maria jose santos 120516
La vuelta de tuerca

Gracias

Apenas pude verte. Cuando llegué él ya estaba dentro y solo a través de una pequeña rendija de la puerta pude ver tu silueta. Eras una mujer. Desde entonces, para mí un ángel con bata blanca que acertó a dar con la dolencia de lo que a mí en aquel momento más me dolía.

Y luego como otro ángel, esta vez vestido de verde, viniste a recibirle en aquella sala grande que, a las 2 de la mañana estaba rebosante de vida. Luego vino otro, y otro, y otro… hasta llegar a las puertas mismas de un quirófano que tan solo unas horas antes no pensábamos pisar.

Y así fuisteis todos discurriendo ante nosotros hasta completar un número que no logro recordar de caras y nombres que habéis hecho posible que a día de hoy no haya pasado nada, quetodo haya quedado en un gran susto.

Por eso, mi agradecimiento a todos vosotros cuyos nombres y caras lamentablemente no recuerdo, pero a los que nunca olvidaré por vuestros hechos, vuestra atención y vuestra profesionalidad. Ojalá todos fuéramos más conscientes de vuestro esfuerzo y no permitiéramos que jugaran con vuestro pan que, además, es nuestra salud.

Sobre el autor

María José Santos

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo en Sevilla

tiempo.es

La prensa en andaluz

Medios en igualdad

Registrarse para Sevilla Actualidad

* = campo obligatorio