cabecera-el-graderio

El increíble y fascinante ser humano

mercedes-serrato-20-febrero

Los anuncios de refrescos y compañías de seguros nos han repetido hasta la saciedad que el ser humano es fascinante, una criatura maravillosa, capaz de las mejores cosas y a veces, con el añadido de que quiere pasarlo bien en todo momento.

Una mujer, como muchas

mercedes-serrato-13-febrero-2017

Teniendo entre manos proyectos que podríamos catalogar de importantes, tales como una tesis doctoral, cuestiones de índole laboral y profesional, cursos y formaciones, artículos y trabajos con fecha de entrega; estoy dedicando gran parte de mi tiempo, no sin remordimientos, a la renovación flamenca que mi vestuario de Feria requiere. Podríamos parafrasear alguna cita diciendo: "No soy yo, es mi socialización".

La Generación Becaria

mercedes-serrato-30-enero-2017

En principio, como tantas cosas, era una buena idea. Hay muchas buenas ideas, que cocidas a determinada temperatura, acaban siendo todo lo contrario de lo que pretendían en sus orígenes.

Omnia consumatum est

Por más que a cierto sector del planeta le sorprendiera la elección de Trump, es un hecho, uno consumado.

Urnas moradas

Las elecciones en las hermandades son algo indefinidamente patético. Un asunto que anda a caballo entre la fría política y ese amor fraterno que, según la cursilería cofrade, impera en nuestras corporaciones.

Esto no es un museo

A veces tengo la extraña sensación de que no disfruto mi tierra como las ajenas. Intento no ser una de esas personas que viven sin valorar lo que tienen cerca, pero a veces hay cosas que se me escapan. Hacía muchísimo que no iba al Museo de Bellas Artes, y con la excusa de "Los objetos hablan", allá fui, repitiendo un gesto que suelo hacer más en ciudades donde soy forastera.

Navidad: patrimonio de nadie

Con el poco espíritu navideño que tengo, he pasado y analizado todos los discursos posibles: el anticapitalista, el religioso, el de la fraternidad por la fraternidad, el de no quejarse y sonreír venga lo que venga, el fatalista, el mimético con el entorno…

Ni oráculo ni agente internacional

Declararse feminista hoy en día parece más peligroso que en décadas pasadas; en parte, por la radicalización de un mundo en que cualquiera sabe que es lo correcto, a la vez que nadie se atreve a ir contra lo políticamente correcto, situando esto último en donde mejor convenga.

La mendicidad del Siglo XXI

Cuando se destapa una estafa como la que apunta ser la llevada a cabo por los padres de Nadia Nerea, se tambalean varios cimientos de la solidaridad colectiva.

A mí tampoco me gusta

A veces hasta es doloroso no seguir la corriente, no contagiarse de lo que los medios vomitan y la masa refrenda. Es esa sensación alienígena cuando ves la lista de TT y no conoces la mitad de cuestiones, o cuando te etiquetan en alguna publicación sin que entiendas por qué a ti.

Fuenteovejuna

Hace unos días, en la cuenta de Twitter del centro TNT Atalaya, publicaban que las administraciones de estos contornos no se lo ponían nada fácil, lo cual les hacía plantearse la emigración a entornos más favorables para su proyecto. Esto me dio pena, a la vez que me resultaba comprensible y lógico.

Confesiones literarias

Hay vergüenzas literarias patrias que sólo se le confiesan a una persona extranjera, y más de una vez he recibido una de estas confesiones; "No soporto a Tolstoi", "Jamás leí Rayuela", "Nunca terminé un libro de García Márquez".

Jesús Heredia y la peña científica

Llevo una temporada demasiado inmersa en cuestiones formales del aprendizaje académico, y eso, por más que te guste, llega a atrofiarte las neuronas por el sometimiento a la literatura especializada.

¿Qué será de Bill?

El agradable ennui de los días de lluvia es la excusa para poder vaguear por encima de tus posibilidades. El encadenamiento al sofá y la mantita hace que acabes viendo cualquier cosa en la tele donde no se grite mucho.

Liando el taco

Igual que hay semanas que no se sabe que tema traer al Graderío, por desgana, desinterés, o porque las cuestiones ya están manidas y repasadas; hay semanas que la saturación de temas es tal, que no puedes decantarte por uno solo.

¿Seppuku en Ferraz?

Hay quien habrá podido zamparse, incluso con poco trabajo, el argumento de "facilitar la gobernabilidad"". Mucha otra gente, aún alucinamos en colores al pensar lo que está pasando en el Partido Socialista Obrero Español, si es que aún quieren llamarse así, que lo mismo un cambio de nombre es buena idea.

Lo digno es…

En nuestra sociedad, la muerte se ha desterrado tanto de la cotidianidad que casi es un tema infrecuente, salvo para estadistas, profesionales de la medicina y el campo filosófico. Todo lo demás son tanatorios enmoquetados, cifras asépticas de gente que deja de existir y eufemismos varios.

El día que no fuimos "influencers"

Mi amigo Manu vive ese incierto vértigo cada vez que lo traigo a estas páginas, que ya van unas cuantas. Salir en esta columna, por escaso que sea su público, puede ser ponerte en el foco de esos detractores que saltan al cuello a poco que me descuido.