cabecera-opinion

Tribuna

De la arrogancia de unos y el pesimismo de otros tras las elecciones generales

Nuestro país se encuentra sumido en un mar de sentimientos encontrados desde que se conocieron los resultados de las últimas elecciones.

El Graderío de la Catedral

Amantes y animales Mercedes Serrato

En la confluencia de la calle Juan de la Encina con Calería, del mismo modo que el fervor popular coloca ciertos azulejos, el clamor del vecindario ha colocado avisos a caninos sin excepción, instigando a que reeduquen a quienes los pasean.

Lo que nos hace humanos

AcostumbrarseEduardo Parody

A que ya no tienes edad de buscar la teta, a las comidas buenas y las no tan buenas, a que no siempre tienes razón, a que no se puede hacer todo lo que quieras sin pensar en el resto, a que el planeta lo habitan más personas que tú mismo, a que no todo el mundo está en tu contra, a crecer, a que vuelvas a tener edad de buscar la teta aun [ ... ]

Marea escorada

Insuflar el miedoPaco Ramos

El final de los años 60. El comienzo de los 70. La Primavera de Praga, el Mayo del 68, la Revolución de los Claveles, Woodstock contra Vietnam, Latinoamérica levantándose contra sus regímenes. Un mundo en lucha.

Rueda de reconocimiento

Los cielos de ce...NizaFrancis Segura

Tenía que haberme puesto a escribir. Debía haber superado la crisis de los últimos días y dejar puesta en pie la Rueda con antelación, como le había prometido al director en propósito de enmienda. Me arrepiento sobremanera, porque ahora, cuando debe comenzar el día y todavía ahí fuera ese de noche, no soy capaz de eludir, sobrevolando la  [ ... ]

La Sevilla Moderna

Apología del cuñadoGermán Jiménez

El concepto cuñado (brother-in-law en inglés), según el abecé de la nueva política, responde a aquel hombre de más de dieciocho años que cuenta con una habilidad natural para opinar con aplastante autoridad sobre todo.

La vuelta de tuerca

Reflexión de jornadaMaría José Santos

Cada jornada electoral en mi familia celebrábamos nuestra particular fiesta de la democracia. Nos levantábamos a eso de las 8 con nuestras papeletas ya preparadas, íbamos a desayunar al bar que estaba cercano a nuestro colegio y no más tarde de las 10 ya habíamos depositado nuestro voto. Volvíamos a casa satisfechos por el deber cumplido e il [ ... ]

El blog de la redacción

Enseñando dignidad

Martes, 26 Febrero 2013 00:27

Christopher Rivas

Son hombres y mujeres. Jóvenes y mayores. Gustos, opiniones y posiblemente ideologías distintas, pero todos son trabajadores que se ven en la calle por la decisión de una multinacional que se va de Andalucía. Podrían ser muchos desde Huelva hasta Almería.

Pero escribo estas líneas pensando en los 228 de Roca en Alcalá de Guadaíra. Son dos meses los que llevan sin poder dormir tranquilos. Muchos empiezan a no poder pagar sus hipotecas.

El domingo acabó el período de negociación del ERE que pretende poner fin a medio siglo de historia de Roca en Andalucía. Una factoría que no hace tanto daba a medio millar de familias el sustento principal de sus vidas. Ahora la crisis arrecia y Roca se va. Ellos se quedan sin trabajo y sin futuro. Pero tienen claro que mantendrán hasta el final su dignidad.

Las uvas se las comieron en la Catedral de Sevilla. Han caminado en defensa de sus empleos. Han recorrido andando la distancia hasta el Parlamento andaluz. Y no han decaído. Se han reunido con alcaldes, concejales, diputados, y sumado apoyos de todos los colores. Han soportado la lluvia, el viento y el frío. Y no han decaído.

Llevan dos meses de aguante moral, económico y social. Defienden más que un empleo. No se trata de una indemnización, ni de la terminación de un acuerdo laboral. Luchan por el mantenimiento de una actividad industrial y por un futuro mejor en la tierra donde han construido sus vidas, ahora en suspenso. Persisten en mantener la actividad en Andalucía. Y no han decaído.

Desde esta noche están encerrados a cal y canto en la fábrica. Sin el mínimo atisbo de violencia ni tensión. Pacientes y persistentes. En ocasiones hasta silentes. Allí seguirán hasta el jueves, el día de Andalucía. Saldrán hacia Sevilla para manifestarse.

Y es que, para despistados con campañas de artificio y publicidad impostada, que buscan usar Andalucía como un ariete más en la lucha deshonesta, hay que recordar que defender Andalucía no es alzar una bandera más grande. Tampoco cantar más fuerte el himno.

Defender Andalucía es lo que hacen estos hombres y mujeres de luz, alma de corporaciones sin rostro para las que el valor y la dignidad no son letra de cambio. Ellos sí que defienden Andalucía. Son andaluces enseñando dignidad.

www.SevillaActualidad.com

Escribir un comentario

Sevilla Actualidad no se hace responsable de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios de los artículos. Además se reserva el derecho de eliminar comentarios que alberguen contenidos ofensivos o atenten contra los usuarios.

Código de seguridad
Refescar