Selfgo: La búsqueda de uno mismo

francis-segura-26-de-octubre-2016

No había visto cosa igual desde que la aplicación para móviles y tablets Pokémon Go resucitara aquellos horrorosos muñecotes que había que reunir no me acuerdo cómo (de pequeño nunca me interesé en buscarlos).

Re-veladores

Así se han mostrado los números que han puesto sobre la mesa las autoridades municipales sobre el elevado número de mesas y sillas que bares, restaurantes, fast-food-sites y otros han ido tendiendo sobre el plano de la ciudad, silenciosamente y sin darnos cuenta, hasta sembrar de hastío los corazones de los vecinos afectados por tal plaga, que empezó a multiplicarse en el entorno de la Plaza Nueva y ahora ya se extiende hasta la revoltosa Plaza de Calderón de la Barca, donde el entorno del mercado de la Feria se ha cintado de taburetes altos y bajos de todos los bares de la zona.

Luis Gordillo y Sevilla

Después de tres meses, la suma de las palabras parece tener una fórmula misteriosa, que he olvidado por lo prosaico del trabajo y la rutina. Como el viejo lector con monóculo, miro y remiro para encontrar el secreto que haga que fluyan las ideas y esta Rueda vuelva a su cíclico transcurrir.

Los cielos de ce...Niza

Tenía que haberme puesto a escribir. Debía haber superado la crisis de los últimos días y dejar puesta en pie la Rueda con antelación, como le había prometido al director en propósito de enmienda. Me arrepiento sobremanera, porque ahora, cuando debe comenzar el día y todavía ahí fuera ese de noche, no soy capaz de eludir, sobrevolando la Costa Azul, el trallazo de Niza.

Las pinturas de Sigena

Debo ponerles en antecedentes. En el centro de Aragón hay un pueblito de no mucho más de quinientos habitantes que se llama Villanueva de Sigena. En él, hace medio milenio nació Miguel Servet, una lustrosa figura de la ciencia en España que acabó sus días malamente bajo el filo de la espada calvinista.

The gardener’s dog

Dicho así, suena a novela de Conan Doyle, pero no, amigos, aludo al Fénix de las letras españolas, al singular y grandioso Lope de Vega.

¿Hola? De calor va la cosa

Me van a decir ustedes que vaya tema más intrascendente he escogido esta semana para la Rueda. Vamos, tan intrascendente que es lo de más se habla en lugares de esclavitud: el metro, el ascensor, el despacho de ése que te cae tela de gordo en el trabajo...

Brotes verdes de tomate

Como en mis mejores tiempos, es noche cerrada y estoy aquí, desafiando a las letras de la rueda mientras todo en mi casa duerme y mis vecinos aún no se han desperezado y han dicho "por fin es viernes".

Bosco, pínteme usted España

Saben ustedes que de cuando en cuando le echo una ojeada al panorama cultural de mi ciudad, que ahora se despide de las fiestas de primavera con los últimos coletazos de un Corpus más que descafeinado.

La burra vale 300.000.000 euros

Como si fuera vecino, pared con pared, de los partidos más importantes y viviese puerta con puerta de sus sedes sociales, he sentido estos días un poquito de jaleo en los despachos y cuchicheo en los pasillos.

Almería y su manera de ser

De nuevo toca viajar. Abrirse a nuevas realidades, o quizás descubrirlas mejor. Me dirijo a Almería, donde me espera un compromiso literario de los que suelen colmar mi agenda y que me llevan de una punta a otra de Andalucía.

Uno de "Abrid"

Hija mía, pensaba que no ibas a llegar nunca. Te estábamos esperando como agua de mayo. Sí, prima. Prima Vera. Mi prima Vera es muy despistada y nos hace preocuparnos en exceso. Parece mentira que hace una semana llegara, como cuando te llega esa familia del pueblo y no sabes dónde colocarla. Así me vino mi Prima Vera. Con la Macarena en la calle. Sí, es que ella es así de oportuna.

La Misa del Valle

Sí, es verdad. Yo prometí que en esta columna no iba a hablar de cofradías. Dije que no venía a esta casa a seguir con mi rutina semanasantera, pero como ya he roto la promesa con la previa de las vísperas que anda ya por aquí, me puedo permitir esta licencia.

El agua en mi casa... la vida en Venezuela

Dice el refrán que nadie valora lo que tiene hasta que lo pierde. O hasta que es sustraído de forma inesperada o injusta. Vivimos rodeados de comodidades y de lujos y los tenemos ahí, al alcance de la mano, con sólo apretar un interruptor o abrir el grifo.

La pausa obligada

Si es que tomas, querido lector, cada semana el disgusto de buscar mis líneas en esta red que es el papel de Sevilla Actualidad, notarías que la semana pasada fallé a la cita y no concurrí a la citación de la Rueda de Reconocimiento.

El silencio de la ciudad

Cuando aquel adinerado vivía en la ciudad, en una casona en pleno centro, de las de empinada escalera y zaguán de mármoles, añoraba una casa en el campo, donde sus mastines correr pudieran a lo ancho de sus posesiones.

Criando fama de españoles

La protagonista de hoy es una chica polaca, una artista global (baila, diseña, hace fotografía artística), que, habiendo dado con sus huesos en esta metrópolis de Monipodio y de la Virgen Santísima, padece las veleidades financieras y jurídicas de su jefa, que regenta un negocio de hostelería en pleno centro de Sevilla, mostrando esa ciudad de telón y cartón piedra que nos encargamos de vender y que no es ni más ni menos buena que la Roma de los templos o la Grecia de las piedras y la anastilosis.