cabecera-el-graderio

Esa ventana que era biblioteca

mercedes-serrato-24-04-17

Recuerdo, con la nostalgia con la que ya pensamos a estas alturas de la suma de décadas esa mañana en que la señorita María, nos dijo que en la hora del recreo, la biblioteca iba a estar abierta, por si queríamos ir.

No diga Águilas, diga San Esteban

mercedes-serrato-17-04-17

Superando la desgana vital que nos atenaza, como comenta Francis Segura en la última crónica de estos días, yo, tras sesudos análisis y tertulias de barra que han averiguado todo lo averiguable y arreglado todo lo arreglable, yo, como decía, vengo a hablar de una cosa que me toca el alma de manera literal.

Costumbrismo desacostumbrado

mercedes-serrato-3-4-17

La ciudad madre del escaparate de las vanidades, no sólo establece los ritos, las reglas, los actos y las tradiciones a seguir, sino que los aumenta y multiplica a placer, sin importar la fuerza o importancia de su contenido, simplemente se reproducen como las colonias de hongos.

La dignidad de crear

mercedes-serrato-27-03-17

La creación debe ser un acto de respeto, un respeto de quien crea por su propia obra, y de respeto del resto hacia la obra en sí. Esta simbiosis rara vez se cumple, y no tanto por las críticas del público, sino por la primera parte no contratante de la cuestión.

La ciudad estación

mercedes-serrato-20-03-17

Siempre defenderé, sin tregua ni cuartel, que Sevilla alcanza su máximo estado de belleza en otoño, aunque la lírica, la publicidad y el regionalismo defiendan a ultranza la ciudad en Primavera.

La vida que sí cambia

mercedes-serrato-13-de-marzo-de2017

Hay semanas en que tu vida personal eclipsa por completo cualquier noticia de actualidad en relación con la vida pública. Quien escribe opinión, no sólo opina de lo ajeno; en realidad su principal ocupación es opinar constantemente de lo propio.

8 de Marzo: El día irremediable

mercedes-serrato-8-marzo-17

Hace poco tuve que rellenar un formulario personal, y sometiéndome al autoanálisis que estas cosas pueden suponerte, llegué a escribir: "Feminista porque no me quedó otra opción posible". Y es que cuando no existen los caminos fáciles, sólo te queda el camino irremediable.

Cine del bueno

mercedes-serrato-6-febrero-2017

Como el nacionalismo a gran escala me da pereza, o miedo, o quizás grima, suele costarme esa desaforada defensa, sin más adjetivos calificativos, que intenta elevar a toda costa el "cine español".

La mujer que no esperó sus aplausos

mercedes-serrato-27--2-17

El columnismo de opinión, como ya he comentado alguna vez, tiene ciertos riesgos perversos: convertir tu espacio en una necrológica extensa ensalzando a personas que nos dejan, divagar excesivamente con temas que no interesan a nadie, transformar tu columna en un piropeo y dedicatoria de familiares y amistades, pelotear o promocionar a unas y otros…

El increíble y fascinante ser humano

mercedes-serrato-20-febrero

Los anuncios de refrescos y compañías de seguros nos han repetido hasta la saciedad que el ser humano es fascinante, una criatura maravillosa, capaz de las mejores cosas y a veces, con el añadido de que quiere pasarlo bien en todo momento.

Una mujer, como muchas

mercedes-serrato-13-febrero-2017

Teniendo entre manos proyectos que podríamos catalogar de importantes, tales como una tesis doctoral, cuestiones de índole laboral y profesional, cursos y formaciones, artículos y trabajos con fecha de entrega; estoy dedicando gran parte de mi tiempo, no sin remordimientos, a la renovación flamenca que mi vestuario de Feria requiere. Podríamos parafrasear alguna cita diciendo: "No soy yo, es mi socialización".

La Generación Becaria

mercedes-serrato-30-enero-2017

En principio, como tantas cosas, era una buena idea. Hay muchas buenas ideas, que cocidas a determinada temperatura, acaban siendo todo lo contrario de lo que pretendían en sus orígenes.

Omnia consumatum est

Por más que a cierto sector del planeta le sorprendiera la elección de Trump, es un hecho, uno consumado.

Urnas moradas

Las elecciones en las hermandades son algo indefinidamente patético. Un asunto que anda a caballo entre la fría política y ese amor fraterno que, según la cursilería cofrade, impera en nuestras corporaciones.

Esto no es un museo

A veces tengo la extraña sensación de que no disfruto mi tierra como las ajenas. Intento no ser una de esas personas que viven sin valorar lo que tienen cerca, pero a veces hay cosas que se me escapan. Hacía muchísimo que no iba al Museo de Bellas Artes, y con la excusa de "Los objetos hablan", allá fui, repitiendo un gesto que suelo hacer más en ciudades donde soy forastera.

Navidad: patrimonio de nadie

Con el poco espíritu navideño que tengo, he pasado y analizado todos los discursos posibles: el anticapitalista, el religioso, el de la fraternidad por la fraternidad, el de no quejarse y sonreír venga lo que venga, el fatalista, el mimético con el entorno…

Ni oráculo ni agente internacional

Declararse feminista hoy en día parece más peligroso que en décadas pasadas; en parte, por la radicalización de un mundo en que cualquiera sabe que es lo correcto, a la vez que nadie se atreve a ir contra lo políticamente correcto, situando esto último en donde mejor convenga.

La mendicidad del Siglo XXI

Cuando se destapa una estafa como la que apunta ser la llevada a cabo por los padres de Nadia Nerea, se tambalean varios cimientos de la solidaridad colectiva.