra. En un día como hoy, 4 de diciembre de 2016, los acontecimientos que voy a narrar son tan importantes para todos nosotros que, a riesgo de contaros algo que ya sabéis, merece la pena recordar (y no olvidar).

La Sevilla Moderna

Otro obituario a Rita BarberáGermán Jiménez

Reconozco que, pese a nuestras diferencias, siento cierta empatía por Mariano Rajoy y me imagino lo difícil que ha tenido que ser esta última semana para el presidente, amigo y admirador de Rita Barberá.

La vuelta de tuerca

Comen y comen y vuelven a comerMaría José Santos

En los últimos años se ha convertido en una cita obligada contar en la agenda con una media de 10 comidas de Navidad: la de los compañeros del trabajo, la de los compañeros del gimnasio, la de los amigos de toda la vida, la de los compañeros del colegio de cuando teníamos 5 años, la del grupo del Whatsapp ese de la despedida de soltera q [ ... ]

Irresponsabilidad generacional

Jueves, 10 Enero 2013 09:00

Belén Zurbano

En una coyuntura que plantea que casi cuatro de cada diez andaluces vive en riesgo de pobreza la Universidad de Sevilla aprueba un Plan Propio de Investigación que frustra las expectativas de continuidad de los jóvenes investigadores.

Bajo las sempiternas razones-excusa de la austeridad, la reducción del presupuesto, la crisis al fin al cabo, la Universidad de Sevilla aprueba un V Plan Propio de Investigación desprovisto de mecanismos que garanticen la continuidad y promoción (que no continuismo ni ausencia de concurso público) de los jóvenes investigadores. Jóvenes investigadores cuyas carreras han sido diseñadas, orientadas y organizadas según los más estrictos criterios de calidad que existen actualmente (tema aparte de la crítica que pueda hacerse a los índices actuales): doctorados europeos, estancias internacionales, revisiones de las publicaciones por pares ciegos, nada de publicar en cualquier editorial de conocidos o compañeros, imposible en revistas de tu propia universidad, etc. Jóvenes investigadores cuyas trayectorias (mensualidades, estancias, congresos, conferencias) ha financiado el conjunto de la sociedad.

Sin entrar en los detalles el discurso es que “no hay sitio para todos”. Revestido de una dosis indolente de concupiscencia: nadie quiere prescindir de nadie, no se puede hacer más, es el dinero que hay, es el peor momento de la Universidad, no depende de nosotros… Como dice una buena politóloga que conozco: “el ayuntamiento mira a la comunidad, la comunidad a Madrid y Madrid a Alemania”. Y al final, todos mienten.

Porque a nadie se le escapa que es cierto que hay menos dinero para hacer las mismas cosas, por lo que, consiguientemente, debe operarse un cambio: o hacer menos cosas o hacerlas más baratas. Pues bien, la Universidad de Sevilla parece que ha tirado por la calle de en medio: echar a los que ya han formado (con el consiguiente despilfarro de dinero y conocimientos), protegiendo a los que siempre estuvieron (sin criterios de calidad y hasta sin dar palo al agua) pero, eso sí, manteniendo y aumentando el número de becas (minipunto electoralista al canto).

¿Alguien es capaz de explicarme cómo puede echarse a gente a la calle para que entre otra gente a la que van a volver a echar a la calle? Ah, sí, que ahora los becarios dan clase desde el primer año. ¿Qué clase de falacia es ésta? ¿Una suerte de pan para hoy y hambre para mañana o una forma de ganar adeptos “La US se compromete a mantener las becas predoctorales”? ¿Para qué, para luego darles las gracias y echarlos a la calle?

El V Plan Propio de Investigación de la Universidad de Sevilla es un acto flagrante de irresponsabilidad generacional donde los que tienen, por mínimo que sea, margen de maniobra para el diseño del mismo no han hecho sino preservar los puestos de quienes siempre han estado ahí ofreciendo amistosamente la calle a los que acaban de llegar, y, encima, asegurándose nuevos becarios que resten horas de docencias a aquellos que pueden ser directores de beca: los de siempre. 

www.SevillaActualidad.com

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar