cabecera-opinion

Tribuna

De la arrogancia de unos y el pesimismo de otros tras las elecciones generales

Nuestro país se encuentra sumido en un mar de sentimientos encontrados desde que se conocieron los resultados de las últimas elecciones.

El Graderío de la Catedral

Amantes y animales Mercedes Serrato

En la confluencia de la calle Juan de la Encina con Calería, del mismo modo que el fervor popular coloca ciertos azulejos, el clamor del vecindario ha colocado avisos a caninos sin excepción, instigando a que reeduquen a quienes los pasean.

Lo que nos hace humanos

El poder de la palabra escritaEduardo Parody

Abres el portátil, lo enciendes, esperas a que se inicie correctamente. Te vas al word, le das al clic y te sientas frente a una página en blanco. Te abstraes del exterior, de la mesa, de cualquier cuadro o póster que tengas delante, hasta que sólo ves ese color, el blanco, y no percibes la contaminación exterior en forma de distracciones, [ ... ]

Marea escorada

Insuflar el miedoPaco Ramos

El final de los años 60. El comienzo de los 70. La Primavera de Praga, el Mayo del 68, la Revolución de los Claveles, Woodstock contra Vietnam, Latinoamérica levantándose contra sus regímenes. Un mundo en lucha.

Rueda de reconocimiento

Los cielos de ce...NizaFrancis Segura

Tenía que haberme puesto a escribir. Debía haber superado la crisis de los últimos días y dejar puesta en pie la Rueda con antelación, como le había prometido al director en propósito de enmienda. Me arrepiento sobremanera, porque ahora, cuando debe comenzar el día y todavía ahí fuera ese de noche, no soy capaz de eludir, sobrevolando l [ ... ]

La Sevilla Moderna

Apología del cuñadoGermán Jiménez

El concepto cuñado (brother-in-law en inglés), según el abecé de la nueva política, responde a aquel hombre de más de dieciocho años que cuenta con una habilidad natural para opinar con aplastante autoridad sobre todo.

La vuelta de tuerca

Reflexión de jornadaMaría José Santos

Cada jornada electoral en mi familia celebrábamos nuestra particular fiesta de la democracia. Nos levantábamos a eso de las 8 con nuestras papeletas ya preparadas, íbamos a desayunar al bar que estaba cercano a nuestro colegio y no más tarde de las 10 ya habíamos depositado nuestro voto. Volvíamos a casa satisfechos por el deber cumplido e  [ ... ]

El blog de la redacción

Ignominia

Viernes, 24 Agosto 2012 08:00

Belén Zurbano

Del latin, 'ignonimia': afrenta pública.

cabecera-belen-zurbano

De lo que no cabe la menor duda es de que en tiempos de crisis las fauces del patriarcado se nos vuelven a toda la sociedad en su reflejo más fiel. En esta ocasión las palabras del republicano yanqui Todd Akin no dejan lugar a dudas de lo profundo en la caverna que se encuentran algunas mentalidades.

Este congresista que se ha atrevido a hablar de violaciones legítimas y de mecanismos naturales de cierre del cuerpo de la mujer (deberían hacerse experimentos para averiguar si también el cuerpo del hombre puede reaccionar de igual modo) ha puesto sobre la palestra pública el asunto de los derechos sexuales y reproductivos. El ya manido, pero no por ello solventado, asunto de las mujeres.

Tamaño despropósito (hablar de las mujeres como si tuvieran compuertas que activar que convierten agresiones sexuales en actos "legítimos") ha tenido lugar en el contexto del debate republicano sobre la reforma de la ley del aborto. Se plantean sencillamente prohibirlo. Incluso, en caso de violación o incesto. Lo que pretenden estos en su mayoría señores no es solamente legislar sobre las mujeres de un modo restrictivo para su propia existencia y libertad sino que también pretenden hacerlas convivir con el fruto de la barbarie más traumática a la que puedan ser sometidas: una agresión sexual.

Si en España alarmaba el hecho de que un político pudiese mangonear a su buen criterio el alumbramiento de hijos con malformaciones, en el supuesto cerebro del mundo se plantean que las mujeres alumbren a los hijos de quienes no las han respetado como personas, de quienes han abusado de ellas, que traigan al mundo los hijos de quienes probablemente las asaltaron de vuelta a casa forzándolas a un sexo en ningún momento consentido, incluso, si dicha agresión hubiera venido de manos de un pariente.

¿A qué queda relegada la supuesta defensa de la vida pues? A mujeres desgraciadas víctimas de los deseos de unos salvajes (los agresores) y de los designios de otros salvajes, estos con trajes (los políticos), que han de vivir para criar los frutos de su barbarie: los hijos engendrados en una agresión.

Esperemos que la sociedad norteamericana no lo permita. Y que a los republicanos no les dé por exigir también la custodia compartida. Capaces son. Desde la profundidad de la caverna no se atisba la luz de la razón.

Algunas –pocas, de todas las que tengo en conocimiento- recomendaciones sobre este tema de hijos, violaciones e incestos:

Película Les Incendies (tráiler en español: http://www.youtube.com/watch?v=YS7tTQTfGgU&feature=fvsr)

Informe sobre torturas a mujeres en la dictadura de Pinochet: http://elpais.com/diario/2004/11/30/internacional/1101769220_850215.html

www.SevillaActualidad.com

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar